Psicología Online PIR Psicología Social Consecuencias de la activación del conocimiento

Psicología Social y de las Organizaciones: Procesos de atribución y Cognición Social

CONSECUENCIAS DE LA ACTIVACIÓN DEL CONOCIMIENTO

De manera implícita, se utiliza el conocimiento previo como un marco que:

  • Dirige la atención del perceptor hacia aspectos especialmente significativos de la información, a la vez que permite ignorar detalles sin importancia
  • Ayuda a interpretar la nueva información.
  • Influye en las inferencias ("ir más allá de la información dada")
  • Completa con valores por defecto o esperados, los atributos que no se observan.

En definitiva: Permite la construcción de una situación estable y coherente, del mundo y de uno mismo.

Atención

Existe influencia de la activación de un determinado conocimiento sobre la atención. De modo, que puede guiar la atención:

  • A buscar datos que corroboren o sean acordes a sus expectativas.
  • A buscar datos que sean inconsistentes o las desmientan.

Cohen: Presentó una película en la que una chica realizaba distintas tareas cotidianas. A un grupo se le dijo que era "bibliotecaria" y a otro que era "camarera".

Resultados: Cada grupo recordaba más acciones y detalles congruentes con el conocimiento que previamente se había activado.

La activación del conocimiento guiaba la atención de los sujetos hacia unos determinados elementos de la película que, en éste caso, eran congruentes con el conocimiento.

Erber y Fiske: Hicieron creer a los participantes en su estudio que tendrían que trabajar conjuntamente con un compañero. A la mitad se les dijo que sus resultados dependían de los del otro compañero. A los demás, que no dependerían de su compañero.

La hipótesis del estudio, confirmada por los resultado, era que los perceptores cuyos resultados eran dependientes, prestarían mayor atención a la información inconsistente que los perceptores no dependientes. La atención ala información consistente no difería según el tipo de perceptor.

Codificación, interpretación y organización de la información Los conocimientos activados influyen en nuestra interpretación de la información, tanto cuando los estímulos son poco conocidos, como cuando son familiares.
  • Darley y Gross: Presentaban un vídeo de una niña de 9 años grabado en el patio de su escuela y en su barrio. La mitad veían que la niña era pobre (se reflejaba en el barrio y escuela), y la otra mitad, que era de familia acomodada.

    Cuando se les pregunto sobre la capacidad que la niña tenía para las matemáticas y la lectura, todos dieron las mismas estimaciones.

    Sien embargo, en otras 2 condiciones experimentales, los sujetos veían otro vídeo de la niña respondiendo a un test de Inteligencia, en el que la situación era totalmente ambigua (no permita saber como estaba haciendo el test).

    Resultados: Quienes creían que era de buena familia consideraron que los hacía mejor.

  • Jacobs y Eccles: Las creencias género-estereotípicas de las madres predecían las evaluaciones de las capacidades de sus propios hijos e hijas. Es decir, en la medida en que las madres consideraban que los niños tienen mejores aptitudes para las matemáticas que las niñas, consideraban que sus hijos eran mejores en matemáticas, aunque la realidad mostrara lo contrario.
  • Vallone: La codificación e interpretación de lo que percibimos no consiste sólo en resumir la información recibida, sino que posee una dimensión social, relacionada con el sistema de valores del individuo.

    (La corriente New Look, ya había enfatizado la importancia de los valores sobre la percepción. Experimento clásico de Bruner y Goodman sobre evaluación del tamaño de las monedas).

    La importancia de los valores queda de manifiesto en el error de sobreinclusión categorial (identificar como miembro de una categoría a un elemento que no lo es).

    Tajfel: El error de sobreinclusión se daba más en el caso de categorías que poseían una valoración negativa para el perceptor.

    A un grupo de personas se les pidió que, viendo una fotos, identificaran los judíos.

    Resultados: Los que tenían prejuicios hacia ellos, obtuvieron mejores resultados (mayor tasa de aciertos), dado que, las personas prejuiciosas cometían errores de sobreinclusión, pues, preferían cometer el error de que un no-judío fuera incluido, que el error de que un verdadero judío pasara desapercibido.

Memoria y recuperación de la información

El conocimiento activado influye en la información que es recordada en dos momentos distintos:

  • Influye en la atención y en como se procesa la información (aquello en lo que no se presta atención se recuerda peor) Ejemplo: estudio de Cohen: bibliotecaria vs camarera.
  • Puede influir una vez que ha sido recibida la información, en la fase de recuperación.

    Snyder y Uranowitz: Los sujetos leían una biografía sobre una mujer en la que no se daba ninguna pista sobre su orientación sexual.

    Seguidamente, los experimentadores, a un grupo les decían que era lesbiana y a otro que era heterosexual.

    Resultados: A quienes se les dijo que era lesbiana, cometían más errores consistentes en señalar como correctos ítems relacionados con la homosexualidad, pero que no habían aparecido en el relato.

    Los recuerdos no son reproducciones fidedignas de experiencias almacenadas en la memoria, sino que consisten en construcciones realizadas en el momento de la recuperación de la información. Dependen de la representación que esté en funcionamiento cuando realizamos la recuperación.

Si bien, los efectos del conocimiento activado son semejantes tanto si operan antes de recibir la información (en la fase de codificación), como después de recibirla (fase de recuperación), las investigaciones han mostrado que su influencia es más poderosa si el conocimiento está activado desde el principio ("filtra" la información que se recibe).

Información consistente frente a inconsistente

Los estudios muestran una tendencia a recordar mejor la información congruente o consistente con las expectativas previas, que la información inconsistente, sin embargo, Hastie y Kuman, desafiaron estos resultados: Presentaron diversas características de una persona, todas coherentes con "inteligencia".

Posteriormente, presentaban:

  • Información congruente ("ha ganado un torneo de ajedrez").
  • Información inconsistente ("ha cometido el mismo error 3 veces").
  • Información irrelevante ("tiene una hamburguesería").

Resultados: La gente recordaba mejor la información incongruente, seguida de la congruente y un peor recuerdo de la irrelevante.

La revisión de Stanfor y McMillan sobre 54 experimentos, confirmó la superioridad en el recuerdo de la información inconsistente. Pero, mostró la existencia de variables que moderan el efecto:

La tendencia a recordar mejor la información inconsistente es más débil:

  • Cuando la gente intenta ratificar una impresión que ya se ha formado, que cuando se está formando una primera impresión.
  • Cuando el perceptor tiene fuertes expectativas.
  • Cuando la información procesada es compleja o el tiempo es limitado.
  • Cuando se intenta memorizar la información.

La ventaja en el recuerdo de la información inconsistente, suele darse cuando la persona tiene la motivación y la capacidad para procesarla necesita mayor esfuerzo para su procesamiento.

Kiske y Taylor: Un factor que influye es la fuerza de la representación:

  • a) Cuando se trata de conocimientos débiles o que se están desarrollando es probable que el individuo recuerde información que es inconsistente.
  • b) Cuando los conocimientos están bien desarrollados, se tienden a validar las creencias, fijándose en la información consistente.
  • c) Si la estructura cognitiva está muy desarrollada ("expertos" en algún área determinada), la información que sale favorecida es la incongruente.
Relación de evaluaciones, juicios, predicciones, inferencias y conductas

Estudio e McKenzie-Mohr y Zanna: Estudiantes varones que vieron una película pornográfica y después fueron entrevistados por una mujer en un contexto totalmente distinto.

Resultados: Su conducta tenía más connotaciones sexuales (objetivas y subjetivas).

Numerosas investigaciones han puesto de manifiesto que, cuando se activa el conocimiento referido al grupo de pertenencia de las personas percibidas y del propio grupo de pertenencia del perceptor, se producen efectos cognitivos, evaluativos y conductuales.

En los clásicos estudios sobre categorización se observaba que la gente tendía a percibir a los miembros de cada nueva categoría como semejante entre sí y diferentes de los miembros de la otra categoría.

Sin embargo, se observaba una asimetría, tanto cognitiva como evaluativa.

  • Cognitiva porque, aunque como consecuencia de la categorización aumentaba la semejanza con la que los integrantes de cada categoría eran percibidos, ésta se daba con mayor fuerza en el caso de los miembros de los exogrupos (grupos a los no pertenece el individuo).

    Este es el fenómeno de homogeneidad exogrupal: Los miembros del endogrupo son percibidos de manera más diferenciada en personalidad, intereses,, valores, ideologías, que los miembros del exogrupo.

  • Asimetría evaluativa porque el endogrupo tiende a ser visto de manera más positiva. Ejemplo: Las personas tienden a sobreestimar la presencia de comportamientos deseables en el endogrupo y a sobrestimar la presencia de comportamientos indeseables en el exogrupo.

Estos resultados se pueden explicar apelando a mecanismos estrictamente cognitivos:

Es posible que la información positiva sobre nosotros mismos sea más accesible y que tengamos más información sobre nuestros endogrupos que sobre los exogrupos (los percibimos como mas variables).

Otra explicación: La Teoría de la Identidad social: La identidad social de una persona deriva de los grupos a los que pertenece. Dada la tendencia a buscar una identidad social positiva, se intentará que en los resultados de las comparaciones, su endogrupo salga favorecido.

> Siguiente: El proceso de inferencia