Psicología Online PIR Psicología Evolutiva El campo de estudio del conocimiento social

Psicología Evolutiva: Desarrollo del conocimiento de la sociedad y la cultura

CONOCIMIENTO DE LA SOCIEDAD

EL CAMPO DE ESTUDIO DEL CONOCIMIENTO SOCIAL

Desde la década de 1970, diversos autores han intentado ordenar conceptualmente el ámbito del conocimiento social (Shantz, Turiel, Delval, Durkin, entre otros), identificando cuatro grandes áreas de investigación:

El conocimiento psicológico o personal, cuyo objetivo de estudio es identificar el origen del conocimiento del yo y los otros.

El conocimiento de las relaciones interpersonales, cuyos trabajos se han centrado fundamentalmente en dos tipos de relación en las que el niño participa desde muy pronto y cuyas características son muy diferentes: la amistad y la autoridad.

Un aspecto muy ligado al anterior es la comprensión de normas y valores sociales en relación con los papeles que desempeña cada individuo en su sociedad, desde la familia, el lugar de trabajo y la actividad profesional, las posición social, etc. Los papeles o roles sociales definen qué se espera de la persona que ocupa esa posición, cuál es la conducta que debe seguir, qué normas ha de acatar.

Finalmente, las investigaciones sobre el conocimiento de la sociedad constituyen un campo relativamente autónomo respecto a los anteriores. Aunque son evidentes sus relaciones con aquellos, se trata de un conocimiento que se basa menos en la experiencia directa y personal. Comprender cómo funciona la economía de mercado, la justicia o el sistema democrático requiere una compleja labor de inferencia y puesta en relación de distintos sistemas.

Esto no significa que las otras áreas del conocimiento sean simples. El conocimiento psicológico, por ejemplo, puede llegar a ser tan complejo como lo es el de la sociedad. Pero se trata de ámbitos diferentes con sus propias leyes, no asimilables unas a otras. Aun así, no debe perderse de vista que en la vida real no existen fronteras definidas entre los distintos aspectos del conocimiento social. Por ejemplo, el desarrollo de la identidad personal implica adquirir un conocimiento de uno mismo y de los otros como individuos, pero también como seres sociales. El niño aprende quién es él como persona, pero también qué lugar ocupa en su sociedad, cuáles son las normas y valores deseables, en qué contextos son aceptables ciertas conductas y en cuáles no, y todo ello supone conjugar el plano del conocimiento personal con el social.

> Siguiente: Perspectivas teóricas sobre la adquisición del conocimiento social