Psicología Online PIR Psicología Social Delincuencia juvenil y femenina

Psicología Social y de las Organizaciones: Aplicación de la Psicología Social al ámbito Jurídico

V. DELINCUENCIA JUVENIL Y FEMENINA

Al pensar en delincuencia lo hacemos en delitos violentos, y cada vez es más frecuente que sean cometidos por personas jóvenes.

En 1952 Burt estudió la violencia juvenil, que ha sido un tema fundamental en Psicología Social. Las razones de su importancia son:

  1. Las personas implicadas en el proceso judicial (las carceles se diseñaron para personas adultas, y el que cada vez haya más jóvenes supone un problema)
  2. La delincuencia juvenil no solo afecta a la persona que comete el delito, sino también a la familia en la que está inmerso (cuando es un adulto el que comete el delito esto no es importante). Genera sentimientos de culpa, rechazo social, ...
  3. La delincuencia juvenil supone un proceso de desarrollo que se ha visto truncado.

Para entender la delincuencia es importante el concepto de implicación delictiva (las razones que llevan a un joven a cometer un delito). Es importante el conocimiento que se tiene de las normas (no solo de delitos graves, tambíen de los pequeños robos). Al cometerse un delito existe autopersuasión, se lequita importancia o se justifica.

Según la Teoría del manejo de la reputación de Euler, para la mayoría de los jóvenes la trasgresión de las normas es un deseo de conseguir una reputación que no se logra en el colegio, es una forma de mantener el status. Se cometen más delitos en edad temprana por la importancia de la opinión de los demás. La mayoría son niños, porque a estos se les exige más ya que serán padres de familia y no deben fracasar escolarmente.

La delincuencia femenina ha sido estudiada recientemente. Hasta hace poco no se hablaba de este tema, porque la mujer no estaba incorporada a la esfera social. En un primer momento no se entendía por qué era tan poco frecuente y por qué siempre se ha relacionado con el rol de víctima. Conforme se ha ido incorporando a la esfera social también ha empezado a cometer delitos, la delincuencia femenina ha pasado de lo privado a lo público. Los delitos más frecuentes se referían a los roles que tenían (maltrato infantil, robo de propiedad,...). Hoy en dia se relacionan con drogas, delitos contra la propiedad y contra personas.

Hay un estudio realizado en cárceles españolas que resalta las características de las reclusas femeninas. La edad media es de 25 años, dificilmente encontramos señoras mayores en la carcel. La mayoría son separadas o divorciadas. La familia suele ser numerosa, con un alto índice de analfabetización, familia desestructurada, población deficitaria, la mayoría no han terminado la escuela y suelen ser personas que están al margen de la sociedad, con historial de consumo de drogas. Tienen antecedentes delictivos pero en compañía de pandillas, padres, marido o hermanos. Aproximadamente el 15 % ha pasado por la prostitución, lo que puede ser inicio de delitos como el tráfico de drogas.