Psicología Online PIR El Lenguaje Componentes del Procesamiento de Oraciones

Psicología Básica: Comprensión de Oraciones

Componentes del Procesamiento de Oraciones

La comprensión de oraciones se compone de dos procesos: el análisis sintáctico y la interpretación semántica.

  • Análisis sintáctico: parsing, proceso cognitivo que consiste en asignar una estructura de constituyentes a la oración. Para ello es necesario establecer las relaciones estructurales entre las palabra y entre otros constituyentes oracionales más amplios
  • Interpretación semántica: proceso de asignación de papeles temáticos a los constituyentes oracionales con vistas a recuperar la representación proposicional del enunciado. Cada sintagma de la oración debe recibir un papel semántico y todos estos papeles se deben organizar en torno a un predicado que define la estructura semántica del mensaje.

Altman Mientras que el análisis sintáctico consiste en la asignación de

categorías gramaticales y relaciones estructurales a los constituyentes de la oración (al margen del su significado), la interpretación consiste en la integración de información suministrada por los propios constituyentes y por las dependencias estructurales que existen entre ellos en una representación interna de los sucesos descritos en la oración.

Esta distinción dista mucho de ser unánimemente aceptada por los estudiosos de la comprensión del lenguaje, ya que da a pie a defender el postulado de que el análisis sintáctico es un proceso autónomo con respecto a la interpretación semántica en la comprensión del lenguaje (y porque si se ponen de acuerdo revientan)

Una condición previa para interpretar cualquier enunciado lingüístico es acceder a los significados de las piezas léxicas que lo integran. A continuación el oyente tiene que descubrir las relaciones funcionales entre esos significados léxicos, con vistas a asignar una estructura a la secuencia de palabras que forman la oración. Por último, es necesario atribuir un significado global al enunciado, lo que supone derivar una representación mental de la misma formulada en un código de otra naturaleza.

O sea, los componentes de procesamiento son:

1. Segmentación de una representación de entrada en unidades estructurales

Tales como las cláusulas o los sintagmas, lo que supone determinar las fronteras entre dichas unidades y agrupar las palabras que pertenecen a cada unidad (o sea, partir la frase en trozos que van juntos)

2. Asignación de papeles estructurales o etiquetas sintácticas a los constituyentes lingüísticos segmentados.

Se reconoce la categoría gramatical de las piezas léxicas que constituyen núcleos de sintagmas, con vistas a establecer la identidad de estos. Esto sirve, a su vez, para identificar el papel que desempeña cada constituyente en la estructura de la oración (sintagmas nominales, verbales, adjetivales...)

3. Establecimiento de dependencias o relaciones entre los constituyentes segmentados y etiquetados.

Este proceso implica la reconstrucción de la estructura jerárquica de constituyentes sintácticos o marcador sintagmático. El marcador sintagmático refleja las relaciones estructurales entre las distintas partes de la oración, lo que indica el nivel de jerarquía en que se halla cada constituyente y las relaciones de dependencia que hay entre ellos (los análisis de oraciones de toda la vida)

4. Acoplamiento sintáctico-semántico o búsqueda de correspondencia entre papeles sintácticos y papeles temáticos.

Este proceso representa el último paso del análisis sintáctico, pues supone la transformación de la representación estructural de la oración en una representación proposicional definida en términos conceptuales. (pillar el mensaje)

El debate aparece en saber hasta qué punto estos procesos influyen en los procesos más propiamente estructurales de construcción del marcador sintagmático.

No está claro en qué medida la info semántica contenida en la representación conceptual del verbo de la oración puede establecer de antemano las opciones sintácticas más probables y adecuadas a las preferencias semánticas del verbo, influyendo directamente en los procesos de asignación de estructura.

Este problema es análogo al suscitado en el terreno del procesamiento de palabras ambiguas cuando se discutía hasta qué punto el influjo del contexto se produce en una etapa relativamente temprana o tardía del reconocimiento léxico.

5. Construcción de la representación proposicional de la oración.

Para construir la representación proposicional de la oración resulta muchas veces necesario e inevitable recurrir a información que no está explícitamente presente en ella. Para comprender adecuadamente ciertas oraciones, y sobre todo para integrarlas correctamente en el contexto del discurso, el sujeto ha de realizar inferencias semánticas, es decir, ha de incorporar a la representación del significado de los enunciados cierta información no explícitamente mencionada en ellos.

Se plantean en consecuencia dos dificultades esenciales: en primer lugar, la de explicar de qué forma y en qué momento del procesamiento se tienen acceso a la información implícita que hipotéticamente forma parte de la representación semántica del enunciado; y en segundo lugar, la de poner un límite al número de inferencias que el procesador semántico tiene que realizar en cada momento del proceso de comprensión para evitar una inflación desmesurada de representación que sobrepase las capacidades de procesamiento del sistema.

Los procesos de comprensión descritos hasta aquí no deben entenderse como etapas independientes del procesamiento de oraciones, ni tampoco como una aplicación directa o transparente de reglas de la gramática o de la competencia lingüística del hablante.

Antes bien, deben contemplarse como problemas que el procesador del lenguaje ha de resolver para obtener una representación, primero estructural y luego proposicional, del enunciado. Estas tareas se llevan a cabo por medio de estrategias o rutinas cognitivas de actuación que operan bajo restricciones de tiempo, atención y memoria, al igual que cualquier otro proceso cognitivo.

Estas estrategias, por tanto, no tienen por qué ser un fiel reflejo de las reglas de la gramática, aunque naturalmente tienen que respetar las constricciones que éstas imponen.

> Siguiente: Estrategias de Análisis y Autonomía del Proceso Sintáctico