Psicología Online PIR Psicometría Fiabilidad, validad y tipificación de los test

Psicología Experimental: Teoría Clásica de test

FIABILIDAD, VALIDAD Y TIPIFICACIÓN:

A) Una vez ha sido construido el test, antes de utilizarlo es imprescindible demostrar

que es suficientemente válido y fiable o preciso.

- La validez del test :

Un test que es empleado para seleccionar conductores será válido si dintingue entre buenos y malos conductores. Un test de inteligencia es válido si distingue entre torpes y listos.

Se ha de fijar un criterio externo, independientemente del test, para poder clasificar a los sujetos en la característica que pretende medir el test. Si se trata del test de inteligencia, este criterio puede ser los juicios de los profesores, los jefes, los padres, los amigos, etc, sobre la inteligencia de los sujetos, o su éxito escolar. El test es válido si tiene una correlación alta con el criterio.

Ésta es una validación pragmática, ya que sólo indica si el test sirva para lo que se le destina, pero no si revela algún rasgo significativo del psiquismo. Por lo tanto es preciso que se empleen criterios psicológicos, además de los criterios externos, para poder aclarar el significado interno de los rasgos y funciones que miden los tests. Esto pretende el análisis factorial.

- La precisión o fiabilidad de un test :

La precisión de un test es el grado de constancia de sus medidas. Si aplicamos un test varias veces a un sujeto, y éste obtiene puntuaciones muy distintas cada vez, éste test es impreciso, no nos podemos fiar de sus resultados. Si las puntuaciones que obtiene el sujeto cada vez son iguales o difieren poco, este test es fiable, nos da medidas precisas, dignas de confianza.

La precisión se suele estimar por la correlación del test consigo mismo o por otro procedimiento equivalente.

Si conocemos la precisión del test, sabremos el grado de confianza de sus resultados cuantitativos.

B) Tipificación : Elaborado ya el test y comprobadas su validez y precisión, se ha de determinar la significación de las puntuaciones.

El resultado de un test es un nùmero o una puntuación directa. Para conocer la significación de esta puntuación, se ha de comparar con las puntuaciones de la población a la que pertenece el sujeto. Tipificar un test consiste en averiguar y ordenar las puntuaciones de la población.

1. El test no puede ser aplicado a toda la población, por lo que se ha de seleccionar una muestra representativa de ésta, la cual recibe el nombre de grupo normativo, ya que de él sacamos las normas.

2. Cuando ya ha sido elegida la muestra, el test ha de aplicarse a todos sus miembros. Las puntuaciones obtenidas se ordenan en una escala cuantitativa, que servirá para interpretar, en un futuro, el resultado que obtenga cualquier sujeto.

La escala debe tener un punto de partida de significación conocida y fija, y su unidad ha de mantenerse constante a lo largo de la escala, o variar de forma conocida. Esta ordenación se puede hacer de varias maneras, con varios tipos de normas. Hay tres tipos principales de normas : las normas cronológicas, las normas centiles y las normas típicas.

> Siguiente: Fiabilidad de los test