Psicología Online PIR Emoción y Motivación La Selección de Respuesta y el Afrontamiento

Psicología Básica: Estrés y Afrontamiento

La Selección de Respuesta y el Afrontamiento

La Selección de Respuesta

Elección, de acuerdo con las valoraciones realizadas de la respuesta más adecuada para hacer frente a las demandas percibidas.

Las respuestas seleccionadas para actuar pueden ser o bien específicas para esa situación, o bien generales que sirven para una amplia gama de situaciones. Si no se dispone de ninguna respuesta de estos dos tipos, el sujeto o bien despliega una nueva respuesta o permanece pasivo desencadenando la respuesta de estrés.

El Afrontamiento

A la respuesta anticipatoria, que intenta evitar los daños del estresor se la denomina afrontamiento. El afrontamiento es el conjunto de esfuerzos tanto cognitivos como comportamentales, constantemente cambiantes, que se desarrollan para manejar las demandas específicas externas e internas, que son relevantes como excedentes o desbordantes de los recursos del individuo.

Son muchas las estrategias de afrontamiento que pueden utilizarse frente al estrés. Si el afrontamiento es un esfuerzo cognitivo y / o conductual, el proceso psicológico conlleva una fatiga cuyos efectos, cuando se acumulan, pueden tener las mismas consecuencias negativas que el propio estresor desencadenante.

La exposición prolongada a un estresor impredecible, aumenta las demandas atencionales y la toma de decisión sobre las respuestas de afrontamiento, reduciendo la capacidad de otros procesos psicológicos.

Una estrategia de afrontamiento utilizada con éxito frente a un estresor determinado, persiste después de desaparecer el estresor que originó su movilización, e incluso se mantiene en situaciones en las que no hay enfrentamiento con ningún estresor.

Si las respuestas de afrontamiento son inapropiadas para estas nuevas situaciones, los efectos serán nocivos; si una estrategia de afrontamiento fracasa, la sobregeneralización puede llevar a dejar de utilizarla ante estresores frente a los que sí sería exitosa, pudiendo llegar incluso a generar situaciones de indefensión.

En algunos casos el proceso de afrontamiento es directamente patológico; en otros casos, interfiere con la salud.

> Siguiente: La Percepción de Control