Psicología Clínica: Trastornos del sueño

Causas del insomnio

Insomnio por mala higiene del sueño y hábitos inconvenientes

Como ocurre con cualquier ritmo biológico, los hábitos nocivos del sujeto pueden alterar la periodicidad de una función. La irregularidad de los ciclos de sueñovigilia con ausencia de horarios estables para acostarse y levantarse, junto con variaciones en las costumbres sociales y horarios de desayuno, comida y cena, etc, provocan "debilidad" o desincronización de los ritmos sueño-vigilia. Esto conlleva una escasa propensión al sueño nocturno y tendencia a la somnolencia diurna (1,2).

El abuso de sustancias excitantes como café, té, refrescos con cola y fármacos estimulantes del SNC debe obviamente proscribirse. El alcohol puede facilitar el inicio del sueño pero posteriormente lo fragmenta. La abstinencia de fármacos depresores del SNC provoca insomnio "de rebote".

La adopción de unos hábitos saludables y horarios razonables suele bastar para solucionar este tipo de insomnio . Estas recomendaciones conocidas como higiene del sueño son aplicadas de forma universal a cualquier tipo de insomnio y rinden su bene? cio a partir de la 4ª - 6ª semana de estricto cumplimiento (1,2).

Insomnio psico?siológico

En general los seres humanos asociamos el dormitorio con el sueño y tras diversos ritos preliminares (colocarse el pijama, lavarse los dientes, etc.) habitualmente caemos dormidos con facilidad en el escenario adecuado. El insomnio psico? siológico consiste en un condicionamiento psicológico inverso en el que se desarrolla una progresiva asociación de la habitación y la cama con la vigilia. De hecho estos pacientes pueden caer dormidos cuando no se lo proponen y mejoran sustancialmente cuando duermen en una habitación inhabitual, por ejemplo en un hotel. Este trastorno es frecuentemente agudo y autolimitado (insomnio situacional, relacionado con un evento estresante determinado), pero puede perpetuarse (1,2).

Alteraciones psiquiátricas asociadas con insomnio

En casi 3 de cada 4 pacientes con insomnio crónico la causa es psicopatológica, frecuentemente depresión y/o ansiedad, pero también psicosis y dependencia de alcohol o drogas. Por otra parte el insomnio no relacionado inicialmente con alteraciones psiquiátricas, es un factor de riesgo para el desarrollo de ansiedad, depresión y abuso de sustancias.

La depresión provoca típicamente acortamiento del tiempo total de sueño por despertar precoz con incapacidad para reanudar el sueño. En depresiones leves-moderadas, con importante ansiedad asociada, aparecerá casi siempre insomnio de conciliación. Si se realiza un polisomnograma (PSG) suele demostrarse un aumento de la latencia del sueño, disminución de su e?ciencia, acortamiento de la latencia del sueño REM, incremento de densidad de movimientos oculares rápidos, disminución de sueño lento e incremento del número de alertamientos y despertares .

El trastorno por ansiedad generalizada ocasiona di? cultad para el inicio y/o el mantenimiento del sueño. En comparación con la depresión, el PSG de los ansiosos muestra una latencia del sueño REM conservada pero la baja e?ciencia del sueño es similar entre ambos trastornos.

> Siguiente: Alteraciones cronobiológicas del insomnio