Psicología Online PIR Psicología Social La conducta de ayuda desde el punto de vista de quien la recibe

Psicología Social y de las Organizaciones: Altruismo, atracción y relaciones interpersonales

LA CONDUCTA DE AYUDA DESDE EL PUNTO DE VISTA DE QUIEN LA RECIBE

No se puede dar por supuesto que ayudar a alguien, es siempre beneficioso para él. De hecho, en muchos casos es contraproducente: Hay que distinguir entre la ayuda que alguien pide y la que se ofrece sin haber sido solicitada.

Petición de ayuda:

- Gross y McMullen: Modelo sobre la conducta de petición de ayuda: Es un proceso de decisión en el que el individuo se plantea 3 cuestiones:

  • a) ¿Se solucionará mi problema si alguien me ayuda?
  • b) ¿Pido ayuda a alguien o no?
  • c) ¿A quien pido ayuda?
  • Al igual que en el modelo de Darley y Latané, la respuesta negativa a cualquiera de éstas 3 preguntas, conduciría a la no petición de ayuda.

- En la decisión de pedir ayuda se sopesan dos factores:

  1. Los beneficios que se esperan de la ayuda: mejorar nuestra situación personal, resolver el problema, etc.
  2. Los costes de pedir ayuda: personales (autoestima), o sociales (relacionados con la imagen que damos a los demás).

- Nadler: El que una persona decida pedir ayuda o no depende de:

  • a) Sus características personales.
  • b) La naturaleza del problema y el tipo de ayuda que necesita.
  • c) Características del potencial donante de ayuda.

- Clark y Mills:

Relación de intercambio: Relación entre sujetos que no se conocen entre sí. La conducta se mueve por consideraciones de estricta reciprocidad: Si el favor de ayuda no puede ser devuelto, se es reacio a pedir ayuda.

Relación comunal: Relaciones entre amigos o parientes. La gente se preocupa menos de los costes y beneficios de su conducta y más por el bienestar de la persona. Además, por tratar se de relaciones duraderas, deja abierta la posibilidad de devolver el favor.

Reacción ante la ayuda recibida:

Madler y Fisher:

Modelo basado en el sentimiento de amenaza a la autoestima.

La persona tenderá a percibir una ayuda como amenaza a su autoestima cuando:

  • Procede de alguien socialmente comparable a ella.
  • Amenaza la propia libertad o autonomía (quedar obligada a corresponder).
  • Además de implicar la obligación de devolver el favor, no da la oportunidad de hacerlo, es decir, impide cumplir la norma de reciprocidad.
  • Sugiere que la persona que recibe ayuda es inferior a la que la ofrece y dependiente de ella.
  • Se refiere a un problema central para la identidad del receptor (por su repercusión en la imagen de sí mismo y hacia los demás).
  • No coincide con los aspectos positivos del autoconcepto del receptor.

En todos estos casos, la persona experimentará sentimientos negativos hacia la ayuda y hacia el que se la ofrece.

> Siguiente: Atracción y relaciones interpersonales