Psicología Online PIR Psicología Clínica Definición y criterios diagnósticos

Psicología Clínica: Trastornos amnésicos y otros trastornos con etiología orgánica

Definición y criterios diagnósticos

Los síntomas amnésicos pueden aparecer en multitud de trastornos, pero la diferencia con los trastornos amnésicos es que la amnesia es el síntoma principal y que tiene demostrada su etiología orgánica.

En 1953 Sconville extirpó al paciente HM bilateralmente el hipocampo,lo que causó en él que mantuviera los recuerdos pero no pudiera almacenar informaciones nuevas.

El trastorno amnésico se caracteriza por el deterioro de la memoria en ausencia de otros deterioros cognoscitivos significativos. Los trastornos en el apartado «trastornos amnésicos» se enumeran de acuerdo con su etiología presumible: trastorno amnésico debido a una enfermedad médica, trastorno amnésico persistente inducido por sustancias o trastorno amnésico no especificado.

Los sujetos con un trastorno amnésico tienen deteriorada la capacidad para aprender información nueva y no son capaces de recordar acontecimientos pasados o información aprendida previamente. La alteración de la memoria puede ser lo suficientemente grave como para provocar un acusado deterioro de la actividad laboral o social y puede representar una merma importante del nivel previo de actividad. La alteración de la memoria no aparece exclusivamente en el transcurso de un delirium o de una demencia. La capacidad para recordar información nueva está siempre afectada, pero la dificultad para recordar información aprendida previamente se presenta de forma más variable, dependiendo de la localización y gravedad de la lesión cerebral. El déficit de memoria es más aparente en las tareas que requieren el recuerdo espontáneo y puede ser evidente cuando el examinador proporciona estímulos al sujeto para que los evoque después. Los déficit pueden estar predominantemente relacionados con estímulos verbales o visuales en función del área del cerebro específicamente afectada. En algunas formas del trastorno amnésico el sujeto puede recordar mejor cosas muy remotas del pasado que acontecimientos más recientes (p. ej., un sujeto recuerda la estancia en el hospital hace una década, con detalles que expresa vivamente, sin darse cuenta de que actualmente está en ese mismo hospital).

No se establece el diagnóstico si el deterioro de la memoria aparece exclusivamente en el transcurso de un delirium (p. ej., si se presenta sólo en el contexto de una reducción de la capacidad para mantener o dirigir la atención). En el trastorno amnésico la capacidad para repetir inmediatamente una secuencia de información (p. ej., dígitos) no está alterada. Cuando lo está, hay que sospechar la presencia de una alteración de la atención, que puede ser indicativa de delirium. El trastorno amnésico se diagnostica si hay otros déficit cognoscitivos característicos de la demencia(p. ej., afasia, agnosia, alteración de la capacidad de ejecución). Los individuos con trastorno amnésico pueden experimentar como resultado de sus déficit de memoria graves deterioros de su capacidad personal o social, requiriendo una supervisión cotidiana para asegurar su alimentación y cuidados mínimos.

A menudo, el trastorno amnésico viene precedido por un cuadro clínico de confusión y desorientación, y posibles problemas de atención que sugieren un delirium (p. ej., trastorno amnésico debido a deficiencia de tiamina). Durante los estados iniciales del trastorno es frecuente la confabulación, a menudo evidenciada por la narración de acontecimientos imaginarios que persiguen llenar las lagunas mnésicas, pero tiende a desaparecer con el tiempo. Por esta razón es importante recabar información de los familiares o allegados. La amnesia profunda puede dar lugar a desorientación temporoespacial, pero es rara la desorientación autopsíquica, que es frecuente en individuos con demencia, mas no con trastorno amnésico. A la mayoría de los individuos con trastorno amnésico grave les falta la capacidad de juicio para reconocer sus déficit de memoria y pueden negar explícitamente la presencia de su grave deterioro, a pesar de la evidencia en contra.

Esta falta de capacidad de juicio puede llevar a acusaciones a los demás o, en casos excepcionales, a la agitación. Algunos individuos reconocen que tienen un problema y aparentan que no les concierne. Puede haber algunos cambios sugerentes de alteración de la personalidad, como apatía, falta de iniciativa y fragilidad emocional. Los sujetos pueden mostrarse superficialmente amistosos y agradables, pero presentan una expresividad afectiva estrechada o pobre. Con frecuencia, la amnesia global transitoria confiere a los individuos que la padecen una apariencia de perplejidad y aturdimiento. Pueden observarse déficit menores de otras funciones cognoscitivas, pero, por definición, no son tan graves como para provocar un deterioro clínicamente significativo. Las pruebas neuropsicológicas cuantitativas demuestran a menudo déficit específicos de memoria, con ausencia de otras alteraciones cognoscitivas. Dependiendo de la extensión o la naturaleza de los déficit, el resultado de las pruebas estandarizadas que evalúan el recuerdo de acontecimientos históricos conocidos o de personas públicas es variable.

El deterioro de la memoria es también un síntoma del delirium y de la demencia. En el delirium la disfunción mnésica se presenta asociada al deterioro de la conciencia, con reducción de la capacidad para centrar, mantener o dirigir la atención. En la demencia el deterioro mnésico debe acompañarse de múltiples déficit cognoscitivos (p. ej., afasia, apraxia, agnosia o alteración de la actividad de ejecución), lo cual conduce a un deterioro clínicamente significativo.

El trastorno amnésico debe distinguirse de la amnesia disociativa y de la amnesia que se presenta en el contexto de otros trastornos disociativos (p. ej., trastorno de identidad disociativo).

Por definición, el trastorno amnésico se debe a los efectos fisiológicos directos de una enfermedad médica o al consumo de sustancias. Además, la amnesia en los trastornos disociativos no implica déficit del aprendizaje y del recuerdo de información nueva, sino que los sujetos presentan una incapacidad circunscrita para recordar contenidos de naturaleza traumática o estresante.

Para las alteraciones de la memoria presentes sólo durante la intoxicación o abstinencia de una droga de abuso, los diagnósticos apropiados serán intoxicación por sustancias o abstinencia de sustancias y no debe realizarse un diagnóstico de trastorno amnésico por separado. Para las alteraciones de la memoria asociadas al consumo de medicamentos, debe anotarse efectos secundarios de la medicación no especificados .

La etiología presumible del trastorno amnésico determina el diagnóstico (la descripción y los criterios diagnósticos para cada trastorno amnésico se describen después por separado, en esta sección). Si se estima que la alteración de la memoria es consecuencia de efectos fisiológicos directos de una enfermedad médica (incluyendo el traumatismo craneal), se diagnosticará trastorno amnésico debido a enfermedad médica. Si la alteración de la memoria es resultado de los efectos persistentes de una sustancia (p. ej., droga de abuso, medicamentos o exposición a tóxicos) se diagnosticará trastorno amnésico persistente inducido por sustancias. Deben realizarse los dos diagnósticos cuando ambos, una sustancia (p. ej., alcohol) o una enfermedad médica (p. ej., traumatismo craneal) hayan tenido un papel etiológico en el desarrollo de la alteración de la memoria. Si no es posible establecer una etiología específica (p. ej., disociativa, inducida por sustancias o debido a una enfermedad médica), se diagnosticará trastorno amnésico no especificado.

El trastorno amnésico debe distinguirse de la simulación y del trastorno facticio. Para hacer esta difícil distinción pueden ayudar las pruebas sistemáticas de memoria (que a menudo proporcionan resultados inconsistentes en la simulación y en el trastorno facticio) y también la ausencia de una enfermedad médica o el consumo de sustancias que se estiman relacionadas con el deterioro de la memoria.

El trastorno amnésico debe distinguirse del deterioro de la memoria característico del déficit cognoscitivo relacionado con la edad, en el que se da una pérdida fisiológica en relación con los años.

Criterios para el diagnóstico de Trastorno amnésico debido a...(indicar enfermedad médica)

A. El deterioro de la memoria se manifiesta por un déficit de la capacidad para aprender información nueva o por la incapacidad para recordar información aprendida previamente.

B. La alteración de la memoria provoca un deterioro significativo de la actividad laboral o social y representa una merma importante del nivel previo de actividad.

C. La alteración de la memoria no aparece exclusivamente en el transcurso de un delirium o de una demencia.

D. Demostración, a través de la historia, de la exploración física o de las pruebas de laboratorio, de que la alteración es un efecto directo de la enfermedad médica (incluyendo un traumatismo físico).

Especificar si:

Transitorio: si el deterioro de la memoria dura menos de 1 mes

Crónico: si el deterioro de la memoria dura más de 1 mes

Como zonas relacionadas con la amnesia encontramos a zonas del diencefalo,cuerpos mamilares y núcleos dorsomediales del tálamo.

El deterioro amnésico se puede explicar en base al déficit de determinados procesos:

  • Déficit en la codificación o almacenamiento (en el amnésico no se realizaría el procesamiento profundo y su recuerdo empeoraría
  • Déficit de almacenamiento: El problema de los amnésicos seria de transferencia a la memoria a largo plazo y de consolidación de la información.
  • Déficit de retención: El olvido es extremadamente rápido
  • Déficit en la recuperación: Lo que esta deteriorado en el amnésico es la capacidad para acceder de forma intencional a la información almacenada. Esta hipótesis la apoyan autores como Jacoby (recuperación intencional o incidental),Schacter (memoria implícita/explicita)y el experimento de Graf (efecto de facilitación)

Otras hipótesis:

Hirst y el modelo de coherencia: El sujeto toma las palabras como una lista continua y el déficit estaría situado en la fase de codificación.

Otra hipótesis es la de Mayes y la hipótesis del déficit de memoria del contexto de Mayes, que expone que hay un deterioro desproporcionado del contexto.

Tulving le da importancia a la memoria y propone una conexión directa entre conciencia y memoria.

Conciencia "autonoética" (de autoconocimiento ) noética (sistema semántico) y anoética (sistema de procedimientos)

> Siguiente: Tipos de amnesia