Psicología Online PIR Psicología Social Historia de los estereotipos en Psicología Social

Psicología Social y de las Organizaciones: Percepción de personas y los Estereotipos

HISTORIA DE LOS ESTEREOTIPOS EN PSICOLOGÍA SOCIAL

  • Lippman, en "Opinión Pública" (1922), presenta la primera conceptualización de los estereotipos: Los denomina "imágenes mentales" y los caracteriza por un tipo de "pseudoambiente" que media entre nosotros y la realidad, influyendo en nuestra percepción.

    Los estereotipos suponen una simplificación en la percepción de la realidad, reduciendo su complejidad a través de la categorización Þ Es su función cognitiva.

    Además, sirven para defender nuestra posición en la sociedad, tanto individual como grupal: Es su función defensiva.

  • Katz y Braly: Estudio pionero (1933): Se pedía a estudiantes de la Universidad de Princenton, que seleccionaran lo rasgos típicos de 10 grupos étnicos y, seguidamente, indicasen los 5 más típicos de cada grupo.

    Criticado por forzar a los sujetos a generalizar.

  • Allport en "Handbook of Social Psycology" y "La Naturaleza del prejuicio" (1954), ofrece una conceptualización del estereotipo en estrecha vinculación con el prejuicio, al tiempo que hace hincapié en los aspectos cognitivos y en la función motivacional defensiva.

    Prejuicio: "Creencia exagerada asociada a una categoría". "Su función es justificar (racionalizar) nuestra conducta en relación con la categoría". "No son idénticos al prejuicio".

    Establece la conexión entre estereotipo y prejuicio, y el proceso de categorización (éste proceso explica solo una parte, pues, intervienen otros factores).

    Caracteriza a la categorización:

    • a) Sirve para formar clases de hechos u objetos que nos guían en nuestra adaptación.
    • b) Asimila todo lo que puede a la categoría.
    • c) Nos permite identificar con rapidez los objetos relacionados.
    • d) La categoría satura todo lo que contiene con el mismo sabor emocional e ideacional.
    • e) Pueden ser más o menos racionales.
  • Adorno, Frenkel-Brunswick, Levinson y Sanford: "La personalidad autoritaria" (1950): Asocian los estereotipos a los procesos de pensamiento que se valen de categorías rígidas y que son propios de personalidades intolerantes y autoritarias.
  • Campbell: Trabajo en colaboración con Levine sobre etnocentrismo en 30 tribus africanas.

    Incluye en el estereotipo factores:

    Externos: Corresponden a las características del grupo descrito.

    Internos: Motivaciones, incentivos y hábitos del grupo que mantiene el estereotipo.

    Los estereotipos reflejan al mismo tiempo, el carácter del grupo descrito (externos) y, proyectivamente, el del que lo describe (internos).

    Errores en el uso de estereotipos:

    1. El absolutismo fenoménico implicado en la forma de caracterizar al exogrupo. Se exageran las diferencias, la homogeneidad intragrupal, desestimando el grado de coincidencia entre los grupos.
    2. La percepción causal errónea, atribuyendo las diferencias a causas raciales, más que al ambiente.
    3. El modo de ver la relación entre el contenido del estereotipo y la hostilidad: Pretender que son los rasgos negativos los que producen hostilidad y, no ver que es el etnocentrismo, las amenazas, las que la producen y, ésta, a su vez, hace que resalten ciertas diferencias (interpretación oportunista de las diferencias).

    Influencia del contexto comparativo en la selección de los rasgos que forman parte de los estereotipos de ciertos grupos.

  • Tajfel en "Aspectos cognitivos del prejuicio", inicia el predominio de la orientación cognitiva en el tratamiento de los estereotipos.

    Hace una crítica de las orientaciones motivacionales que llevaban a ver las conductas intergrupales (prejuicio, estereotipo, conductas hostiles y discriminatorias) como irracionales, negando la autonomía del funcionamiento cognitivo.

    Los aspectos negativos del prejuicio pueden asociarse a 3 procesos cognitivos:

    1. La categorización: Atribución de características psicológicas generales a grandes grupos humanos. Introducen orden y simplicidad en la percepción de la realidad. Se produce un aumento de las diferencias entre los estímulos que pertenecen a 2 clases, y de las semejanzas, dentro de la misma clase.
    2. La asimilación de la información social: Las preferencias hacia una variedad de grupos humanos, se produce antes de haber adquirido la capacidad de descentración, las ideas de reprocidad, y antes de tener información respecto a los grupos en cuestión.
    3. La búsqueda de la coherencia: Ante situaciones y cambios sociales, el individuo precisa de un marco que le ayude a explicar los cambios.

    Los procesos atributivos sobre los grupos sociales, son más simplificadores que las conductas de los individuos y son más resistentes al cambio.

    La simplificación de las atribuciones grupales favorece la personalización (apelación a características que son inherentes al grupo).

    El hecho de considerar que todo el grupo tiene unas características comunes, conlleva al olvido de las diferencias individuales.

> Siguiente: Teorías en el estudio de los estereotipos