Versión Movil
Ir a la versión de Escritorio
Psicología Online | Psicología Clínica | Planteamiento del proyecto de intervención

Psicología Clínica

Planteamiento del proyecto de intervención
Por: Cristina Roda Rivera

Planteamiento del proyecto de intervención

CAPITULO 4: PROYECTO DE INTERVENCIÓN EN UN CASO REAL DE DEPENDENCIA A LA COCAÍNA UTILIZANDO LA TERAPIA DE ACEPTACIÓN Y COMPROMISO CON ELEMENTOS DE FAP Y ACTIVACIÓN CONDUCTUAL.

4.1. Planteamiento del proyecto de intervención

Desde un principio, la realización de las prácticas en los centros de salud, supuso una oportunidad única para poder tratar de primera mano con casos de lo que podemos denominar psicología clínica en adultos, ya que aunque decimos que se interviene o se tratan problemas de drogadicción, bien es sabido que estos problemas no son más que una causa, una consecuencia o un añadido de otros problemas o trastornos psicológicos (ya se les quiera dar una denominación común o asignarles una categoría diagnóstica), tales como cómo depresión, ansiedad, trastorno límite de la personalidad, problemas de autoestima y devaluación de la propia imagen, pérdida del trabajo, etc. Por tanto, la realización de las prácticas no solo iba a suponer una experiencia para ampliar mis conocimientos acerca de la problemática de las drogas en la sociedad actual, sino que proporcionaría un marco inmejorable en el que poder ver y extraer conclusiones acerca de cuáles son los problemas psicológicos actuales y en qué condiciones se dan, además de proporcionar los mejores ejemplos posibles en los que ver cómo aplicar las terapias de tercera generación, ya que el asesoramiento y tratamiento se daban en un plano que podemos llamar puramente clínico y psicológico : en una consulta de centro de salud, de forma individual, con una terapia eminentemente verbal, aplicada en la casi totalidad de casos a una población adulta y con varios problemas y trastornos asociados pero que parecen responder a una misma clase funcional.

Es por todo esto por lo que sentí la necesidad de no ser una mera espectadora en consulta y participar y debatir en la medida de lo posible acerca de los elementos vistos en terapia. En definitiva, decidí aprovechar las oportunidades que ofrecían las prácticas y que, seguramente, de forma individual no iba a encontrarme en mucho tiempo, ya que esta forma de intervenir en psicología solo se consigue a través de la superación de ciertas pruebas como oposiciones de carácter público, o en una consulta de psicología privada. El hecho de que la psicóloga supervisora de mis prácticas y compañera en consulta, debido a sus amplios conocimientos de varias ramas y paradigmas en el tratamiento psicológico, aplicara ACT en algunos de los casos vistos en consulta ayudó en gran medida a que me animara a plantearle que en la intervención también podrían tenerse en cuenta elementos de otras terapias como La Activación Conductual o La Psicoterapia Analítico Funcional.

La razón fundamental para intentar integrar estos elementos me resultó viable por dos razones fundamentales: los elementos de las tres terapias eran totalmente compatibles a la hora de ser tenidos en cuenta a la vez (siendo conscientes de que ACT era la terapia sobre la que se asentaba la intervención), y porque la paciente se podía beneficiar bastante al recibir la terapia de esta forma.

Por todo ello, algunos de los casos que ya había visto en la consulta y a los que se les aplicaba ACT podían resultar idóneos para la aplicación de estos elementos, aunque el caso finalmente escogido fue el de la paciente descrita anteriormente (Capítulo 3 referente a la Memoria de Prácticas) , por varios motivos : 1) presentar un alto grado de adherencia a cualquier pauta o tratamiento indicado por la terapeuta, 2) tener una alta capacidad para expresar sentimientos y emociones ,un buen manejo del lenguaje para expresar lo que le pasa o está sintiendo, 3) presentar varios tipos de conductas desadaptativas pero susceptibles de modificar a la vez por pertenecer a una misma clase funcional, por lo que si el tratamiento indicado tenia éxito en un aspecto concreto, podía verse reflejado positivamente en varios aspectos de su vida, 4) presentar un alto grado de evitación experiencial, 5) el hacer explícito su deseo por saber que era realmente lo que ella valoraba en su vida, 6) manifestar que cuando hacía cosas (actuaba), se sentía mucho mejor que cuando estaba sola con sus pensamientos y emociones, 7) y por último su alto grado de espontaneidad y naturalidad en la consulta, lo que provocaba que en consulta se dieran muchas conductas clínicamente relevantes que podían estar presentes en su ambiente natural.

Estos aspectos hicieron que fuera la paciente elegida para que la terapeuta titular plantease la intervención con ACT teniendo en cuenta elementos elementos de otras terapias de tercera generación como son La Psicoterapia Analítico Funcional y la Activación Conductual.

Página 61
Política de Privacidad | Condiciones de Uso | Política de Cookies
2017 © Psicología Online. Todos los Derechos Reservados.
Clínica Psicológica V. Mars - Sueca (Valencia, España- Tlf. (+34) 96 170 15 53
Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Click para . Puedes cambiar la configuración u obtener más información AQUÍ