Versión Movil
Ir a la versión de Escritorio
Psicología Online | Monografías | Sindrome Asperger | Conclusión

Monografías / Sindrome Asperger

Conclusión
Por: Nicolás Ruiz-Robledillo

4. Conclusión

 

Actualmente, los trastornos del espectro autista contemplan un complejo entramado de características clínicas que hace difícil su comprensión y tratamiento. Numerosos profesionales tanto en base a su experiencia clínica como a su investigación, han desarrollado estudios con el objetivo de acercar a la comunidad científica la comprensión de este tipo de trastornos. Su etiología sigue sin ser conocida, aunque ya van apareciendo ciertas explicaciones que permiten hipotetizar de una forma más fiable aquellas causas que están a la base del trastorno. Dejando de esta forma, aquella casuística psicoanalítica donde el rechazo emocional por parte de los padres constituía la causa central de la patología del niño. Los avances en este sentido, junto con la experiencia de los profesionales en relación al diagnostico y tratamiento de estos individuos están haciendo que el conjunto de profesionales se replanteen la funcionalidad de una división categorial de los trastornos que se incluyen dentro de la sub-categoría del espectro autista. En este sentido, el futuro manual estadístico y diagnóstico de los trastornos mentales en su quinta edición establecerá, de forma casi irrefutable, un único trastorno para categorizar aquellos individuos que presentan una sintomatología común referida a problemas en la interacción social y la comunicación, además de actividades e intereses restringidos. De esta forma, bajo la denominación de "Trastorno del Espectro Autista" se incluirán lo que en el DSM-IV se conocían como el Síndrome de Asperger, el Trastorno Autista, el Trastorno Desintegrativo Infantil y el Trastorno Generalizado del Desarrollo no especificado. De esta forma, se pone en evidencia que la diferencia categorial de este tipo de patologías no ha delimitado una representación de la realidad, ya que como se ha explicado al inicio del trabajo, en la mayor parte de las investigaciones, los autores han encontrado que los sujetos diagnosticados de un trastorno dentro del espectro cumplían con los criterios establecidos por los demás. En ocasiones, la característica diferenciadora residía en el juicio subjetivo del clínico, en función de criterios que no se derivaban estrictamente de los propuestos en el DSM-IV, como la gravedad. De esta forma, los sujetos diagnosticados se enfrentaban a etiquetas que en la mayor parte de los casos solo servían para diferenciar en nombre al individuo, ya que la sintomatología es común, y por tanto las estrategias de intervención, en mi opinión, también lo deben ser, manteniendo siempre el carácter individualizado de cada proceso terapéutico, donde estas deben amoldarse a las características individuales del sujeto.

Uno de los campos que no ha suscitado mucho trabajo en esta población han sido las capacidades extraordinarias que presentan. Pese a que se ha realizado investigación, el mayor peso de los estudios ha residido en el análisis de aquellas conductas deficitarias, concretamente la comunicación y la interacción social en el SA.

Este hecho, adoptado de la orientación médica tradicional, ha obligado a dejar de lado el estudio de las características que permiten al individuo con TEA presentar habilidades desarrolladas que no se encuentran en el grueso de la población normal. Y con ello, también se ha obviado el estudio de la utilidad que estas capacidades pueden tener a la hora de establecer programas de intervención en la mejora de habilidades deficitarias.

Como se ha podido observar, el desarrollo tradicional de las investigaciones que estudiaban aquellos programas de intervención efectivos en el entrenamiento de habilidades sociales y comunicativas de niños con SA giraban en torno a las historias sociales y aquellos métodos tradicionales en psicología para el entrenamiento de estas capacidades, como son el modelado y el role-playing. Esto derivó en el desarrollo y aplicación de numerosos programas que utilizaban este tipo de estrategias como línea principal de intervención. Aunque los resultados obtenidos con este tipo de programas eran significativos, y en general, los individuos mejoraban sus capacidades de comunicación, seguían existiendo limitaciones. Concretamente los resultados no se mantenían a largo plazo en todos los estudios, existían problemas en la generalización de las habilidades aprendidas en las intervenciones y en algunos casos, se demostró que diferentes intervenciones trabajaban diferentes capacidades, por lo que no existía un programa integrador que trabajará todas aquellas estrategias en las que los sujetos con TEA presentan dificultades. Actualmente se intenta remediar este hecho, aplicando estrategias de intervención multi-modales, es decir, programas de intervención donde se recojan todas y cada una de aquellas estrategias que se han mostrado significativas en los estudios realizados tradicionalmente. Estas estrategias requieren de un mayor acercamiento psicopedagógico, de forma que se preste una mayor atención a las necesidades educativas especiales de estos individuos, incrementando así su capacidad de introyección de aquellos contenidos y habilidades que se pretenden enseñar al niño, además de aumentar su motivación e implicación en el proceso de aprendizaje.

Este acercamiento se consigue a través de estrategias educativas como la inclusión de los intereses de este colectivo en las estrategias de enseñanza (como se veía anteriormente, en aquellos programas donde se incluía el juego como estrategia principal de aprendizaje de habilidades sociales), la inclusión de este tipo de programas en el currículo escolar o el entrenamiento a padre y profesores. Se ha visto como este tipo de intervenciones multi-modales han obtenido resultados significativos, mejorando aquellos aspectos que presentaban dificultades en los programas tradicionales como el mantenimiento de los efectos a largo plazo y la mayor generalización a la vida diaria del sujeto de las habilidades aprendidas.

Sin embargo, pese a que estos nuevos acercamientos representan un gran avance en el tratamiento de los niños que sufren esta patología, sigue obviándose en la mayor parte de los casos la capacidad que tienen las habilidades especiales de estos individuos para aumentar la efectividad de los aprendizajes. Pese a que no existen datos concluyentes, algunos centros educativos están utilizando este tipo de capacidades como mediadores del aprendizaje. Como se ha visto, las capacidades artísticas y musicales están configurando la base de tratamientos específicos donde la mejora de las capacidades de interacción y comunicación social entre otras muchas, juegan un papel fundamental. Este hecho pone de manifiesto que la utilización de aquellas habilidades extraordinarias de las que hablábamos al principio de esta conclusión, pueden suponer una herramienta muy valiosa a la hora de instaurar o mejorar comportamientos deficitarios en los individuos con TEA. Si bien es verdad que no todos aquellos individuos que presentan una patología de estas características disponen de habilidades desarrolladas que salen fuera de lo común, si que existe una capacidad de sistematización, atención y sensibilidad desarrolladas que en su máxima expresión supondría el origen de este tipo de capacidades. Esta forma de procesamiento debe tenerse en cuenta en la implementación de los programas de intervención, ya que como es de esperar, tiene serias implicaciones en el proceso de aprendizaje.

Por lo tanto, los estudios que se deberían poner en marcha en un futuro deberían girar en torno a la capacidad que tienen estas habilidades desarrolladas para influir en el aprendizaje de aquellas habilidades deficitarias, además de la capacidad de estas para suponer un mecanismo de integración social para los individuos, con todo lo que este hecho conlleva.

Política de Privacidad | Condiciones de Uso | Política de Cookies
2017 © Psicología Online. Todos los Derechos Reservados.
Clínica Psicológica V. Mars - Sueca (Valencia, España- Tlf. (+34) 96 170 15 53
Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Click para . Puedes cambiar la configuración u obtener más información AQUÍ