Psicología Online PIR Psicología de las organizaciones El liderazgo como proceso de atribución

Psicología Social y de las Organizaciones: El liderazgo en las organizaciones

3.6. EL LIDERAZGO COMO PROCESO DE ATRIBUCIÓN

Campbell (1977) y Pfeffer (1977) consideran que el liderazgo es un fenómeno perceptivo en la mente del observador. Para Eden y Leviatan (1975) y Calder (1977) la gente utiliza lo que podrían describirse como "teorías implícitas del liderazgo". Consideran que el liderazgo es esencialmente un constructo perceptual. La gente observa la conducta de los líderes e infiere las causas de esas conductas como resultantes de rasgos internos o de presiones externas. Si esas causas se ajustan a la idea que tiene el observador de lo que los líderes deben hacer, ese observador emplea el término "líder" para describir a la persona observada.

Para Pfeffer (1977) el liderazgo es un producto de un proceso atributivo en el que los observadores tienden a atribuir resultados a las personas más que al contexto, para lograr un sentimiento de control sobre el ambiente. La identificación de individuos con posiciones de liderazgo facilita ese proceso de atribución.

El liderazgo se asocia con un conjunto de mitos que sirven para reforzar una construcción social de significado que legitima a los que desempeñan el papel de líderes, proporciona la creencia en la movilidad social para los que no ocupan posiciones de liderazgo y atribuye causalidad social a los roles de liderazgo, proporcionando la creencia en la efectividad del control individual.

Implicaciones en el campo del liderazgo:
  • el estudio del liderazgo se convierte en el estudio de la realidad social de los observadores y trata de determinar las variables que determinan el proceso de atribución de ese término;
  • aproximación que pone en duda una gran parte de la investigación realizada. Si la aproximación atributiva es válida, todos los estudios que usan a subordinados u observadores como evaluadores de la conducta del líder tienen alta probabilidad de estar sesgadas por la realidad social de los observadores y por las indicaciones del comportamiento concreto del líder en cada caso.