Psicología Básica: Introducción a la Psicología de la Motivación

Concepto de Motivación

Popularmente se ha entendido la motivación como la causa de la conducta tanto animal como humana. El término motivo se utiliza para referirse específicamente a una de estas causas. Se trata de un término latino, motivus, que significa algo que produce movimiento y que procede de dentro a fuera.

Según el hedonismo, las acciones humanas están gobernadas por un cálculo sobre el placer y el dolor.

Perspectiva histórica:

Una metáfora que se emplea con frecuencia para referirse a los aspectos motivacionales es la metáfora de la "energía hidráulica". El agua al caer desde una cierta altura produce una energía que puede ser posteriormente utilizada, siempre que se oriente de una determinada manera.

Los aspectos motivacionales se interpretaron como una especie de energía interior que determinaba e influía en el comportamiento humano.

Dos formas de entender la naturaleza humana:

  • 1. La concepción racional: Se considera al hombre como un ser racional, consciente de sus objetivos y de sus actos. Dirige su vida con prudencia. Los enfoques motivacionales quedan fuera del enfoque racional.
  • 2. La concepción irracional: El hombre es un ser irracional. Su comportamiento es similar al comportamiento animal. Se mueve por instintos e impulsos. La sociedad debe actuar como la fuerza que controla esos impulsos. Se abrió paso al concepto de motivación.

Las concepciones racionalistas del hombre no han aceptado los factores motivacionales porque consideran que el hombre se encuentra dirigido fundamentalmente por la razón, responde de sus actos.

La tradición irracional es mucho más reciente, aunque tuvo algunas manifestaciones en el mundo griego, en el hedonismo, que defendía el principio de placer.

La motivación está relacionada con esa tradición determinista. Los instintos o impulsos son las fuerzas que guían al animal (al hombre) hacia la consecución de fines útiles para la especie. Tiene un carácter direccional y activador de la conducta.

Los instintos.

La conducta animal y humana viene marcada por su valor de supervivencia y adaptación al medio. El instinto tiene un valor adaptativo.

El número de los instintos propuestos para explicar la conducta fue en aumento. McDougall fue el defensor del instinto como concepto motivacional, al igual que Freud.

El problema es la falta de investigación experimental. La teoría del instinto fue sustituida por la teoría del impulso.

Distinción entre activación fisiológica y activación psicológica.

La motivación se suele entender como el aspecto activador de la conducta que mueve a la acción del organismo. Dos tipos de activación: la activación fisiológica y la activación psicológica. La activación fisiológica es solo uno de los elementos constituyentes de la activación psicológica.

Otros elementos importantes a nivel psicológico son los aspectos ambientales de la situación, la historia de refuerzos del individuo y los factores de tipo cognitivo.

La motivación entendida como activación de la conducta actúa a tres niveles diferentes. Ordenados de inferior a superior:

  • · Los motivos de carácter biológico, que constituyen programas de conducta no aprendida.
  • · La motivación entendida como impulso, que funciona a nivel de los condicionamientos sensomotrices.
  • · La motivación de orden superior, entendida como motivación de exploración o motivación de logro.

> Siguiente: La Motivación Estudiada Dentro de la Tradición Asociacionista del Aprendizaje Animal