Psicología Básica: Motivos Primarios y Secundarios

La Motivación Sexual

Según Beach, en la motivación sexual debe tenerse en cuenta las connotaciones de "apetito"; si consideramos la motivación sexual desde una perspectiva diacrónica, cabe argumentar que la ausencia de actividad sexual ocasiona consecuencias negativas, ya que la no-procreación conlleva una desaparición de la dotación genética del sujeto.

En la especie humana, la motivación sexual trasciende la mera función procreadora como una fuente de gratificación; adquiere las connotaciones de motivo secundario, en tanto que puede ser entendida desde una perspectiva hedónica (consecución de placer) o desde una perspectiva de motivación de logro.

La motivación sexual también favorece la unión duradera de la pareja: tiene connotaciones de refuerzo.

La motivación sexual depende de la interacción de factores ambientales, fisiológicos, de aprendizaje, sociales, culturales, etc.

Menor determinación biológica de la motivación sexual en la especie humana: importancia de factores ambientales (normas sociales y culturales), y factores subjetivos (imaginación y fantasía).

Ciclos reproductores y conducta sexual

El ciclo reproductor de especies inferiores, sitúa justo antes de la ovulación, la fase más importante: estrógenos en su nivel más alto y exhibición de conducta copulatoria, es el único momento del ciclo en el que se despierta el interés sexual de la hembra (Ganong).

Moore, distingue dos tipos de ciclos reproductores en los mamíferos hembra:

  • 1. Ciclos de estro: no presentan sangrado menstrual. En mamíferos inferiores.
  • 2. Ciclos menstruales: sólo en primates.

Los mamíferos macho no exhiben una función reproductora cíclica, con la excepción del hámster.

Ciclos de estro

En los mamíferos inferiores se repite este ciclo a lo largo de todo el año con poca variación salvo cuando hay embarazo.

La ovulación suele ser espontánea, dependiendo de eventos neuro-endocrinológicos.

Las hembras de muchas especies de mamíferos presentan diversos períodos de actividad sexual-estro- alternando con períodos de quiescencia sexual -diestro.

Como establece McDonald, dependiendo del papel que juegue el coito sobre la ovulación y de la presencia de un cuerpo lúteo funcional, se pueden distinguir tres tipos de ciclos de actividad sexual:

  • a) Ciclos en los que la ovulación ocurre espontáneamente y se establece un cuerpo lúteo funcional. La receptividad de las hembras ocurre alrededor de la ovulación. Son bastante largos, variando entre los 16 días (paloma) hasta los 28 días (primates).
  • b) Ciclos de ovulación espontánea, pero sólo se establece un cuerpo lúteo funcional cuando el animal copula y se produce el embarazo. La receptividad máxima se observa alrededor de la ovulación. La duración de 4 ó 5 días (rata, hámster)
  • c) Ciclos en los que la ovulación ocurre inmediatamente después del coito. La hembra se encuentra en la fase de estro hasta que realiza el coito estableciéndose un cuerpo lúteo activo. Duración de @ 16 días en gatos y, continua con ligeras variaciones en conejos.
Ciclos menstruales

En el sistema reproductor femenino se observan cambios ciclos regulares. LA duración se sitúa en torno a los 28 días. Esta periodicidad se ve alterada en los siguientes casos:

  • - En período adolescente y en transición menopáusica.
  • - Cuando existe embarazo.
  • - Cuando existen trastornos fisiológicos o psicológicos.

Es una preparación recurrente para la fecundación y el embarazo. Cada ciclo termina con la aparición del flujo menstrual. Está bajo control del hipotálamo, hipófisis y ovarios.

Ritmos en la actividad sexual

En mamíferos inferiores, la nota característica es la periodicidad: la hembra sólo acepta al macho cuando se encuentra en fase de "hambre" (estro).

En los primates, incluyendo a los humanos, la conducta sexual no depende exclusivamente de las influencias hormonales: existen otros eventos que desencadenan el proceso (estímulos externos).

Sin embargo, se observan incrementos notables en la actividad sexual en el periodo periovulatorio (aumento de estrógenos y andrógenos), y en el periodo perimenstrual (papel de aspectos sociales-culturales y de aprendizaje (escasa probabilidad de embarazo).

> Siguiente: Aspectos de Aprendizaje