Psicología Online PIR Personalidad Definición de rasgo

Psicología de la Personalidad y Diferencial: Modelos estructurales (Cattell, Eysenck y los 5 factores de personalidad)

DEFINICIÓN DE RASGO

Rasgo es un concepto científico que resume las conductas que las personas realizan en distintas situaciones y ocasiones. Los rasgos son constructos que permiten describir las diferencias individuales. Según Eysenck son disposiciones que permiten describir a las personas y predecir su comportamiento.

No son observables, sino que se infieren de observar ciertos hechos. Así, rasgo es una disposición de comportamiento expresada en patrones consistentes de funcionamiento en un rango amplio de situaciones. Constituye una dimensión o continuo a lo largo del cual se colocan las personas.

Consistencia de la conducta.

La consistencia se puede entender como el mantenimiento de la conducta en diferentes situaciones. A priori, puesto que los rasgos son disposiciones que el individuo tiene, cabría esperar bastante consistencia en la conducta. En la actualidad los teóricos de los rasgos reconocen que la situación tiene una influencia en la conducta, y por lo tanto consideran que dicha conducta será semejante en situaciones funcionalmente similares. Además tampoco sería adaptativo que las personas se comportaran siempre de la misma manera independientemente de las demandas de la situación.

Los psicólogos de los rasgos explican el hecho evidente de que dos personas se comporten de forma distinta en una misma situación por su diferente posición en la dimensión que constituye el rasgo, y por la distinta configuración de los rasgos que las caracteriza. Las variables de la situación afectan al comportamiento, pero no hasta el punto de cambiar la posición de los sujetos en la dimensión o rasgo.

Carácter causal de los rasgos

Para no caer en una circularidad explicativa (el rasgo se induce del comportamiento, y utilizamos este rasgo para explicar la misma conducta de la que lo inducimos), es necesario que se especifiquen los mecanismos a partir de los cuales las tendencias de respuesta, que implican un rasgo, se convierten en conducta.

Salvo algunas excepciones, como Eysenck o Gray, los psicólogos de los rasgos, en general, no se han centrado en explicar como los rasgos producen el, comportamiento, limitándose a desarrollar taxonomías descriptivas basadas en la observación de conductas recurrentes. Ésta es una de las críticas más importantes que se la hacen desde otras perspectivas de la psicología de la personalidad.

> Siguiente: La teoría de Cattell