Psicología Online PIR El Pensamiento El Sistema de Activación Distribuida

Psicología Básica: La Inducción Categórica

El Sistema de Activación Distribuida

El segundo enfoque pertenece al paradigma conexionista, concretamente a los modelos de satisfacción de restricciones. Reemplazan el marco simbólico por un nivel "subsimbólico" que se encuentra entre las conexiones neuronales y los cómputos mentales. Las entidades son patrones de activación sobre una serie de unidades del sistema.

Las entidades que antes eran símbolos y se manipulaban por reglas ahora son unidades a modo de neuronas y las reglas se sustituyen por el emparejamiento de patrones de activación.

Este enfoque está próximo a la perspectiva que asume el principio de semejanza en el emparejamiento de patrones con un procesamiento guiado por los datos y cuyas representaciones están próximas al enfoque de los ejemplares

El enfoque conexionista parte de otros supuestos. Uno de los principales es el referente al tipo de arquitectura del modelo. El sistema se encuentra constituido por redes de activación que comprenden un conjunto amplio de unidades de procesamiento unidas por conexiones con pesos diferenciados.

Los procesos mentales son patrones de activación que se definen en una red interconectada. La información se transmite por las propiedades estadísticas de los patrones de actividad en un conjunto de unidades, y no por unidades particulares.

El papel que desempeña una unidad se define por la fuerza de sus conexiones, tanto excitatorias como inhibitorias. El conocimiento está en las conexiones y no en las representaciones estáticas y monolíticas de los nodos. Las conexiones son el medio por el cual interactúan las unidades.

A estos modelos conexionistas también se les llama modelos PDP o de procesamiento distribuido y paralelo, destacando que la actividad de procesamiento es el resultado de las interacciones de procesamiento que ocurren entre un número importante de unidades.

No existe ninguna noción sobre una estructura interna constituida, aunque sólo sea por defecto. La aparente aplicación de reglas emerge de las interacciones entre estas unidades de activación, en lugar de explicarse por la aplicación de reglas propiamente. El procesamiento es activo en el sentido de que da lugar directamente a más procesamiento, sin necesidad de un procesador central o de un mecanismo de emparejamiento y aplicación de producciones.

Modelos de satisfacción de restricciones. En concreto, se presenta el modelo de Rumelhart, Smolensky, McClelland y Hinton (1986).

Los modelos de satisfacción de restricciones pretenden simular un proceso que satisface simultáneamente un número considerable de restricciones, y en el que no hay una solución única que pueda satisfacer todas las restricciones. Las restricciones que ya están implícitas en el patrón de activación van a determinar el conjunto de posibles estados del sistema, interactuando con la entrada de información.

La relevancia diferencial de las restricciones se encuentra reflejada en la fuerza de la conexión entre unidades. Cada una de las unidades presenta un sesgo que refleja las probabilidades a priori de estar activadas.

La contribución de un par de unidades es el producto de sus valores de activación multiplicado por los pesos de las conexiones. El ajuste es la suma de todas las contribuciones individuales que el sistema busca maximizar.

Descripción del proceso de inducción categórica.

  • - Se representan las propiedades en activación o desactivación.
  • - Cada una de ellas representa un patrón de activación con respecto al resto de las propiedades.
  • - En la matriz de pesos, la fuerza de las conexiones se obtiene del cálculo de las concurrencias de todos los términos.
  • - Se representa un conjunto de unidades cuyas ponderaciones hacen que emerja una configuración que se identifica con el prototipo.

Las propiedades se encuentran distribuidas por toda la red, y la fuerza de sus conexiones hace que el patrón adquiera una configuración determinada.

Estas redes de activación son sistemas de procesamiento que pueden computar estadísticos sobre sí mismas, de forma que reflejen las fluctuaciones del ambiente del que se derivan sus datos. El procesamiento ocurre por medio de la evolución de estos patrones de actividad, que van actualizando los pesos entre las conexiones. Cada vez que entra una estimulación en el sistema, éste se mueve hacia un estado estable en el que se alcanza una bondad de ajuste máxima. Es completamente reactivo (guiado por datos). Cuando entra información en el sistema, todas las unidades ajustan su activación con el fin de satisfacer el mayor número posible de restricciones.