Psicología Básica: La Psicofísica y la Teoría de Detección de Señales

La naturaleza de la sensibilidad

La reactividad de los organismos más inferiores y simples evolucionó a formas más complejas en dos direcciones:

  • la de la eferencia, produciéndose respuestas eferentes cada vez más complejas,
  • y la de la conciencia, llegando a constituirse en auténtica respuesta, consiste fundamentalmente en la captación de información.

A partir de la reactividad físico-química, el ser vivo ha desarrollado dos tipos de respuestas: una la motricidad y actividad glandular y la otra la sensibilidad. Ambas constituyen la base de la conducta y de la mente y configuran sus aspectos más elementales y básicos:

  • Conducta, es la respuesta motriz o glandular de un organismo ante el medio.
  • Mental, es la característica de los procesos psicológicos de procesar la información que proporciona el ambiente.

Por ello, el acto conductual, aunque se constituye estructuralmente de elementos bioquímicos y fisiológicos, se manifiesta según sus características propias de motricidad.

La actividad mental por su parte, aunque consiste en procesar información, se basa muchas veces en elementos conscientes que son respuestas sensoriales. Estas son lo que conocemos por sensibilidad.

> Siguiente: La cualidad sensorial