Psicología Online PIR Personalidad Consecuencias de la atribución de la conducta

Psicología de la Personalidad y Diferencial: Autoeficacia y procesos de atribución

CONSECUENCIAS DE LA ATRIBUCIÓN

Cognitivas

Las atribuciones causales pueden afectar las expectativas futuras de la persona en situaciones similares.

  • Desde las investigaciones sobre motivación le logro y nivel de aspiraciones se ha sugerido que:
    • Tras el éxito las expectativas aumentarían, mientras que tras el fracaso, disminuirían.
  • Desde la teoría del aprendizaje social se sugiere tener en cuenta el tipo de situación (interna/externa):
    • Tras el éxito en una situación de capacidad (interna), las expectativas subirían en mayor grado que tras el éxito en una situación de suerte o azar (externa).
    • Tras el fracaso en una situación externa, las expectativas se mantienen, o incluso pueden aumentar; mientras que tras el fracaso en una situación interna, las expectativas futuras de éxito tender
  • Desde la teoría de la atribución se sugiere el papel desempeñado por el nivel de estabilidad de los factores causales.
    • El fracaso adscrito a baja capacidad o a dificultad de la tarea (factores estables) disminuye más la expectativa futura de éxito que el fracaso adscrito a falta de esfuerzo o mala suerte (factores inestables).
    • El éxito atribuido a buena suerte o a alto esfuerzo (factores inestables) llevará a un menor aumento de las expectativas de éxito que el atribuido a alta capacidad o facilidad de la tarea (factores estables).
    • Esto es, la adscripción causal a factores estables produce mayores cambios típicos en las expectativas (aumento tras el éxito y disminución tras el fracaso) que la adscripción a factores inestables.

De cara a unificar los resultados, Weiner sugiere que, dado que la evidencia derivada de los estudios de aprendizaje social, de alguna manera, además de la dimensión de internalidad se está considerando la dimensión de estabilidad, y teniendo en cuenta la evidencia derivada de la teoría de la atribución, cabría inclinarse por la determinación en los cambios de las expectativas futuras en función de la dimensión de estabilidad, en vez de en función de la dimensión de internalidad.

De la misma forma que las atribuciones causales afectan a las expectativas futuras, la expectativa previa tiene también un efecto en las adscripciones causales realizadas. Así, una alta expectativa de éxito, seguida por un éxito lleva a una atribución estable; mientras que una expectativa baja, seguida por un éxito evoca una adscripción inestable.

Las posibles relaciones entre expectativas previas de éxito, resultado, atribuciones y expectativas futuras quedan expresadas en la siguiente tabla:

EXPECTATIVA 1 RESULTADO ATRIBUCIÓN EXPECTATIVA 2

Alta

Baja

Alta

Baja

Éxito

Éxito

Fracaso

Fracaso

Estable

Inestable

Inestable

Estable

Alta

Baja

Alta

Baja

Emocionales o afectivas

Desde la teoría de Weiner se propone que las emociones o reacciones afectivas serían post-atributivas y pre-conductuales.

ACCIÓN1-RESULTADO1-ATRIBUCIÓN-REACCIÓN EMOCIONAL- ACCIÓN2-RESULTADO2- ATRIBUCIÓN2

Así, siguiendo a un resultado, hay una primera reacción más o menos general (emoción primitiva) basada en el éxito o fracaso percibido. Estas emociones serían dependientes del resultado e independientes de la atribución, porque sólo estarían determinadas por la consecución o no de una meta u objetivo deseado, no por la causa de ese resultado.

Posteriormente, se realizará una adscripción causal, generándose distintas reacciones afectivas en función de la atribución elegida. Todas estas emociones serían dependientes de la atribución, en la medida en que son determinadas por la causa percibida del resultado previo.

Cada dimensión de la causa se relaciona con un conjunto de emociones o sentimientos:

  • Controlabilidad. Se relaciona con las llamadas emociones sociales (ira, piedad, culpa y vergüenza).
    • La ira es elicitada cuando la persona incumple un "debería".
    • La piedad, compasión o simpatía la experimentan otros cuando la causa de la conducta de la persona es incontrolable.
    • La culpa se experimenta cuando se hace una atribución de autoresponsabilidad.
    • La vergüenza surgirá cundo se trata de causas incontrolables, mientas que la culpa sería elicitada por causas controlables.
  • Estabilidad. Estaría más relacionada con consecuencias cognitivas (cambio de expectativas futuras), aunque llevan asociadas emociones como esperanza o miedo
  • Locus de causalidad. Influye sobre la autoestima (el éxito autoatribuido lleva a una mayor autoestima que el éxito externamente atribuido). Estrategias defensivas para salvaguardar el nivel de autoestima:
    • Autoatribución de los éxitos y utilizar las causas externas para los fracasos (sesgo hedonista).
    • Atribuir el fracaso a factores internos pero inestables y que el sujeto puede controlar en ocasiones futuras (falta de esfuerzo). La utilización de este sesgo tendría como función principal mantener un estado afectivo más favorable para la persona. Además, puede no sólo explicar la conducta pasada, sino afectar al rendimiento futuro.

También se ha utilizado una explicación basada en la teoría del procesamiento de la información, sugiriendo que nuestra respuesta ante el éxito y el fracaso sería la misma que ante cualquier otro acontecimiento: Respondemos ante resultados esperados haciendo atribuciones internas y ante los inesperados haciendo atribuciones externas.

> Siguiente: Aplicación de las aportaciones sobre atribución a la motivación de logro