Psicología Online PIR Personalidad La motivación intrínseca

Psicología de la Personalidad y Diferencial: Motivación y Personalidad

1.2. La motivación intrínseca

La motivación intrínseca-extrínseca analizaría el aspecto propositivo de la conducta, pero haría más énfasis en el análisis de las diferencias individuales en función de esta variable motivacional.

La motivación intrínseca es el motivo de llevar a cabo una acción cuando no hay recompensa externa de por medio. Las acciones se realizan sólo por su interés o la satisfacción personal que deriva de su realización. Se basa en necesidades internas de competencia y autodeterminación. El individuo es considerado como un agente activo, orientado hacia la elección de su conducta a partir de la evaluación tanto de necesidades psicológicas como de oportunidades presentes en su entorno.

En el estudio de Deci sobre motivación intrínseca (realizar un rompecabezas recibiendo dinero o no) los resultados mostraron que los sujetos que se les había ofrecido dinero trabajaron en la tarea más tiempo sólo hasta que se efectuó el pago. En la fase de libre elección los sujetos no recompensados mostraron una tendencia mayor a continuar con el puzzle. La experiencia de ser recompensado lleva a las personas a cambiar la causalidad de su acción, de interna a externa.

Estos resultados apoyaron la idea de que la motivación intrínseca (o autodeterminada) y extrínseca (o heterodeterminadas) eran antagónicas; sin embargo varios estudios mostraron que, bajo ciertas circunstancias, las recompensas externas pueden no afectar o incluso incrementar la motivación intrínseca.

Deci encontró que si el refuerzo positivo era verbal (buen rendimiento), en vez de disminuirse la motivación intrínseca, se incrementaba en relación con los que no recibían información.

La forma en que tal información de competencia afecta a la ejecución, está modulada por dos factores de personalidad:

El sexo: los varones responden más favorablemente al feedback verbal positivo (perciben la alabanza como una afirmación de competencia); las mujeres pueden percibirla como una forma de control externo.

El estilo atributivo: el grado en que las personas toman crédito de sus resultados positivos influye en el feedback de competencia y la motivación intrínseca: reaccionan mejor los que hacen atribuciones internas.

Las conductas extrínsecamente motivadas serán consideradas autodeterminadas en la medida en que sean percibidas como internamente causadas, mientras que la acción intrínsecamente motivada es autodeterminada por definición.

Deci y Ryan formulan la teoría de la autodeterminación dirigida a describir los efectos de ciertos acontecimientos externos sobre la motivación. Si estos acontecimientos promueven la creencia de que la persona controla los resultados y favorecen un sentido de competencia, se incrementará la motivación intrínseca. Si los acontecimientos favorecen la percepción de incompetencia y falta de control, se debilitará la motivación intrínseca.

Desde un corte motivacional humanista, se define el self, no como un conjunto de mecanismos y estructuras cognitivas, sino como un conjunto de procesos motivacionales con gran variedad de funciones de regulación y asimilación. El yo sería el proceso por el que la persona contacta con el entorno social y trabaja hacia su integración con él, modificando distintos aspectos personales para poder satisfacer, de forma más adecuada, y socialmente adaptada, las 3 necesidades psicológicas básicas:

  • La necesidad de autonomía o autodeterminación: deseo de las personas de ser agentes de sus acciones en la determinación de su propia conducta (deseo de control interno).
  • La necesidad de competencia: esfuerzos por controlar los resultados y experimentar eficacia.
  • La necesidad de interrelación: esfuerzos de las personas por relacionarse con los demás, cuidar y ser cuidado y sentirse incluidos en la realidad social.

Se introduce el concepto de internalización para denominar el proceso por el que las personas hacen su adaptación al entorno, aceptando normas y valores sociales que no son intrínsecamente atractivos. Bajo ciertas condiciones, las conductas extrínsecamente motivadas pueden verse como autodeterminadas, incrementándose la motivación intrínseca. Existen 4 tipos de regulación extrínseca:

  • Regulación externa: describe conductas reguladas por contingencias externas al sujeto (ej. una amenaza).
  • Regulación introyectada: conductas reguladas por presiones internas, como aspectos relacionados con la autoestima (porque debe..). Estas conductas siguen teniendo un locus de causalidad externa por la fuente que las inicia, que, aunque interna a la persona, es externa a su sentido integrado del self.
  • Regulación identificada: conductas reguladas por aspectos personalmente importantes(debo estudiar porque es importante para mi). Hay una aceptación de la regulación externa, percibiéndose como propia.
  • Regulación integrada: la forma más autónoma de motivación extrínseca. Resulta de la perfecta integración de la regulación externa en el propio yo; así la persona no se siente controlada por fuerzas externas. Esta forma, junto con la motivación intrínseca, son la base del funcionamiento autodeterminado. La regulación de las acciones puede ser vista como no motivada, controlada o autodeterminada.
  • Conductas no motivadas: ocurren sin intencionalidad, percibiéndose como externamente causadas.
  • Conductas controladas: están externamente reguladas. Son impulsadas por alguna fuerza interna o externa, uno siente que "debe" llevarlas a cabo.
  • Conductas autodeterminadas: intrínsecamente motivadas o por una regulación externa integrada.

Las 2 últimas son intencionales, aunque sólo las autodeterminadas incluyen un verdadero sentido de libertad en la elección de lo que uno quiere hacer. Las personas intrínsecamente motivadas:

  • a) Prefieren elegir lo que tienen que hacer
  • b) Cuando pueden elegir entre varias opciones, eligen tareas que implican un cierto nivel de reto.
  • c) Responden con mayor esfuerzo y persistencia después del fracaso.
  • d) Desarrollan mayor flexibilidad cognitiva a la hora de utilizar estrategias de solución de problemas.
  • e) Muestran más altos niveles de creatividad, espontaneidad y expresividad.
  • f) Guiarían su necesidad de competencia hacia la superación de desafíos personales.

Las extrínsecamente motivadas la orientarían a obtener buenos resultados, pero asociada con sentimientos de tensión y presión, procedentes de agentes externos.

Para que la motivación de logro se active, deben encontrarse implicados 3 aspectos comunes con la motivación intrínseca: un cierto nivel de desafío, percibir autodeterminación en la tarea y recibir información o feedback acerca de su ejecución.

> Siguiente: La necesidad de control de la persona