Psicología Básica: Introducción al estudio del Aprendizaje

Inhibición

Como consecuencia de la aparición de estímulos muy intensos, nuevos o aversivos se puede producir la suspensión (inhibición) de una conducta (respuestas innatas y no de respuestas adquiridas o aprendidas) que de suyo no tiene relación con ellos.

En general, las reacciones emocionales intensas producen la inhibición de conductas que no se relacionan con ellas. La importancia de la inhibición de respuestas innatas por parte de estímulos no relacionados con ellas es muy importante en la vida. Este tipo de inhibición es anterior a los procesos de aprendizaje y tiene influencia, a veces muy nociva, sobre nuestra conducta.

Lo que hoy día tiene verdadero interés es la inhibición latente, donde la presentación previa de un estímulo provoca un retraso en la adquisición de dicho aprendizaje. Así pues, hay una inhibición, pero es una inhibición latente, porque lo que se inhibe es la potencia de disponibilidad de ese estímulo para producir aprendizaje.