Psicología Online PIR Emoción y Motivación Influencias en el Reconocimiento de la Expresión Facial

Psicología Básica: Expresión y Regulación de las Emociones

Influencias en el Reconocimiento de la Expresión Facial

Todavía existe un considerable desconocimiento acerca de los procesos implicados en el reconocimiento de las emociones, o sobre las estrategias utilizadas para identificarlas.

Una de las hipótesis, la denominada de impulso de imitación, plantea que aprendemos que ciertas sensaciones producidas al realizar un movimiento facial están relacionadas con un estado emocional particular.

Cuando observamos una determinada expresión facial tendemos a imitarla y las sensaciones que se generan son algunas de las variables principales en el reconocimiento de la misma.

Factores que pueden afectar el reconocimiento de la expresión facial: 1. Estado emocional del observador.

El reconocimiento y la intensidad de dicha reacción afectiva suele ser congruente con la reacción afectiva y el nivel de activación de quien observa dicha emoción.

2. Influencia del contexto.

Una expresión facial neutra puede parecer triste si se presenta al lado de un rostro que rebosa felicidad, o alegre si la cara que aparece a su lado manifiesta una profunda tristeza.

Incluso la secuencia de presentación, el orden con el que diferentes expresiones faciales, puede afectar tanto al reconocimiento de una expresión determinada, como a la intensidad percibida de la misma.

Según Thayer se identificaban más intensas aquellas expresiones faciales que iban precedidas de una secuencia de reacciones afectivas contrarias.

Dado que un componente importante en la categorización de la percepción es la intensidad de dicha emoción, podemos suponer que una misma expresión emocional puede ser interpretada de forma diferente en función del contexto o marco de

3. Feedback de la ejecución.

El reconocimiento de la expresión facial también se aprende y, por lo tanto, se trata de una habilidad sometida a los mismos principios generales del aprendizaje que cualquier otro proceso psicológico Cuando suministramos feedback del reconocimiento de emociones, la identificación de dichas emociones en situaciones diferentes, es más eficaz que si no se le suministra dicho feedback.

4. Imitación y modelado.

La capacidad para el reconocimiento de la expresión facial puede optimizarse mediante procesos de aprendizaje como el modelado y la imitación. La imitación juega un papel de relevancia en la decodificación de las emociones y que tal proceso se produce desde edades tempranas, lo que ya fue puesto de manifiesto por Darwin. Según Wallbot, el grado de reconocimiento e imitación depende del tipo de emoción.

5. Diferencias individuales.

La historia del refuerzo del sujeto condiciona la capacidad de éste para identificar determinadas expresiones faciales

6. Sesgos.

Una vez que se ha identificado una expresión facial concreta como reflejo de una reacción emocional determinada, es muy probable que si vuelve a presentarse de nuevo la misma configuración estimular, el observador mantenga congruencia y la categorice de la misma forma, aún cuando el reconocimiento inicial hubiera sido incorrecto.

La relevancia de los sesgos varia en función de la reacción afectiva que se trate.

Así, la distorsión producida por un etiquetado incorrecto es menor en emociones negativas como ira, asco o desprecio, emociones que suelen identificarse correctamente.

7. Expectativas y atribuciones acerca del estado emocional.

El observador posee una serie de expectativas acerca del estado emocional del sujeto, en función de la situación en la que se encuentra, de las conductas que manifiesta y que cualquier información que posee acerca de él. Estas expectativas afectan al reconocimiento de la expresión emocional.

> Siguiente: Características de la Expresión Facial