Psicología Básica: Motivos Primarios y Secundarios

El Sueño

El sueño es una conducta genéticamente programada para incrementar la capacidad adaptativa de los sujetos.

Es un proceso activo. Se produce recuperación física y reestructuración psíquica.

El descanso es una motivación primaria biológicamente controlada.

Implica la ciclicidad recurrente de periodos de reposo, intercalados con periodos de vigilia y con un ajuste casi perfecto al ciclo básico de luz-oscuridad.

Los ritmos circadianos son periodos con una duración aproximada de 24 horas.

De todos los ciclos el más familiar es el de sueño - vigilia:

  • Oscila alrededor de 25 horas de duración, pero, diariamente, se produce un ajuste a las condiciones del ciclo luz-oscuridad (cada día un sujeto "pierde" una hora de su ciclo básico)
  • La tendencia a adoptar un ciclo de 24 horas, se debe a influencias de factores ambientales (permiten el ajuste de los controladores internos a las demandas). Si esos factores estuvieran ausentes, se observarían ciclos o periodos de desarrollo libre (funcionarían sólo según controladores internos). Estos periodos libres reflejan el carácter rítmico o cíclico del proceso endógeno que genera el ritmo circadiano.
  • La duración diaria de sueño, aunque varía, oscila en torno a 7,5 horas. La cantidad de sueño requerida por un sujeto va declinando a lo largo de la infancia y la adolescencia, se estabiliza en la edad adulta, y declina de nuevo en las edades más avanzadas.

A partir de los 3 meses, se pueden observar en el feto 2 tipos de sueños: uno activo, precedente del sueño paradójico y otro tranquilo, precedente del futuro sueño delta.

El feto dedica el 50% a cada uno de éstos sueños.

A partir de los 8 meses, aparece la vigilia con una duración muy reducida. Y es a partir de los 24 meses cuando la vigilia ocupa más tiempo que el sueño.

Durante los primeros días de vida, el sujeto manifiesta el "patrón polifásico de sueño": múltiples ciclos de sueño-vigilia durante un día, ya que en éstos momentos, el sueño no está influenciado por ciclos de luz-oscuridad.

La cantidad total de sueño llega a alcanzar las 17-18 horas (3/4 partes del día durmiendo).

A partir de los 4 años, se observa una reducción considerable del tiempo de sueño y aparece los que se denomina "patrón bifásico de sueño" (dormir en dos ocasiones a lo largo del día).

A partir de los 5 años, se estabiliza el ciclo sueño- vigilia en un "patrón monofásico o unifásico de sueño" (un único periodo de sueño y de vigilia al día).

Hacia los ocho meses aparece la vigilia; patrón de sueño polifásico.

Adolescencia: entre siete y ocho horas de sueño.

Hartmann indica que "una de las diferencias más notables entre los sujetos que duermen mucho y los que duermen poco, tiene que ver con la cantidad dedicada a sueño paradójico" los muy dormidores dedican mucho tiempo al sueño paradójico.

Sujetos poco dormidores tienden a ser más sociables y menos nerviosos más eficientes, hábiles y optimistas. Los muy dormidores muestran un perfil caracterizado por el pesimismo, apatía y la depresión.

> Siguiente: Tipos de Sueño