Psicología Evolutiva: Desarrollo del conocimiento de la sociedad y la cultura

CULTURA Y DESARROLLO

Mike Cole presenta a la cultura como un "envoltorio supraindividual" que nos rodea y nos aporta instrumentos para interactuar con el mundo. Son esas acciones, inmersas además en contextos mas concretos y entretejidos con la actividad, las que nos permiten transformar el mundo.

INTRUMENTOS Y CULTURA

En la obra de Vygotsky tienen las raíces los modelos que ha establecido estrechas relaciones entre la cultura y el desarrollo. De su trabajo interesa destacar dos aspectos sin los que sería difícil entender las relaciones entre cultura y desarrollo: por una parte, sus aportaciones en relación con el concepto de instrumento, y, por la otra, la importancia que concede a las relaciones sociales. Ambas dimensiones median la actividad humana en el contexto de la cultura.

Los instrumentos culturales desde una perspectiva filogenética

De acuerdo con Vygotsky, las primeras manifestaciones de lo humano aparecen relacionadas con el pensamiento primitivo, que puede considerarse como un pensamiento mágico. Lo que caracteriza a esta forma de pensar es que dos tipos de conducta, la orientada a dominar la naturaleza y la que apunta al dominio de uno mismo, no han llegado a se dos entidades separadas. Para que el hombre primitivo evolucione es necesario el desarrollo de la técnica y de la estructura social que, a su vez, es inseparable de una forma peculiar de usar los instrumentos, distinta a la que se observa en el mundo animal. El uso de instrumentos se asocia a una actividad humana peculiar, el trabajo. a través de él se llega a dominar la naturaleza y a consolidar la sociedad. La actividad conjunta y el soporte mutuo se convierten en algo fundamental.

A diferencia de los animales, los humanos usan la naturaleza para alcanzar sus metas, la transforman por el trabajo para adaptarse a ella y construyen instrumentos con ese fin. El uso de instrumentos ha cambiado la historia del desarrollo humano. Los objetos, algo dado en la naturaleza, serán órganos de actividad, unos órganos que amplían los del propio cuerpo. A partir de este momento el desarrollo consistirá en una mejora de los órganos artificiales.

Pero no podemos olvidar que esos instrumentos son también de carácter psicológico, el uso del pensamiento simbólico es el que en realidad ha facilitado a la humanidad transformar su propia historia. En este contexto, Cole y Scribner, sitúan el concepto de mediación dentro de la tradición marxista.

Vygotsky extendió el concepto marxista de mediación a la interaccionen el entorno humano y destacó que los humanos utilizan instrumentos materiales, signos y sistemas simbólicos. Diversos autores consideran a la mediación como uno de los mecanismos que permiten el paso de la acción al pensamiento. Es preciso señalar que, si bien los signos actúan como instrumentos de la actividad psicológica, no pueden identificarse con los instrumentos materiales. Para diferenciarlos, Vygotsky propone que estamos ante dos formas de actividad. Los instrumentos están externamente orientados y su función es dirigir la actividad del sujeto hacia los objetos. Son un medio por el que la actividad humana apunta al dominio y triunfo de la naturaleza. El signo, por su parte, está internamente orientado y permite el dominio de uno mismo.

No hay que olvidar, sin embargo, la profunda interacción de ambos. El dominio de la naturaleza y el de uno mismo están intrínsecamente unidos y la alteración de uno altera al otro, en este sentido, el uso de medios artificiales cambia fundamentalmente todas las operaciones psicológicas.

Mientras que el intelecto es un requisito esencial para el desarrollo del trabajo, el control de l apropia conducta es su producto o resultado. En la historia del desarrollo humano existe un punto clave: la adaptación se produce cuando aparecen instrumentos y comienzan a ser utilizados. El desarrollo de la conducta humana empieza a estar dirigido no por las leyes de la evolución biológica sino por las del desarrollo histórico dela sociedad. Entre los instrumentos que permiten a los humanos un control de su conducta, el lenguaje va a desempeñar un papel fundamental:

"El papel de los mecanismos del habla en la conducta humana excede con mucho las reacciones meramente expresivas. Fundamentalmente difieren de todas las otras reacciones en las que juega un papel funcional específico: su acción se dirige a la organización de la conducta fuera de la personalidad. Fundamentalmente, la planificación verbal es la esfera en la que el hombre alcanza las mayores formas de conducta intelectual" (Luria y Vygotsky).

El lenguaje aparece así como un instrumento privilegiado que condiciona estrechamente el hecho de que los procesos mentales superiores se configuren a través de la actividad social y que, a su vez, es la base a partir de la cual se constituye la cultura.

"Lo mismo que el dominio de la naturaleza por parte del hombre se apoya menos en el desarrollo de los órganos naturales que en aumento de la tecnología, así también el control sobre sí mismo y el desarrollo incesante de su conducta se apoya principalmente en el aumento de símbolos externos, instrumentos y técnicas elaborados en determinados entornos sociales bajo la presión de demandadas técnicas y económicas" (Luria y Vygotsky).

Desarrollo en contextos sociales

Resulta casi imposible aludir al modelo de desarrollo que propone Vygotsky sin una referencia al concepto de zona del desarrollo próximo. Para el autor ruso, el progreso es inseparable de la dirección que ofrecen los adultos o los compañeros mas capaces y que a su vez está unido a los valores que están presentes en el grupo social. Vygotsky insiste en la idea de que el aprendizaje humano supone una naturaleza específicamente social y un proceso por el que las criaturas humanas crecen en medio de la vida intelectual que les rodea. Es necesario entonces justificar de qué modo el niño o la niña llegan a hacer suyo aquello que les ofrece el entorno. Vygotsky especificó tres momentos:

Una operación que inicialmente representa una actividad externa es reconstruida y comienza a ocurrir internamente.

Un proceso interpersonal se transforma en un proceso intrapersonal y cada función en el desarrollo cultural aparece dos veces, primero, entre las personas (interpsicológicamente), y después en el plano interior (intrapsicológicamente).

La transformación de un proceso interpersonal es el resultado de una larga serie de acontecimientos en el desarrollo.

Parece claro, por otra parte, que estos procesos se producen en el marco de los diferentes contextos donde se desarrollan las actividades infantiles. Vygotsky define la zona de desarrollo próximo como la distancia entre el nivel de desarrollo actual, determinado por la resolución independiente de un problema y el nivel de desarrollo potencial, determinado a través de la resolución de ese problema bajo la guía del adulto o en colaboración con un compañero mas capaz. Se determinan, por lo tanto, al menos dos niveles de desarrollo. En el primer nivel, al que puede considerarse zona de desarrollo actual, las funciones mentales de la niña o el niño se han establecido como resultado de algunos ciclos completos del desarrollo mental. Se acepta que este nivel está marcado por aquello que son capaces de hacer por si mismos. El segundo nivel se define por lo que harán en relación con otras personas as capaces. Todo ello supone una profunda transformación de las relaciones entre el aprendizaje y el desarrollo. Según Vygotsky, "los procesos de desarrollo no coinciden con los proceso de aprendizaje, mas bien los procesos de desarrollo van por detrás de los procesos de aprendizaje".

La niña y el niño, al llegar a la escuela, tienen un historia previa, han aprendido ya muchas cosas, incluso relacionadas con los conocimientos que allí van a adquirir, aunque los adultos no sean conscientes de ello. La educación escolar es cualitativamente diferente de la educación en el mas amplio sentido de la palabra. En la escuela, niños y niñas deben hacer frente a tareas especificas, y sobre todo acercarse al estudio del sistema de la ciencia. Durante el aprendizaje escolar tiene lugar procesos de generalización, comparación, unificación, y, en definitiva, de establecimiento de relaciones lógicas. Los primeros conceptos cotidianos y espontáneos que el niño construyó ya en un contexto de relaciones sociales, han de ser transformados en un nuevo proceso que permitirá establecer nuevas relaciones con el mundo. La estructura de los conceptos cambia.

Para Vygotsky, "la instrucción escolar induce la generalización de la percepción y juega un papel decisivo en hacer al niño consciente de sus propios procesos mentales. Los conceptos científicos, con sus sistema jerárquico de interacciones, parece ser el medio dentro del cual se desarrollan primero el conocimiento y el dominio, para ser transferidas posteriormente a otros conceptos ya otras áreas del pensamiento. La conciencia reflexiva llega la niño a través de la puerta de los conceptos científicos".

Vygotsky consideró que la interacción entre los conceptos científicos y espontáneos es un caso particular de un tema mas amplio, las relaciones entre la instrucción escolar y el desarrollo mental del niño. En esta teoría, la enseñanza representa el medio a través del cual el desarrollo avanza.

Podemos preguntarnos cuáles son las implicaciones educativas que se derivan de adoptar un modelo de acuerdo con el cual los seres humanos utilizan instrumentos físicos o simbólicos. Interpretábamos la imagen de los seres humanos presente en la obra de Vygotsky asociándola a una actividad en la que se manejan instrumentos que, a su vez, son el producto de una cultura. ¿En qué medida esa cultura y esos instrumentos orientan el desarrollo hacia una meta final, y casi previamente definida? Para Vygotsky no existe sólo una meta del desarrollo, sino que hay tantas como los grupos sociales sean capaces de delimitar.

> Siguiente: Vida cotidiana, cultura y desarrollo