Psicología Online PIR Psicología de las organizaciones Características definitorias de un sistema abierto

Psicología Social y de las Organizaciones: La Organización como Sistema

CARACTERÍSTICAS DEFINITORIAS DE UN SISTEMA ABIERTO

Importación de energía.

Los sistemas abiertos importan alguna forma de energía del ambiente externo. Las organizaciones sociales deben captar nuevos suministros de energía de otras instituciones, personas o del ambiente material.

Transformación.

Los sistemas abiertos transforman la energía de que disponen. La organización, o crea un producto nuevo o procesa materiales o entrena personas o proporciona un servicio. Actividades que suponen algún tipo de reorganización del input.

Output o salida.

Los sistemas abiertos exportan algún producto a su entorno. La continuidad de la salida del producto del sistema depende de la receptividad de ese entorno

Los sistemas como ciclos

El producto exportado al ambiente proporciona la fuente de energía para la repetición del ciclo de actividades. Los ciclos son más fáciles de observar en sistemas que posean límites físicos como el cuerpo humano. Existe un punto de cierre en la cadena de sucesos para que el ciclo se repita, lo que no significa la necesaria similaridad de los eventos. Los ciclos pueden combinarse hasta dar lugar a una estructura enorme.

Entropía negativa

El ciclo input-transformación-output es un ciclo de entropía negativa, lo que es esencial para la supervivencia del sistema abierto. Los organismos sociales a diferencia de los biológicos, pueden contrarrestar de forma casi indefinida el proceso entrópico aunque hay muchos de ellos que desaparecen.

Inputs informativos, feedback negativo y proceso de codificación

Los inputs no son sólo energéticos sino que tienen también carácter informativo y proporcionan a la estructura señales sobre el ambiente y de su propio funcionamiento en relación al ambiente. El tipo de input informativo más simple es el feedback negativo. El proceso de codificación tiene que ver con lo selectivo del sistema en su recepción de inputs, proceso que simplifica todo lo que viene del exterior en categorías básicas que tienen sentido para un sistema dado. La naturaleza de las funciones que ejecuta el sistema es lo que determina sus mecanismos de codificación y éstos perpetúan este tipo de funcionamiento.

Estado de constancia y homeostasis

Los sistemas abiertos que sobreviven se caracterizan por un estado de constancia que no significa quietud o equilibrio verdadero sino que la razón de intercambio de energía y las relaciones entre las partes permanece igual. A niveles complejos los sistemas actúan contra la entropía mediante el crecimiento y la expansión, el estado de constancia trata de ser preservado a través del propio crecimiento. Los procesos homeostáticos de ajuste no siempre tienen como objetivos volver al estado anterior sino que, en ciertas circunstancias, pueden establecer una nueva línea base sobre la que tienen lugar las fluctuaciones posteriores.

Diferenciación

Los sistemas abiertos se mueven en la dirección de diferenciación y elaboración. Las pautas globales difusas se reemplazan por funciones especializadas.

Ingegración y coordinación

Conforme avanza la diferenciación se neutraliza por procesos que reúne el sistema para una función unificada. Unificación en los sistemas sociales que puede lograrse, según Georgopoulos (1975) de 2 modos:

  • coordinación, que supone la adición de varios recursos para asegurar la articulación funcional de tareas y roles,
  • integración, supone lograr la unificación a través de normas y valores compartidos.
Equifinalidad

Principio característico de todo sistema abierto. Un sistema puede alcanzar el mismo estado final a partir de diferentes condiciones iniciales y por caminos distintos.

A medida que los sistemas abiertos se mueven hacia mecanismos regulatorios para controlar sus propias operaciones, la cantidad de equifinalidad puede reducirse.

> Siguiente: Las organizaciones como sistemas sociales