Psicología Social y de las Organizaciones: Estrés y salud laboral

1.1. DEFINICIONES DE ESTRÉS

Unos autores tratan de definir el término estrés a través de la enumeración de las condiciones ambientales estresantes señalando ejemplos concretos (Landy y Trumbo, 1976) o introduciendo conceptos más generales (McGrath, 1976).

Otros utilizan para definir el estrés diversos términos del lenguaje coloquial no son más precisos, pero que a veces presentan un significado menos general. Así, se define el estrés como un esfuerzo agotador para mantener las funciones esenciales al nivel requerido (Ruff y Korchin, 1967), como información que el sujeto interpreta como amenaza de peligro (Lipowsky, 1975), como frustración y amenaza que no pueden reducirse (Bonner, 1967), o como imposibilidad de predecir el futuro (Groen y Bastiaans, 1975).

Trata de delimitar el contenido del concepto estrés estableciendo sus características esenciales. Para Sells (1970) estrés es la falta de disponibilidad de respuestas adecuadas ante una situación que produce consecuencias importantes y graves. Para Appley y Trunbull (1967) se trata de situaciones nuevas e intensas, rápidamente cambiantes e inesperadas; Pepitone (1967) considera que son los motivos implicados en situaciones específicas como el logro.

Grupo de definiciones establecido a partir de los esfuerzos por conseguir una mayor precisión conceptual que permita una contrastación empírica de hipótesis y de formulaciones teóricas fundamentadas en la experimentación. Para McGrath (1970) el estrés es un importante desequilibrio percibido entre la demanda y la capacidad bajo condiciones en las que el fracaso en la solución de la situación tiene importantes consecuencias percibidas. En este grupo de definiciones se encuentra la teoría del ajuste entre persona y entorno.

Otro grupo de autores señala, de manera crítica, que el término estrés sólo resulta útil para denominar una amplia área de estudios que abordan problemas próximos y relacionados o que resulta totalmente inútil y debe abandonarse su uso.

Las principales conceptualizaciones del término estrés tratan de enumerar algunos aspectos que se incluyen en su significación. Landy y Trumbo (1976) presentan una lista de estresores, entre ellos están:

  • la inseguridad en el trabajo,
  • la excesiva competitividad,
  • las condiciones de trabajo arriesgadas,
  • las demandas de la tarea,
  • el excesivo número de horas de trabajo

Gross (1970) agrupa los diversos estresores en 3 grandes grupos:

  • los que se refieren al "desarrollo de la carrera" en la organización:
    • no perder el trabajo,
    • posibilidades de promoción en el puesto de trabajo
    • retiro;
  • los referidos a la tarea:
    • trabajo rutinario,
    • dificultad excesiva;
  • los relacionados con la estructura de la propia organización.

McGrath (1976) distingue 6 clases de factores estresantes:

  • la tarea:
    • dificultad,
    • ambigüedad,
    • cantidad;
  • los roles:
    • conflicto,
    • ambigüedad,
    • carga;
  • el contexto comportamental:
    • masificación,
    • insuficiencia de personal;
  • el entorno físico:
    • frío,
    • otras fuerzas hostiles;
  • el entorno social y las relaciones interpersonales:
    • desacuerdos,
    • aislamientos;
  • el propio sujeto que aporta aspectos estresantes a la situación:
    • ansiedad,
    • estilos perceptuales.

> Siguiente: El estudio del estrés