Psicología Online PIR Personalidad Elementos de una teoría de personalidad

Psicología de la Personalidad y Diferencial: Personalidad

ELEMENTOS DE UNA TEORÍA DE PERSONALIDAD.

Supuestos básicos:

  • La personalidad es un sistema complejo, cuya organización global es el resultado de interacciones entre subsistemas biológicos y psicológicos.
  • Las personas tiene capacidad de contribuir proactivamente en sus experiencias y desarrollo.
  • Hay una continuidad y coherencia en la personalidad que se aprecia mejor cuando se considera la persona como un todo y se analiza el desarrollo del individuo a lo largo del ciclo vital.

En las distintas teorías se introducen los conceptos de estructura y proceso:

Estructura: aspectos más estables de la personalidad (generalmente se denominan rasgos y tipos).

Proceso: aspectos dinámicos de la personalidad (conceptos motivacionales, cognitivos o afectivos).

Aunque todas hablan de ambos tipos de unidades, se inclinan hacia unos u otros.

Las teorías disposicionales o de rasgo (estructura) se centran en características estables que diferencian consistentemente a los individuos.

Las aproximaciones basadas en el proceso se centran en la interacción entre el sistema de procesamiento social-cognitivo-emocional del individuo y la situación específica.

Se necesita estudiar ambas consideraciones (tanto las regularidades de las personas como su adaptación -interacción- con las distintas situaciones).

Además hay que tener en cuenta que el individuo recibe influencias ambientales y genéticas que afectan a su personalidad (estructura y dinámica). Entre los determinantes ambientales están los factores culturales, sociales y familiares.

Y no hay que olvidar la propia situación en que tiene lugar la conducta. Las conductas y reacciones están en función de cómo se percibe la situación, pero al mismo tiempo, las personas afectan a las situaciones (eligen unas frente a otras, introducen cambios.), por lo que constantemente interactúan personas y situaciones.

Por otra parte, la personalidad viene determinada, en parte, por factores biológicos (más importantes para características como la inteligencia, y menos para características socioculturales, como los valores) que incluyen variables genéticas, constitucionales, fisiológicas y bioquímicas.

> Siguiente: La psicología de la personalidad en el siglo XXI