Psicología Online PIR Emoción y Motivación La Consistencia y Disonancia Cognitiva

Psicología Básica: Modelos Explicativos de la Motivación

La Consistencia y Disonancia Cognitiva

Consistencia cognitiva: Se plantea que la relación entre pensamientos, creencias, actitudes y conducta puede producir motivación.

Esta motivación puede ser considerada como un estado de tensión con características aversivas y con capacidad para activar la conducta de un sujeto, reduciendo la tensión.

Representan modelos homeostáticos, en los que la separación de los valores adecuados (desequilibrio, inconsistencia, conflicto) motiva al sujeto para llevar a cabo alguna conducta con la que recuperar el equilibrio y la consistencia.

Heider (1946,1958) formula su teoría del balance, refiriéndose a la tendencia que existe entre los seres humanos para establecer relaciones equilibradas o balanceadas con otros seres humanos, con otros objetos o con ambos.

En la medida en que las relaciones sean no balanceadas aparecerá en el sujeto un desequilibrio que produce un estado motivacional; el desequilibrio y el estado motivacional se reducen y desaparecen cuando las relaciones vuelven a ser balanceadas.

Heider dice que las relaciones pueden ser positivas o negativas, cuando el producto de las tres relaciones es positivo, existe balance; cuando es negativo, no existe balance.

La teoría de Heider, posee connotaciones motivacionales desde una perspectiva gestáltica.

La disonancia cognitiva: debe existir una consistencia entre creencias, actitudes y pensamientos con la conducta manifiesta.

El sujeto tiende a comportarse de un modo que minimice la inconsistencia interna entre sus relaciones interpersonales, entre sus cogniciones intrapersonales, y entre sus creencias, sus sentimientos y sus acciones.

Las relaciones resultantes pueden ser: consonantes, disonantes o irrelevantes. Sólo cuando existe disonancia se produce la motivación, que tiene como finalidad solucionar la disonancia.

Festinger (1957) postula teoría de la disonancia cognitiva, según la cual las creencias contradictorias en un sujeto producen un estado de tensión psicológica, de tal suerte que el sujeto llevará a cabo alguna actividad para reducir o suprimir dicha tensión.

La disonancia puede ocurrir por varias razones:

  • a) cuando no se cumple una expectativa,
  • b) cuando existe conflicto entre los pensamientos y las normas socio-culturales,
  • c) cuando existe conflicto entre las actitudes y la conducta.

Se produce disonancia cuando existe conflicto entre dos cogniciones del sujeto.

Cuanto mayor es el número de elementos conflictivos o disonantes, mayor resulta la disonancia total.

Existen tres formas de hacer frente a la disonancia cognitiva:

  • - añadir nuevas cogniciones o cambiar las que existen;
  • - buscar información consistente con las cogniciones existentes;
  • - evitar información inconsistente con las cogniciones existentes.

El objetivo perseguido es hacer que la disonancia cognitiva se convierta en consonancia o consistencia.

> Siguiente: La Atribución