Psicología Básica: La Psicofísica y la Teoría de Detección de Señales

La cualidad sensorial

Podemos decir que todo el problema psicofísico se reduce a explicar cómo se conectan estructuras y procesos físicos o fisiológicos con experiencias sensoriales de diversa modalidad (cualidad sensorial) y de diversa intensidad (cantidad sensorial).

La psicofísica la constituye el estudio métrico de las intensidades sensoriales que establece las relaciones cuantitativas entre estímulos físicos y respuestas sensoriales.

La sensibilidad se presenta según diversas modalidades. Hay sensaciones visuales, táctiles, olfativas, etc., incluso dentro de estas aparecen multitud de cualidades diferentes.

Esto hace plantearse dos problemas:

  • cómo se explica el fenómeno de las diversas modalidades cualitativas de la sensibilidad (causalidad de la cualidad sensorial).
  • cuántas modalidades sensoriales hay (descripción o clasificación) de las modalidades sensoriales.
1. Ley de Johannes Müller

Johannes Müller fue el primero que intentó dar una explicación científica a la existencia de distintas sensaciones y lo explicó a través de la ley de la energía específica de los nervios sensoriales que dice: "La cualidad de la sensación depende del tipo de fibra nerviosa que se excita y no de la clase de energía física que inicia el proceso".

Semejante explicación negaba no sólo la opinión según la cual las modalidades de la cualidad sensorial se deben a las propiedades reales de los objetos en una relación de identidad, sino también la teoría que defendieron los psicólogos hasta muchos años después, tal como la explicación de Wundt.

Analizando el problema psicofísico de la cualidad sensorial, pueden distinguirse dos aspectos:

  • estudiar cómo se conectan estructuras y procesos nerviosos básicos con experiencias sensoriales de diversa modalidad cualitativa (psicología da repuesta sólo a niveles psicofisiológico).
  • estudiar el cómo de la transmutación de lo físico o fisiológico en lo psíquico (no puede dar respuesta).

En 1950, fuera de la Ley de Müler, pero en conexión con ella, aparece la hipótesis de las "áreas de proyección" defendida por Penfield y Rassmussen. A partir de la "ley de la identidad esencial de los impulsos nerviosos", llegaron a la conclusión de que el único modo posible para explicar la diversidad sensorial es hacerla depender de las áreas corticales de proyección.

Pero hace falta también la especificación receptora para que el sentido de adaptación de tal conducta se explique que cualquier forma de energía no produzca a la vez todas las sensaciones.

Actualmente se defiende la especialización funcional de la corteza visual.

2. Clasificación de las modalidades sensoriales

El origen y sentido de la sensibilidad es adaptativo, por ello sólo se puede hablar de estímulos adecuados y de respuesta sensorial integradora.

Haremos un doble tipo de clasificación:

  • la primera, tomando como base el tipo de información
  • la segunda, tomando como base el nivel de conducta sensorial.
Clasificación de la sensibilidad por el tipo de información que suministra. Interoceptivas.

Son sensaciones que constituyen señales del medio interno. Son de carácter elemental y difuso y su función principal es informar al organismo de su situación homeostática en el sentido más amplio. Evolutivamente, constituyen un intermedio entre las respuestas emocionales simples y las sensaciones superiores que soportan la actividad simbólica del pensamiento.

Propioceptivas.

Informan de la situación en el espacio del organismo en general y del aparato motriz sustentador en particular. En un sentido más amplio, informan de las respuestas motoras y de las sensoriales. Por su valor de información de retroalimentación los psicólogos han llamado a estas sensaciones "conciencia refleja". No sólo veo algo, sino siento que veo.

Exteroceptivas.

Nos informan del ambiente externo al que debemos o podemos responder efectorialmente. Tiene una dimensión informativa bastante elaborada y distinta; se acerca ya a la actividad simbólica de la función del pensamiento.

Según esta clasificación sacamos como conclusiones ciertas características en la sensibilidad.

  • Las mismas sensaciones interactúan de distinta forma, de una forma recíproca, estimulando e inhibir mutuamente. De una manera mancomunada, interactúan las diversas modalidades sensoriales constituyendo el fenómeno llamado cinestesia, en cuanto que hay una transferencia de las características de una modalidad sensorial a otras.
  • Las sensaciones tienen un residuo de carácter emocional y motor. El que el origen evolutivo de las diversas respuestas motoras, emocionales y sensoriales, haya sido una misma reactividad del simple sistema vivo ante la estimulación ambiente, explica este fenómeno residual de las funciones sensoriales.

De esta clasificación sensorial hay que sacar como conclusiones ciertas características en la sensibilidad:

  • por su carácter de sistema informativo las mismas sensaciones interactúan de diversas formas, constituyendo el fenómeno llamado sinestesia.
  • Además de su carácter propio y esencial informativo, las sensaciones tienen un residuo de carácter emocional y motor.
3. La privación sensorial.

Si se suprimen los estímulos del medio exterior, aparecen los interiores; palpitaciones del corazón, los sonidos de la respiración, etc.

La privación sensorial se refiere fundamentalmente a la privación de estímulos sensoriales, pero esto viene aparejado con el aislamiento social, y a estas sensaciones anómalas se les denomina "fiebre de canoa".

> Siguiente: Estudio cuantitativo de la sensorialidad