Psicología Básica: Modelos Explicativos de la Motivación

La Atribución

Podría ser definida como un proceso mediante el que se localizan las causas de los resultados obtenidos con nuestras conductas.

Las teorías basadas en la atribución combinan las características personales y ambientales para explicar la conducta de un sujeto.

Las premisas son las siguientes:

  • a) Un sujeto intenta averiguar las causas de su conducta y las de la conducta de los demás.
  • b) La asignación de causas a una conducta no es aleatoria, sino que sigue unas reglas.
  • c) Las causas atribuidas a una conducta pueden desencadenar otras conductas.

En definitiva, la motivación que impulsa a un sujeto a hacer este tipo de atribuciones tiene que ver con la necesidad de controlar el ambiente.

Weiner intenta desarrollar una teoría atribucional para explicar la conducta, con aplicaciones particulares a la motivación de logro.

Establece cuatro elementos básicos en la interpretación que realizamos en una situación de logro:

  • 1. habilidad y esfuerzo (factores internos o personales)
  • 2. dificultad de la tarea y suerte (factores ambientales o situacionales).

Tendemos a analizar nuestras conductas respecto a una dimensión denominada estabilidad-inestabilidad:

  • A. Elementos estables: habilidad y dificultad de la tarea.
  • B. Elementos inestables: esfuerzo y suerte.

Posteriormente añade la intencionalidad y más tarde establecerá el modelo definitivo en el cual habría tres grandes dimensiones:

  • a) locus de causalidad causas de la conducta: internas o externas al sujeto;
  • b) estabilidad persistencia o variación de las causas a lo largo del tiempo;
  • c) controlabilidad capacidad del sujeto para modificar voluntariamente las causas de la conducta.

Weiner plantea que, en una teoría de la motivación la expectativa y el afecto, que también están directamente relacionados con la atribución causa, influyen considerablemente en la elección, intensidad y persistencia de una conducta.

> Siguiente: La Competencia y el Control