Psicología Online PIR Psicología Clínica Concepto de personalidad

Psicología Clínica: Trastornos de personalidad

Concepto de personalidad

Trastorno de personalidad (TP): rasgos de personalidad permanentes inflexibles y desadaptativos, que causen incapacitación social significativa, perturben la eficacia laboral o promuevan un malestar o sufrimiento subjetivo.

En principio, la definición y clasificación de los trastornos de personalidad, se presenta como "fruto" de un acuerdo, tras una profunda revisión de la bibliografía publicada y la praxis profesional, aunque, a nivel empírico, se termina aceptando como una "solución de compromiso", una cierta nomenclatura que no se corresponde con los resultados que se obtienen.

PERSONALIDAD: Dos alternativas:

1. La personalidad se identifica como la parcela del funcionamiento personal que es resistente al cambio, se encuentra consolidada y posee una generalidad y coherencia de respuestas en distintos tiempos y contextos, excluyendo lo situacional, reactivo-diferencial ante situaciones distintas. Se refiere a formaciones psicológicas integradas, con niveles de organización y jerarquización. Representada por Eysenck.

2. Personalidad como aquello que identifica al ser humano individual a lo largo del ciclo vital, por lo que debe integrarse en un modelo de personal, desde la reactividad situacional, hasta el estilo de vida, las motivaciones, las creencias y concepciones del mundo. Representada por Royce.

El sistema conceptual clasificatorio, en lo referente a los trastornos de personalidad, se sitúa en la primera opción, pero, no es un modelo dimensional sino categorial.

REFLEXIÓN HISTÓRICA Y DEFINICIONES DE LOS TRASTORNOS DE PERSONALIDAD

Aportaciones de 3 tradiciones teóricas

1. La caracterología médica: defienden que hay un sustrato hereditario que predispone a tener un tipo u otro de problema, y que los sucesos externos serían productores-disparadores de problemas graves dentro del campo de la salud mental.

  • Una edición avanzada de la obra de Kraepelin, hacía referencia a la "personalidad autista" como antecedente de la demencia precoz.
  • Kretschmer, propone un continuo racional que iba desde la esquizofrenia hasta la psicosis maníaco-depresiva, con intervalos intermedios de "personalidades" más o menos patológicas.
  • Jaspers, afirma que los trastornos de personalidad no llegan a ser entidades nosológicas como las psicosis, pero que podían dar lugar a ellas.

Eran indicadoras de ciertas alteraciones mentales.

2. La psicodinamia: La tradición psicoanalítica defendía la existencia de una teoría de la personalidad y de la psicopatología, en la que la perturbación de la evolución personal, sería la fuente explicativa "responsable" de las alteraciones.

Millon (son trastornos en los que no existe conciencia de enfermedad).

3. Fenomenología social: Personalidad como "respuesta" ante las reacciones de los demás. Personalidad entendida como el conjunto de papeles que un ser humano desempeña a lo largo de su vida, y la perturbación se concibe como aquellos papeles que son perjudiciales para los demás -> Trastornos de personalidad: Enfermedades o errores en el proceso de socialización dirigidos a la producción de daños hacia los demás.

  • Las 3 tradiciones tienden a coincidir con la definición del DSM-III en un intento de agrupar y/o alcanzar el mayor consenso posible. La definición cubre los siguientes aspectos:
    • Definición de personalidad a partir de los rasgos (pautas duraderas de percibir, pensar y ralacionarse con el ambiente y con uno mismo, que se hacen patentes en un amplio margen de contextos personales y sociales). Se mantiene durante el DSM-III-R y en los manuscritos de trabajo del DSMIV.
    • Propuesta de una tabla de equivalencias entre trastornos de la niñez y adolescencia, y trastornos de la personalidad en los adultos: "Las manifestaciones de los trastornos de personalidad son reconocibles generalmente en la adolescencia, o incluso más temprano, y continúan a lo largo de la vida adulta". Curiosamente, ésta "continuidad" no se encuentra recogida en los trastornos de la infancia y adolescencia.
    • Características de los rasgos de personalidad para que adquieran el carácter de trastornos de la personalidad:
      • Que sean inflexibles y desadaptativos.
      • Que causen incapacitación social significativa, disfuncionalismo ocupacional o malestar subjetivo. Dicho de otro modo, los criterios propuestos lo son de forma disyuntivos (pero no excluyentes): sufrimiento personal, problemas laborales o problemas sociales.