Versión Movil
Ir a la versión de Escritorio
Psicología Online | Monografías | Psicologia Clinica | Psicopatología un punto de enfoque para los clínicos

Monografías / Psicologia Clinica

Psicopatología un punto de enfoque para los clínicos
Por: Lic. Javier Lovo
 
Tabla de Contenido

Introducción.

Descripción.

Análisis General.

Actualización.

Discusiones.

Recomendaciones.

Conclusión.

Bibliografía.

 

Introducción

Estudiamos la sicopatología porque se fundamenta como la psicología anormal en aquellos comportamientos que no son acordes con las definiciones de anormalidad(Maddux, Gosselin & Winstead, 2005, p. 4), de ipso facto cualquier persona es propensa a sufrir alguna clase de psicopatología, he conocido muchos casos, una señora que murió cerca de mi casa cuando aun era un niño, perdida en un grave caso de demencia, sin ningún tratamiento y alejada de su familia, dos o tres personas mas que se han suicidado por diversas causas, una de ellas quizás con un desorden psicopatológico mas grave, los otros deprimidos, cientos de personas a nuestro alrededor con fobias de diversas clases, con desordenes emocionales o de comportamiento, la sicopatología ha venido a ser mas común de lo que creíamos y de gran interés para la psicología que se afana en tratarla y en descubrir todos sus factores, de manera que este texto es un buen punto para ese comienzo de esta comprensión.

La sicopatología es el estudio científico y lógico de el comportamiento anormal, de sus causas como resultados, es decir desde todas sus perspectivas sean esta de la índole que sea, difiere de la psiquiatría como la psicología por sus aproximaciones comportamentales o medico-biológica de algunos modelos, aunque en los años mas recientes ha existido una tendencia mas centrada hacia la unificación de una visión mas ecléctica lo que no quiere decir que todas las diferencias que desde hace años ha venido presentando el estudio científico de los desordenes del comportamiento se hayan terminado o se haya llegado a un consenso que aun esta muy lejos de alcanzarse.

La sicopatología se fundamenta de los aportes de numerosas disciplinas por lo que no se puede tomar como parte exclusiva de ninguna disciplina en particular ya que son muchas áreas las que la enriquecen tanto como las que hacen uso de sus aportes en diversas practicas con el ser humano, las ciencias medicas, la psicología, las neurociencias, tanto como la antropología entre otras disciplinas pueden aportar valiosos aportes que se tienen que tomar en cuenta tanto como material de estudio tanto como aportes a las continuas interrogantes de la ciencia psicopatológica que busca la comprensión de numerosos aspectos involucrados en los desordenes del comportamiento. Esta ciencia unificada estudia desde aspectos que involucran aspectos funcionales, tanto como estructurales de la mente y el cerebro tanto como del cuerpo humano así como los resultados de dichos aspectos que se involucren en el comportamiento anormal.

Hemos de saber que la palabra sicopatología se compone etimológicamente de dos palabras griegas con un significado propio (psyche ) que significa originalmente alma, pero que posteriormente ha pasado a ser sobreentendida como comportamiento, (pathos), enfermedad o desorden y (logos) que significa ciencia, conocimiento, tratado o saber, se ha pasado en términos prácticos a darle usos descriptivos para mencionarlo como a un síntoma o suponer la presencia de un desorden aun antes de su comprobación, también como designación de la ciencia que estudia los cambios de comportamiento que no pueden explicarse en términos de naturaleza normal o aquello que se entiende como regularidad, lo que se entiende como cambios que no son originados ni por la madurez natural del individuo, por aprendizaje ni por maduración, desde cierta perspectiva mas acercada al ámbito de la salud se entiende como aquello no sano, de acuerdo a la perspectiva que se use se puede o no usar el termino enfermedad o desorden.

La sicopatología es la búsqueda de esas respuestas a esas interrogantes, preguntas como las repuestas a los grandes desordenes mentales, tanto como la depresión, el malhumor, que origina aspectos como esto dentro de nuestro cerebro y de ser posible cual es su mejor tratamiento.

Descripción

Los desordenes mentales han existido desde siempre, podemos rastrear las descripciones de comportamientos anormales hasta las culturas mas antiguas, en el terreno de los hechos podemos decir que no existe cultura alguna que no haya tenido su propia definición de aquellos que se considera normal o anormal en el comportamiento(Hollingworth, 1930, p. 22), por lo general en un primer momento mezclado con aspectos mágico animistas, por lo que atribuían atributos sobrenaturales a las personas con determinado desorden para bien o para mal, en un primer momento el shaman o sacerdote ostentaba el cargo de interpretar y tratar estos desordenes que por lo general se enfocaban como base clasificatoria en la religión, la mística y la magia, los tratamientos por lo general incluían rezos, baños, tomas de menjurjes y hierbas, los azotes, el hambre, la flagelación hasta el sacrificio por citar algunos de los métodos mas graves. Griegos, egipcios, incas, chinos, hindúes fueron familiares muchas veces con los desordenes de los que ahora somos testigos y que identificamos como desordenes mentales, pero de la misma forma toda esa serie de marginaciones, maltratos e incomprensión que se ha demostrado a las personas que sufren alguna clase de desorden tampoco han cambiado, ya que se mantiene una actitud muy poco comprensiva hacia esta clase de personas que por una u otra razón sufren de algún desorden. En algunas épocas han sido endemoniados, castigados por los dioses, por una brujería, lo que conlleva un irrespeto incluso a los principios humanos que aun en nuestros días perdura y que muchas religiones y creencias alientan.

Los primeros intentos de una comprensión lógica de los desordenes mentales no aparece hasta hace algo mas de dos mil años con los griegos, con personajes tales como Hipócrates quien se conoce como el padre de la medicina moderna, quien afirma que algunas enfermedades mentales tiene causas orgánicas, describe en sus apuntes numerosos desordenes ampliamente estudiados por la ciencia moderna, nos habla de las disfunciones fisiológicas, trata de explicar que los desordenes tienen un origen somático y que no necesariamente es consecuencia de causas divinas como se supones hasta esas fechas.  Después aparecen platón y Aristóteles, (Brown & Menninger, 1940, p. 27), platón con su teoría de los conflictos psicológicos y su dualidad espíritu-materia, Aristóteles negaba la causalidad de los desordenes mentales al creer a la mente un ente inmaterial y por lo tanto insuceptible a sufrir cualquier clase de desordenes fueron las ideas de Aristóteles quienes contribuyeron al tardío desarrollo de la sicopatología.  Después de estas ideas y de algunas posteriores en algunos individuos en la cultura romana que solo añadieron ciertos aspectos a estas teorías se entra a lo que se llamo la edad media cuando se presenta un grave retroceso en todas las áreas del saber, fruto de la edad media es la llamada inquisición, que no fue sino una obra de personas perturbadas por sus ideales religiosos en contra de otras personas muchas de la cuales eran victimas de graves desordenes de ordenes, biológicos, psicológicos o socioculturales, lo que no impido que terminaran en la hoguera.

Las modernas ideas sobre sicopatología son mucho mas recientes a lo que podría esperarse, en los tardíos 1700 con la revolución francesa surge una nueva manera de tratar y manejar a las personas con desordenes mentales, por ese tiempo el medico Philippe pinel desarrolla lo que llama tratamiento moral(Bennett, 2006, p. 6), que es un cambio de actitud hacia aquellos que sufren algún desorden y como tienen que ser tratados para su recuperación, de manera mucho mas reciente surge un renovado interés en los aspectos somatogenicos de los desordenes, al igual al mostrado 2000 años antes por Hipócrates y sus seguidores, en ese ambiente comienza a delinearse la psiquiatría con figuras como kraepelin o bleuler, en esta época muchos desordenes fueron catalogados como desordenes mentales, kraepelin desarrolla su método de clasificación que aun se sigue usando y hace continuos avances al entendimiento de la sicopatología, surge un marcado interés por los aspectos fisio0-biológicos de los desordenes, mientras que otros creen en la psicogenesis de los problemas mentales, así se comienzan a desarrollar aproximaciones separadas dependiendo de cada disciplina, por lo general son estas dos principales visiones de somato génesis y psicogenesis las que han dominado la visión de la mayoría de aproximaciones a la sicopatología científica. Las modernas neurociencias y todas las nuevas tecnologías que la ciencia moderna ha traído al campo de estudio han hecho lo suyo al permitir explorar el cerebro de una manera mas eficaz, en busca de la etiología y desarrollo de los desordenes.

En los últimos años ha existido una tendencia hacia un modelo ecléctico que involucre factores somáticos como psicológicos, lo que no termina de ser aceptado aun hoy en día completamente por las disciplinas que la toman como una parte de su objeto de estudio.

Resulta muy fácil decir que la sicopatología es la ciencia de los procesos o cambios anormales en el comportamiento y la mente, palabras que serien suficientes para asegurar que contamos ya con una definición que seria suficiente si solo se tratara de un termino teórico pero en términos aplicados de uso diario, el termino anormal o normal involucra algo mas que solo una definición, ha de decirse que por lo general una definición adecuada sobre normalidad o anormalidad no es algo sencillo como pudiera parecer, ya que ambos términos son por lo general muy variables y pueden cambiar su significado atendiendo a muchos factores que pueden alterar su significado o comprensión de dichos aspectos.

Podríamos atenernos a una definición general bajo la cual anormal seria solo la desviación de lo normal y normal seria la clasificación o regla estándar que se da con cierta autoridad (Maddux, Gosselin & Winstead, 2005, p. 16), por lo general hacemos uso de la ética y la lógica para definir la normalidad en términos descriptivos. Los médicos han usado desde hace mucho el Término anormal para indicar cuando algo no anda bien en el cuerpo, pero en el aspecto mental no se puede tomar tan solo de esa manera.

Cualquier texto debería de comenzar con una definición exacta del tema en cuestión al que ha de referirse su autor, así debiera de serlo de acuerdo a las reglas mas generales cuando se trata de escribir un texto que cubra un tópico en general, pero si nos referimos a la sicopatología nos encontramos con una serie de obstáculos por sortear, ya que no existe una definición general y única sobre lo que se debería de considerar como su objeto de estudio y mucho menos en sus enfoque hacia su objeto de estudio, el tema ha sido objeto de acalorados debates que aun hoy en día dejan mucho que desear, históricamente la sicopatología ha sido objeto cerrado entre la psiquiatría y la psicología, cada cual empujando hacia su rumbo en visiones que iban desde lo puramente biológico hasta lo completamente conductual, ninguna quería aceptar una visión integradora del otro, una visión que desafortunadamente aun ronda en muchos profesionales de ambas disciplinas. En general se entiende como la ciencia de los desordenes mentales, allí empiezan las discusiones , como por ejemplo si pueden los desordenes mentales clasificarse de una manera científica ,su terminología , su uso científico validos, y mas allá que se debe de considerar un desorden mental, nadie puede explicarlo claramente aunque no faltan las ideas, para empezar nadie puede afirmar enfáticamente que se debe de considerar como normal y si no es posible saber que es lo que es normal mucho menos se puede saber lo que debería de ser anormal, ese la punta del iceberg pero no la única dificultad en este tema.

Se han desarrollado algunas concepciones de lo mas generales, por ejemplo la psicopatología desde el punto de vista de las desviaciones estadísticas que vendrían a ser , que el punto de vista que se aleja de la mayoría normal es anormal, es decir lejano al promedio de la mayoría de personas y como se comportan.

También pudiera considerarse la sicopatología como un comportamiento mal adaptativo, es decir poco efectivo desde ciertas reglas previamente señaladas por cierto grupo de personas bajo ciertas reglas que no dejan de lado el aspecto estadístico de dicha definición. También se han creado acercamientos que usan aspectos como la discapacidad para ciertos comportamientos o la desviación a ciertas reglas sociales aceptables como objeto de la sicopatología, aunque el punto no termina de estar del todo claro como podría esperarse en un aspecto tan importante como lo es este. En usos recientes se usa un termino mas ecléctico que ve los orígenes de la sicopatología desde muchos ámbitos principalmente desde la desviación de normas o comportamiento sociales aceptables hasta una mal función de el sistema fisiológico o anatómico en el cuerpo humano, dado que uno de los aspectos podría bien conducir hacia el otro y encontrarse en cierto punto en una sola vía. Esto ha venido a romper en parte la tendencia tan general que ha dominado desde tiempos inmemoriales la historia de la sicopatología sobre si los desordenes mentales tienen origen somatogenicos o psicogénicos, es decir si ha sido un aspecto meramente biológico una disfunción fisiológica o una desviación psicológica que podría o no tener causas sociales o culturales en sus origen y causa (Widiger & Sankis, 2000, p. 377). Podemos rastrear dichos factores hasta la mas antigua historia pasando por personajes tan conocidos como Hipócrates el llamado padre de la medicina, filósofos como platón y Aristóteles que sin duda dieron un nuevo sentido a la sicopatología con su pensamiento que ha influido notablemente en nuestra visión de la sicopatología, pero también otros grandes hombre han hecho sus contribuciones en cierta medida no se puede dejar de lado nombres tan importantes como Freud, kraepelin, bleuler entre otros, que han ayudado al desarrollo de la sicopatología  hasta su punto actual.

De manera reciente y gracias al notable avance de áreas como las neurociencias que han dado una nueva e inesperada visión de el objeto de estudio, se ha comenzado a delinear un modelo que supone la unión de todos los factores desde los mas simples hasta los mas complejos para una mejor comprensión de dichos aspectos en una mirada mas amplia y profunda de la que se tenia, la nueva neurociencia ha emergido durante las ultimas dos décadas con un formidable progreso en la ciencia de la mente(Barber, 2008)pero aun esto no ha terminado de aclarar lo que se debe de considerar normal o anormal, no tienen una definición o criterio de validez tan grande como debiera dejando muchas veces en manos del clínico una definición subjetiva y personal de dichos aspectos.

Análisis General

La mente es una estructura compleja que nos deslumbra con sus misterios que aun la ciencia humana no ha sido capaz de descifrar completamente, asentada en la estructura biológica llamada cerebro continua siendo uno de los grandes misterios del ser humano a pesar de los notables avances en el área de las neurociencias, es poco lo que se ha descubierto, comparado con la cantidad de datos y procesos que la mente como tal es capaz de realizar.

En ocasiones sin embargo, el equilibrio que la mente mantiene en el ser humano, se rompe o se altera por diversas causas de diversas índoles.

Ya que sabemos que la mente se asienta en el cerebro, el centro supervisor del sistema nervioso en todos los vertebrados, y que también sirve  como el sitio de las emociones, la memoria, la autoconciencia y los pensamientos.("Brain," 2009) , el cerebro es una estructura orgánica compleja pero que se ha llegado a estudiar cuando menos en partes generales, se busco la comprensión, el desarrollo y de cierta manera la intervención de los desordenes partiendo desde esta premisa, es allí donde se fundamenta el modelo psiquiátrico-biológico, es decir en la búsqueda de las causas y la intervención, tal y cual lo hace el resto de la medicina, ciencia aplicada y teórica a la que pertenece la psiquiatría, aunque claro esta usando los conocimientos de biología que tenemos hasta la fecha.

La mayor parte de la psiquiatría ve a la sicopatología en sus principios determinada por procesos biológicos. (Davies & Bhugra, 2004, p. 15), es una actitud imperante aunque ha habido ciertos avances que demuestran otras aperturas hacia nuevas visiones que permitan entender una sicopatología mas integral que tome en cuenta la mayoría de factores sean o no psicosomáticos.

El modelo biológico-psiquiátrico cree que las causas de los desordenes psiquiátricos se fundamentan en la estructura física del ser humano y que pueden ser intervenidos de la misma manera en la que se trataría cualquier otro problema medico, es decir identificando la enfermedad y después realizando algún tipo de intervención, fisiológica o biológica en el ser humano para lograr un equilibrio nuevamente en este.

De acuerdo a esta visión se asocia los desordenes psicológicos con causas fisiológicas, biológicas y genéticas, es decir desde una visión ampliamente física, sicopatología es la manifestación de procesos desordenados en varios sistemas de la mente que median en las funciones psicológicas.(Howland, 2005, p. 109),se asimila entonces los desordenes como una ruptura en el equilibrio biológico, fisiológico o en ciertos casos a una herencia genética o predisposición a que dicho desorden se de cómo tal.

Los problemas psicológicos entonces estarían causados por la estructura misma de le mente o en ciertos casos por la química predominante en el ámbito cerebral, la salud física y las anormalidades biológicas serian dos términos equivalentes y que funciona en conjunto. Se ha demostrado hasta cierto grado la efectividad de dicha teoría, los estados mentales de las personas se ven afectados por danos cerebrales, como una herida en la cabeza que afectara cierta parte de los tejidos presentes, podría eventualmente afectar ciertas actividades normales, también el consumo de sustancias ajenas a el cuerpo, tales como drogas, o toxinas por ejemplo, esto dicho sea de paso se puede observar en el día a día, de muchas personas, la bioquímica de la mente se ve afectada por el consumo de alcohol tan frecuente en muchas sociedades.

El modelo biológico asume que varios comportamientos anormales que personas con síndromes demuestra son síntomas, de enfermedades especificas con causas discretas. (Carr, 2001, p. 178), lo que pretende el hecho de que tendrán un mismo desarrollo, unos mismos factores etiológicos y consecuentemente el mismo tratamiento y aplicación.

El comportamiento de la persona que consume alcohol se ve afectado seriamente, en cuanto el alcohol consumido comienza a hacer efecto afectando la bioquímica regular del cuerpo, una vez que el cuerpo bajo la influencia química que el alcohol le provee, el individuo comienza a tener comportamiento extraños o diferentes a lo que la normalidad presenta, esto ocasionado por ordenes bioquímicas confusas en la mente, que origina que el cerebro pierda su habitual equilibrio y se manifieste de maneras diversas. se acepta una vulnerabilidad genética en algunas personas y se identifica las influencia en ambos caos, los mecanismos de defensa psicológicos y las reacciones fisiológicas que ocasiona el alcohol en la memoria("Alcoholism," 2009)., esto se puede tomar como ejemplo en todo caso de una intoxicación voluntaria o de una alteración en la bioquímica de la mente, que influencia evidentemente el comportamiento de maneras adversas, al actuar directamente sobre los neurotransmisores que envían informaciones contradictorias.

También se ha demostrado que ciertas enfermedades mentales pueden ser ocasionadas por el ataque de bacterias o agentes extraños en el cerebro, en ocasiones estas bacterias destruyen alguna clase de sistema biológico en el cerebro y al ser este tan organizado y complejo origine a una serie de reacciones psicopatológicas, lo mismo sucede con las alteraciones que las bacterias en su proliferación pueden presentar. La encefalitis es un claro ejemplo de este factor.

No se puede negar que la salud mental y los factores biológicos están relacionados, y que la salud mental depende del bienestar del organismo biológico, pero el modelo bio-psiquiátrico ha ido mas allá hasta el punto de asimilar que un amplio rango de problemas psicológicos son causados por causas físico-biológicas, haciendo de los problemas psicológicos un indicador de que algo anda mal con el sistema biológico.

Este punto de vista que insiste en observar el ser humano como una maquina biológica en que cada una de sus partes debe funcionar de manera correcta, por lo que de no ser así, se necesita observar la parte en cuestión desde una visión Fisiol.-biológica y realizar de la misma manera una intervención biológica para corregirlo. Se ha propuesto por ejemplo que dado que una variación química de la mente puede ser la causante de un problema psicológico, el control de la mente enferma se podría retomar con otra clase de intervención química o eventualmente biológica.

También el aspecto genético ha sido tomado por este modelo, bajo la Asunción de que ciertos problemas psicológicos son ocasionados por los genes es decir son hereditarios, esto se ha visto mostrado en personas que heredan ciertos desordenes como el síndrome de down por ejemplo, entre otros casos que están regulados por la organización genética.

La psicofarmacología guarda un énfasis práctico hacia esta teoría, en bases los productos psicofarmacologicos están orientados a una intervención biológica en el cuerpo humano que permita reestablecer el equilibrio o cuando menos aliviar las causas que la persona en cuestión pueda presentar.

El biosistemas llamado la mente, es el centro de la cuestión es el entendimiento de esta en busca de desordenes que en caso de ser encontrados obligan a una intervención, que conlleve a lograr el reestablecimiento de las funciones normales de la mente como tal.
El modelo bio-psiquiátrico presume la existencia de estados de comportamiento normales y anormales, e insiste en muchos caos en ver a cualquier clase de desorden como un mal ajuste o enfermedad, que requiere una intervención bio-química.

De cualquier manera la visión biológica de los problemas de la mente tiene una larga historia y ha sido el modelo mas influyente en el ámbito occidental, hasta el punto de que muchos otros modelos de sicopatología tales como el psicoanalítico o el cognitivo conductual  han asimilado muchos aspectos de su terminología o cuerpo de conocimientos, términos como paciente por ejemplo, hasta el termino general de sicopatología, refiriéndose a las patologías en orden mental, han sido adquiridos de este modelo. De la misma manera ciertos aspectos del modelo biológico han sido asimilados por los otros modelos, aunque a veces de manera imperceptible.

La visión biológica de desorden o su intervención se puede rastrear a lo largo de la historia del hombre, las descripciones de comportamientos anormales pueden ser encontradas entre los archivos históricos de las primeras civilizaciones,(Stirling & Hellewell, 1999, p. 2) .las tomas y brebajes para aliviar ciertos desordenes fueron cosas frecuente en la mayoría de culturas a lo largo y ancho del mundo, entre los egipcios se han encontrado pruebas de trepanaciones, es decir operaciones en el cerebro, con el fin de cambiar ciertos aspectos de un comportamiento, todo esto mezclado con todo el aspecto religioso y sobrenatural, que envolvía a las culturas.

Con el llamado padre de la medicina, el griego Hipócrates se inicia un nuevo orden que ha conducido hasta la medicina actual y consecuentemente la psiquiatría, el creía que las patologías del cuerpo se debían a disturbio ocasionados por un imbalance entre una serie de fluidos equivalente a los cuatro elementos, agua, tierra, aire y fuego. Esto incluía también el humor y ciertos tipos de locura. Debía de existir el balance entre sangre, bilis negra, bilis amarilla y flema, para que a la vez existiera un equilibrio con el universo.

El exceso de cualquiera de estas sustancias originaba cierto tipo de desordenes, por el ejemplo el exceso de bilis negra ocasionaba la melancolía de acuerdo a su visión, se debían tomar ciertas medidas para equilibrar estos cuatro humores o fluidos, los tratamientos incluían la inmersión en agua, la abstinencia entre otros tratamientos.

Se ha demostrado que Hipócrates se equivocaba en muchos aspectos de sus medicina, pero tiene un factor innegable en el conocimiento humano, que lo hace importante para este y su actitud de separación entre la religión y la medicina cuando menos de cierta manera, de acuerdo a el las enfermedades no eran castigos de los dioses sino causas de los desordenes con la naturaleza. El acertó al asimilar las anormalidades mentales a danos o enfermedades en la mente. (Hollingworth, 1930, p. 28).

Durante largo tiempo sin embargo el modelo bio-medico pareció estancarse, dándose lugar a modelos  mas ambiguos tales como la dominación por demonios, castigo de los dioses entre otros aspectos sobrenaturales para explicar las conductas desviadas, se pueden denominar estas épocas como periodo demonológico, periodo satánico, de pecado y de inconciencia. (Hollingworth, 1930, p. 24), todos variaciones de la concepción animista que predomino desde los primeros tiempos.

Durante todo este letargo científico que enfrento la sicopatología y que fue el causante de que centenares de personas se recluyeran en espacios inhumanos, que se sometiera a toda clases de torturas y que se enviara a la muerte a miles de personas con la ya conocida inquisición, el negar la causalidad biológica y hasta cierto punto las bases humanas de la sicopatología fue quizás la principal causante unida a una religión cada vez mas estricta que pretendió hacer creer por las buenas o las malas.

Durante este periodo de oscurantismo la religión y los aspectos sobrenaturales lo dominaron todo, la psicología clásica y empírica se enfoco en la religión y toda clase de desordenes aun lo que hoy en día de acuerdo a diversas fuentes eran originados por causas biológicas les fueron atribuidos a dioses y demonios, en una lucha sin igual que tenia de campo de batalla, la mente y el cuerpo humano.

Se hubo de esperar hasta los primeros días del siglo diecinueve  para que el modelo de sicopatología tuviera algunos cambios como el hecho de aceptar que las cusas de los desordenes psicológicos no dependían de fuerzas sobrenaturales sino de causas originadas en la naturaleza.

Para el siglo veinte los psiquiatras ya jugaban un papel importante en muchos factores pero los tratamientos y definiciones se limitaban a la ciencia existente que en muchos casos era de corto alcance o demasiado experimental.

Durante la primera guerra mundial surge en la psiquiatría el bio-determinismo a consecuencias de crisis en los tratamientos que hasta entonces se habían enfocado exclusivamente en los biológicas dando muy pocas muestras de interés por otras áreas, lentamente durante este periodo y el siguiente entre guerras se acepta cierta cercanía a los modelos que asumen el aspecto psicológico aunque claro que con preponderancia de la biología, en parte motivado por la crisis biologista de la psiquiatría que dejaba sin repuesta muchas interrogantes que se habían demostrado en personas involucradas en las guerra, a pesar que después de ello la psiquiatría se podría considerar una disciplina multieclectica su fundamentación siguió siendo el ámbito bio-fisiológico aunque con ciertos acercamientos a modelos conversacionales en especial a lo que se refiere a las psicoterapias que se condujeron principalmente con tintes psicoanalíticos, de cualquier manera se mantuvo cierta renitencia al tratar algunas enfermedades mentales como psicológicas y otras como biológicas. Seria la época de introducción de nuevos tratamientos que incluiría los electrochoques como terapia.

Sin embargo la psiquiatraza se mantuvo en un papel dominante marginando los problemas psicológicos desde bases etiológicas, así como los tratamientos conversacionales que se mantuvieron siempre después o como segunda opción a los tratamientos convencionales de visión biológica.

Esta visión aun domina la psiquiatría actual donde un paciente psiquiátrico se le puede aplicar alguna droga o medicación o en ciertos casos una terapia psicológica, siempre con preferencias por el primer, en ocasiones se combina  ambas. La psiquiatría actual ha venido a ser un área de especialización médica, que incluye etiología, diagnostico, prognosis  y por ultimo la prescripción como método para curar un problema determinado. se ha creado además un completo cuadro conceptual sobre desordenes  que aun hoy en día dejan muchas dudas y es puesto en tela de juicio por muchas personas aun por varios psiquiatras que han buscado medidas alternativas a lo propuesta por el cuadro conceptual, que de acuerdo a ellos encasilla ciertos desordenes que serian solo mal ajustes pero nunca enfermedades. Quienes han buscado alternativas al visón clasicista de la psiquiatría han buscado alternativas en ciencias tan diversas como la psicología, la sociología, la filosofía entre otros.

Con el surgimiento de las modernas neurociencias, con imágenes computarizadas del cerebro y muchas investigaciones en variedad de campos, la teoría psicopatológica con visión biológica ha recibido nuevas luces, aunado a una comprensión mas amplia de muchos desordenes que han tenido una amplitud de investigación mucho mas amplia.

Las modernas neurociencias y la psicología biológica también han dado nuevos frutos de sus investigaciones confirmado muchas de las teorías psicológicas del modelo biológico-psiquiátrico pero refutando en muchos casos la asimilación de causalidad biológica de toda clase de desordenes, los factores sociales y psicológicos además del entorno cultural dominante han venido a revisión.

Los modelos de clasificación de desordenes y enfermedades psicológicas son criticados en muchos aspectos especialmente por la relatividad de la palabra normal, desde sus primeros intentos de clasificación que se remiten hasta un psiquiatra llamado kraepelin, kraepelin fue el autor de nueve ediciones de un libro de texto con una clasificación de enfermedades mentales de acuerdo a su causa, sintomologia, etapa final y búsquedas patológica-anatómicas, produciendo un sistema de clasificación que es relevante  aun hoy en día.("Kraepelin, Emil," 2009) , su modelo de organización de enfermedades mentales aun influye sobre los modelos mas actuales que son el manual estadístico y diagnostico de desordenes mentales que ya anda por las cuarta edición publicado por la asociación psiquiátrica americana y la clasificación internacional de enfermedades de la organización mundial de la salud.

Las versiones mas recientes del DSM se basan mas en la sintomologia y observación más que a las causas posibles atendiendo en ciertos casos a la individualidad.

El CIE-10 dedica su capitulo V  a los trastornos mentales y de comportamiento, específicamente  los incisos f00 hasta f09 a los trastornos mentales orgánicos incluidos los sintomáticos, tomando en cuenta desordenes tales como Alzheimer, parkinson entre otros.

A pesar de todo el criticismo a las definiciones continua siendo un amplio espectro, y la búsqueda de alternativas acompaña a dichas criticas, famosos psiquiatras han criticado los actuales modelos de clasificación bajo el argumento de que no clasifican los desordenes como tal sino que encasillan a el ser humano bajo modelos de enfermedad cuando en algunos casos solo existe una leve muestra de dicho desorden, el punto mas espinoso en la contiende es el que se refiere a la sicopatología infantil en especial si se busca un enfoque genérico eminentemente biológico.

-La genética como determinante de comportamientos anormales.

Hace pocos años se dio el gran paso que permitió un gran avance en investigaciones que habían madurado durante años es decir se descifro por fin el mapa genético del ser humano, los tres millones de pares de bases químicas que conforman las letras del mensaje genético habían sido completadas, un gran avance que conllevaría a la identificación de los 30,000-40,000 que ellas describían, sabemos que cada uno de la mayoría de células que conforman el cuerpo humano que rondan los varios trillones esta compuesta de 46 cromosomas, 23 de cada uno de los progenitores, cada cromosoma conformado de una larga y enrollada molécula de ADN.

El código genético esta compuesto de cuatro bases químicas, adenina, timina, citosina y guanina, el tres por ciento de esos genes que conforman la información de la vida, cuentan con las instrucciones activas para hacer proteínas que son necesarias para la existencia de tejidos, huesos, etc.

De por si el descifrado del código genético humano fue un gran avance para la humanidad, descubriendo que todos los seres humanos compartimos un ADN idéntico en un 99.8 por ciento, mas allá de estos y otros grandes datos que se pudo aportar también significo un gran avance para las ciencias genéticas, ya que con su desciframiento se abrió la puerta a el entendimiento de malformaciones congénitas, o enfermedades de herencia. Desde los tiempos del monje Gregorio Mendel y sus leyes de la herencia, se había empezado a vislumbrar serios descubrimientos que se Irian ampliando lenta pero progresivamente, así se descubriría, que ciertas clases de desordenes, se debían a herencias genéticas, y aspectos somos genes recesivos y dominantes.

Se dejo claro que ciertas prácticas como el incesto por ejemplo, podrían hacer que cierta clase de enfermedades tuvieran una mayor probabilidad de encontrarse en ciertos individuos.

Los desordenes psicopatológicos de índole genética no escapan a esta línea, ciertas desactualizaciones y combinaciones genéticas hacen que cierta clase de desordenes mentales o tendencias a esos desordenes sean hereditarios.

Desde hacia tiempo se había demostrado que la mezcla de ciertos individuos podría acarrear cierta clase de desordenes, tales como tendencia hacia los desordenes.

El síndrome de down es un trastorno que se presenta por un trastorno genético, esto originado por una copia extra del cromosoma 21 o una parte de este, este material genético extra es el responsable de las características físicas de este síndrome.("Down Syndrome," 2009),se presenta un retraso mental y rasgos físicos particulares que hacen que sea reconocible fácilmente, es una de las causas mas frecuentes que se conoce de discapacidad psíquica congénita, en las personas que sufren el síndrome el desarrollo físico no es acorde con el desarrollo mental, el síndrome de down quizás es el caso mas conocido en el que la herencia juega un papel preponderante en la aparición de desordenes de tipo conductual.

La mayoría de desordenes de herencia tienen una serie de características definidas que conducen a una serie de conductas maladaptativas, en algunos casos los desordenes se presentan desde un primer momento como muestra cíclica del desorden es decir esta directamente asociado con el desorden y la persona que lo tiene no tiene ninguna clase de albedrío sobre su conducta en otros casos tan solo se muestra una fuerte predisposición o tendencia, que conduce a la persona que sufre el desorden hacia una conducta especifica, se ha demostrado sin embargo que los fenotipos que intervienen en la conducta de personas que sufren algún tipo de desorden asociado con la herencia cambian constantemente de acuerdo con la edad, de hecho una conducta es motivada o ciertamente recibe alguna clase de apoyo o de oposición en factores como el estado genético, la mezcla o no con otra clase de desordenes asociativos o no,  los antecedentes partiendo de la herencia por ambas familias y todo su historial de patologías genéticas tanto como el medio social donde se desenvuelve.

Se reconoce a las psicopatologías asociadas con la genética como las desordenes de la herencia, su tratamiento e intervención aun hoy en día resulta difícil y en muchos casos no es posible, enfermedades como el Alzheimer han puesto en jaque a los investigadores, que buscan su comprensión de la manera mas amplia posible y atendiendo a todos los factores tanto determinantes como desencadenantes.

Quizás sean muchas las clases de desordenes genéticos que aun no conocemos o que puedan aparecer en la especie como resultado de múltiples factores algunos de ellos difíciles de explicar, lo que si queda claro es que la genética ha hecho los suyo en la búsqueda de esta explicación, se ha descubierto factores importantes tales como una predisposición genética en ciertas personas a ciertos clases de personas que las vuelven especialmente vulnerables a cierta clases de desordenes, esta vulnerabilidad se hace especialmente notable en niños que son hijos de personas que han presentado dicho desorden.

Un caso a tomar en cuenta es la llamada enfermedad de Huntington,  los reportes de Huntington fueron seguidos por otros numerosos que establecieron el desorden como una extensión hereditaria marcada tanto por cambios psiquiátricos como físicos ocurriendo en la edad tardía.(Knight, 1992, p. 207), ahora sabemos que la enfermedad de Huntington es una enfermedad grave neurodegenerativa y hereditaria producto de una mutación que  destruye los ganglios basales en el cerebro, produciendo una grave alteración tanto en el ámbito cognoscitivo, tanto como psiquiátrico y motoro. Los desordenes en estos aspectos son desencadenantes y graves, pasando desde movimientos excesivos de las extremidades hasta la perdida de facultades básicas ,además de la presencia de episodios de depresión que se repiten, hasta conducir  a una demencia severa. Tras diversos estudios se demostró que la transmisión es infalible y que toda persona portadora de la mutación  causada por el cromosoma 4 responsable de este desorden, tarde o temprano presentara la enfermedad.

Como en mayoría de desordenes psicopatológicos causado por desordenes en el aspecto genético no existe una cura definitiva, en muchos casos ni siquiera es posible contrarrestar su avance, la mayoría de tratamientos se centra en el manejo de la sintomologia lo que en realidad no ataca las verdaderas bases de la enfermedad ya que aunque ayuda a contrarrestar el dolor ocasionado por el desorden no lo hace desde su bases.

La esperanza mas grande de los científicos para el tratamiento de los psicopatologías originadas por anomalías genéticas, que aunque no son el área mas amplia de aparición en sicopatología deben de tomarse en cuenta, reside en el código genético humano, en la secuenciación de este que talvez permitiría alterar el orden de los genes responsables de estos desordenes.

-Y si fuera responsable de los desordenes la misma estructura de le mente.

La pregunta de siempre, que la sicopatología biológica se ha esforzado en responder y si la mente misma fuera la causante de sus desordenes, por el mismo hecho de estar diseñada tal y cual es.

Y si las estructuras de la mente y sus debidas funciones fueran las que presentaran inconcordancias en sus funciones, dejando paso de esta manera a la presencia de comportamientos anómalos en el cuerpo humano, debemos de recordar que muchas clases de desordenes por extraños que parezcan no son considerados psicopatologías sino solo comportamientos diferentes a los regular.

El cerebro es el centro ejecutivo de ordenes desde donde se giran todas las acciones que el ser humano realiza, es el superordenador que procesa, recibe, transforma y aprovecha la información, a pesar de todo y como cualquier parte orgánica tiene sus limitaciones, además de ser extremadamente susceptible a cualquier clase de alteración tanto por un aspecto ajeno a el como a una reacción de sus propias partes, en este caso la información procesada es confusa y muestra numerosas clases de desordenes.

Todas las funciones psicológicas están regidas por el cerebro, y las funciones psicológicas miden sus ritmos de acuerdo a sus propias reglas, un mínimo daño puede reducir completa o parcialmente esas funciones.

Actualización

Los desordenes psicopatológicos pese  a lo que muchas personas creen son mas comunes de lo que se esperaba, en un lapso mucho menor de lo que se esperaba, en mi comunidad se han cuidado tres personas, que tendré a bien analizar en los párrafos siguientes, todos ellos se suicidaron después de terribles estados de depresión, desesperación entre otros trastornos graves que nunca fueron tratados, recuerdo también cuando era Niño la muerte de una señora de unos cuarenta años de edad quien murió después de una terrible enfermedad mental, y dos o tres casos de personas que hasta hace poco se mantenían atadas en sus propias casas, para evitarles una daño a si mismos como a los demás en su entorno.

Fue una mezcla de aspectos sociales y psicológicos los que muchas veces condujeron a graves desordenes psicopatológicos que condujeron hasta el suicidio y un gran sufrimiento en quienes lo experimentaron, en el aspecto clínico se conduce así:

Anemia, originada por una deficiente alimentación---------trastornos emocionales, que no se tratan de una manera adecuada--------trastorno mental severo, que puede conducir al suicidio, el daño material o personal de otras personas.

En la tabla a continuación hago un cuado comprensivo sobre las causas que con seguridad de estudiarse bajo un historial de vida hubiesen resultado siendo muchas mas, me limito a aquellos que se consideran principales, las causas en las que desemboco y que en ningún caso se trataron y las consecuencias que esto trajo en la comunidad.

Relaciones sentimentales, al parecer bisexuales.

Depresión severa, profundos desordenes emocionales.

Suicidio.

Abandono del hogar y de su familia.

Aislamiento emocional, que lo condujo a graves trastornos de alimentación y personalidad severa.

suicidio

Alimentación deficiente, maltrato, abandono familiar.

Cuadro crónico grave, con perturbaciones leves que se volvieron severas.

Suicidio.

Aparente ataque viral en el cerebro, que nunca fue tratado, mala alimentación.

Trastorno mental severo, con perdida de reconocimiento y capacidades cognitivas como emocionales.

 

No se trato y ahora la familia la mantiene atada a un poste de su casa para evitar que escape.

En la mayoría de casos se presento un desorden de estado de animo que contribuyo  a la aparición de psicopatologías severas o de tendencias suicidas que fueron efectivas en todos los casos, en los trastornos de estado de animo son esos en los cuales la depresión es un síntoma significante (Bennett, 2006, p. 205), el determinante la diferente categoría de diagnostico son las causas que originan la depresión y las condiciones con las cuales coexiste.

Todos estos casos fueron de personas a quienes conocía y a quienes en aquel momento no podría haber ayudado, además de que nunca reconocieron la depresión o los problemas que les aquejaban.

Discusiones

Debo de comenzar mencionando que me resulta sumamente provechoso leer un libro sobre casos psicopatológicos escrito por William hire, en especial casos como el de un alcohólico(Quinn, 1956, p. 142) , y la manera como la sicopatología se desarrolla a partir de su adicción en el alcohol y los problemas que esto trae consigo, en este libro se nos presentan una serie de personajes de la vida del día a día que por una u otra razón sufren alguna clase de anormalidad, algo que se asemeja con las personas que mencione en el capitulo anterior a quienes conocía y se han suicidado por diversas causas, que muchas veces son familiares o sociales antes de pasar a ser estrictamente psicológicas.

La depresión es algo muy común en la población en general, desde los estados menos severos hasta aquellos que requieren tratamientos extensivos para su superación, la mas difícil de tratar y hasta descubrir es la depresión infantil, que casi siempre permanece oculta en los niños, pero en adultos la depresión también es muy común, las explicaciones teóricas para la depresión y sus respectivos tratamientos han sido desarrolladas dentro, de las tradiciones biológicas, sicoanalíticas, cognitivo-conductuales y sistemas familiares(Carr, 2001, p. 88), en los aspectos biológicos se ha estudiado la influencia genética, la regulación neurofisiológica, o neurofarmacología de la mente, en especial relacionada a las adicciones, en el psicoanálisis que de hecho nació para estudiar personas con psicopatologías y que su fundador Freud trataba en el día proviniendo de una vasta tradición neurológica y medica mas que psicológica, se buscaba el papel del inconsciente.

Aunque el papel preponderante de los sistemas familiares resulta innegable para la comprensión de la sicopatología, desde la ultima década los investigadores han venido incrementado las reexaminaciones de las influencias culturales en sicopatología(López & Guarnaccia, 2005, p. 19), y es que en los casos que presente el entorno social dominante y el entorno familiar vinculante juegan un papel profundamente estabilizador o de control que permite en muchos casos sobreponerse a situaciones estresantes o complicadas como tal, pero cuando esta fuente de apoyo fallo existe toda la potencialidad para casos de sicopatología mucho mas graves que al no ser tratado por una u otra razón conducen o bien a estados de locura severa o bien a tendencias suicidas que sin ningún tratamiento son siempre mortales.

Y esto no es algo que afecte tan solo a una región, he visto suicidas en el salvador, tanto como un suicida aquí en Baltimore que salto desde el séptimo piso de un edificio, aparentemente por las los mismos desordenes emocionales, es algo que concierte en todas las áreas y en todos los lugares porque cualquier persona es propensa a sufrir algún tipo de desorden de este tipo, y a no recibir ningún tratamiento, cierto es que hemos avanzado mucho e estas áreas, logrando avances que eran impensables para el desarrollo del estudio de la sicopatología y su tratamiento, peor hace falta mas, un desarrollo aun mayor que permita un mayor alcance y una mayor efectividad en su aplicación.

Recomendaciones

Las sugerencias serian de lo mas generales, la sicopatología se refiere a ambos los desordene psicológicos internos, como la depresión o ansiedad por ejemplo, tanto como los desordenes exteriores tales como el desorden de conducta, de estado de animo, de oposición desafiante, de agresividad, de alimentación(Suldo & Shaffer, 2008), los métodos tradicionales se basan tan solo en la clasificación y tratamiento y ya esta solucionado, algunos lo adoptan bajo conceptos de enfermedad, cuando a veces se trata de otros factores mas subjetivos que objetivos y que los clínicos tantas veces se niegan a ver, podría ser aspectos como el sentirse bien, la relación familiar, es decir no siempre en cuanto a la sicopatología se debe de clasificar a el paciente con un desorden como enfermo, ya que en lugar de mejorar las cosas se corre el riesgo de empeorarlas.

Aquí es donde se hace necesario un consenso entre todos, desde el clínico hasta el familiar y aun el mismo paciente, de mejorar el ser humano, se ser científicos y practicantes del bienestar de no permitir que la psicología anormal sea solo una propaganda(Simon, 2006), hace falta una mayor comprensión, sin buscar encasillar en términos específicos de diagnósticos y tratamientos, que no venga a ser cierto en todo lo que Thomas Szasz escribiera en su libro el mito de la enfermedad metal, el era psiquiatría con una formación biológica pero no estaba conforme en como se maneja el tema de la enfermedad mental en psiquiatría, mirando a el ser humano como una maquina y no como un ser humano, poniendo nombres de enfermedades donde no hay enfermos, subestimando, presionando, destruyendo.
Para algunas personas que son propensas a sufrir graves psicopatologías, hablar, buscar apoyo en un familiar puede significarlo todo, y también para los familiares o amigos dar el apoyo necesario, para el profesional no encasillar lo que no existe donde no existe, sino tan solo buscar mejorar las cosas.

Conclusión

La sicopatología el estudio de los desafortunados casos que la ciencia registra sobre desordenes del comportamiento normal, y que tanto sufrimiento causan a tantas personas, es algo del día, estos desafortunados incidentes en el comportamiento han existido quizás desde que el hombre es hombre, en la Biblia, en los libros sagrados y aun en los textos y jeroglíficos que las mas diversas culturas nos han heredado se encuentran los datos por los que podemos rastrear estos desordenes en la conducta hasta siempre, a veces causados por desordenes de índoles psicológicas, biológicos, psicosociales, psicoculturales, a veces neurológicas, neurofisiológicas hasta las neurofarmacologicas pasando por tantos danos cerebrales, virus, infecciones que aquejan a el ser humano.

Tenemos pequeños desordenes y tenemos también graves y grandes desordenes, que van desde una extensión del globo hasta el otro, causando sufrimiento y desesperación en todas partes, sobreviven las visiones animistas y mágico religiosas en las religiosas que desafortunadamente aun creen que la causa de todo desorden mental viene de demonios o dioses, que los dominan todo, evitando así darle el tratamiento a muchas personas que lo necesitan, olvidando sus bases humanistas, como las erróneas visiones de una filosofía sin acción.
Pero peor aun están las áreas científicas y medicas que se inventan las enfermedades mentales onde no existen solo en Pro de un propio beneficio, que pueden mejorar a aquellas personas pero en base a tal o cual axioma de practica no lo hacen, se olvidan que no hay enfermos sino personas con enfermedades, este aspecto es en realidad muy peliagudo y muy triste pero es un compromiso de todos.

Bibliografía

Alcoholism. (2009). In The Columbia Encyclopedia (6th ed.). New York: Columbia University Press. Retrieved July 16, 2010, from Questia database: http://www.questia.com/PM.qst?a=o&d=117002199

Barber, C. (2008, Wntr). The Brain: A Mindless Obsession Despite Stunning Advances in Neuroscience and Bold Claims of Revelations from New Brain-Scan Technologies, Our Knowledge about the Brain's Role in Human Behavior Is Still Primitive. The Wilson Quarterly, 32, 32+. Retrieved March 7, 2011, from Questia database: http://www.questia.com/PM.qst?a=o&d=5025188681

Brain. (2009). In The Columbia Encyclopedia (6th ed.). New York: Columbia University Press. Retrieved July 16, 2010, from Questia database: http://www.questia.com/PM.qst?a=o&d=117007959

Bennett, P. (2006). Abnormal and Clinical Psychology: An Introductory Textbook (2nd ed.). Philadelphia: Open University Press. Retrieved March 7, 2011, from Questia database: http://www.questia.com/PM.qst?a=o&d=111956365

Brown, J. F., & Menninger, K. A. (1940). The Psychodynamics of Abnormal Behavior (1st ed.). New York: McGraw-Hill. Retrieved March 7, 2011, from Questia database: http://www.questia.com/PM.qst?a=o&d=57255345

Carr, A. (2001). Abnormal Psychology. East Sussex, England: Psychology Press. Retrieved July 16, 2010, from Questia database: http://www.questia.com/PM.qst?a=o&d=102914682

Davies, D., & Bhugra, D. (2004). Models of Psychopathology. Maidenhead, England: Open University Press. Retrieved July 16, 2010, from Questia database: http://www.questia.com/PM.qst?a=o&d=113309118

Down Syndrome. (2009). In The Columbia Encyclopedia (6th ed.). New York: Columbia University Press. Retrieved July 16, 2010, from Questia database: http://www.questia.com/PM.qst?a=o&d=117015493

Fearchild, E. (1956). Phobia in a Married Woman. In Case Book in Abnormal Psychology (1st ed., pp. 95-103). New York: Alfred A. Knopf. Retrieved March 7, 2011, from Questia database: http://www.questia.com/PM.qst?a=o&d=11960254

Hollingworth, H. L. (1930). Abnormal Psychology: Its Concepts and Theories. New York: Ronald Press. Retrieved March 7, 2011, from Questia database: http://www.questia.com/PM.qst?a=o&d=4813426

Howland, R. H. (2005). Chapter 6 Biological Bases of Psychopathology. In Psychopathology: Foundations for a Contemporary Understanding, Maddux, J. E. & Winstead, B. A. (Eds.) (pp. 109-119). Mahwah, NJ: Lawrence Erlbaum Associates. Retrieved July 16, 2010, from Questia database: http://www.questia.com/PM.qst?a=o&d=104630616

Kraepelin, Emil. (2009). In The Columbia Encyclopedia (6th ed.). New York: Columbia University Press. Retrieved July 16, 2010, from Questia database: http://www.questia.com/PM.qst?a=o&d=117028143

Knight, R. G. (1992). The Neuropsychology of Degenerative Brain Diseases. Hillsdale, NJ: Lawrence Erlbaum Associates. Retrieved July 16, 2010, from Questia database: http://www.questia.com/PM.qst?a=o&d=10080468

López, S. R., & Guarnaccia, P. J. (2005). Chapter 2 Cultural Dimensions of Psychopathology: the Social World's Impact on Mental Illness. In Psychopathology: Foundations for a Contemporary Understanding, Maddux, J. E. & Winstead, B. A. (Eds.) (pp. 19-33). Mahwah, NJ: Lawrence Erlbaum Associates. Retrieved March 7, 2011, from Questia database: http://www.questia.com/PM.qst?a=o&d=104630526

Maddux, J. E., Gosselin, J. T., & Winstead, B. A. (2005). Chapter 1 Conceptions of Psychopathology: a Social Constructionist Perspective. In Psychopathology: Foundations for a Contemporary Understanding, Maddux, J. E. & Winstead, B. A. (Eds.) (pp. 3-16). Mahwah, NJ: Lawrence Erlbaum Associates. Retrieved March 7, 2011, from Questia database: http://www.questia.com/PM.qst?a=o&d=104630511

Quinn, P. M. (1956). Alcoholism: I, Alcoholic Episode in a Man. In Case Book in Abnormal Psychology (1st ed., pp. 142-149). New York: Alfred A. Knopf. Retrieved March 7, 2011, from Questia database: http://www.questia.com/PM.qst?a=o&d=11960301

Simon, L. (2006). Abnormal Psychology Textbooks: Valid Science or Political Propaganda. Ethical Human Psychology and Psychiatry, 8(2), 101+. Retrieved March 7, 2011, from Questia database: http://www.questia.com/PM.qst?a=o&d=5044766241

Stirling, J. D., & Hellewell, J. S. (1999). Psychopathology. London: Routledge. Retrieved July 16, 2010, from Questia database: http://www.questia.com/PM.qst?a=o&d=103823964

Suldo, S. M., & Shaffer, E. J. (2008). Looking beyond Psychopathology: The Dual-Factor Model of Mental Health in Youth. School Psychology Review, 37(1), 52+. Retrieved March 7, 2011, from Questia database: http://www.questia.com/PM.qst?a=o&d=5026857153

Widiger, T. A., & Sankis, L. M. (2000). ADULT PSYCHOPATHOLOGY: Issues and Controversies. 377. Retrieved March 7, 2011, from Questia database: http://www.questia.com/PM.qst?a=o&d=5001215817

Política de Privacidad | Condiciones de Uso | Política de Cookies
2017 © Psicología Online. Todos los Derechos Reservados.
Clínica Psicológica V. Mars - Sueca (Valencia, España- Tlf. (+34) 96 170 15 53
Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Click para . Puedes cambiar la configuración u obtener más información AQUÍ