Psicología Online PIR Psicología Evolutiva La teoría de los estadios de Piaget

Psicología Evolutiva: Teorías sobre los mecanismos del cambio de estadio

LA TEORIA DE LOS ESTADIOS DE PIAGET.

La teoría de los estadios de Piaget es la más conocida pero desde otros posicionamientos también proponen etapas o fases del desarrollo:

TEORÍA PSICOANALÍTICA Se proponen diversas etapas del desarrollo psicosexual, definidas en función de la zona del cuerpo relacionada con la obtención del placer.

Freud: Durante los primeros años de la vida existen una serie de fases pre-genitales, definidas por las zonas del cuerpo relacionadas con la obtención de placer, y que pueden marcar el desarrollo psicológico posterior del individuo; son las fases oral, anal y fálica. Posteriormente existe un período de latencia que coincide con los años escolares de los niños y llega su fin con la aparición de una sexualidad genital, a partir de la pubertad, que da paso a la sexualidad adulta.

Crítica a esta concepción: Poco elaborada que no proporciona explicación de ninguna de nuestras dos dimensiones evolutivas, estructura y cambio. (Se olvida de las niñas, secuencia temporal imprecisa y global, se centra únicamente en la sexualidad).

Erikson incorpora categorías y conceptos de origen social y cultural, también otra característica de su teoría es que no finaliza con la llegada del estadio adulto, sino que abarca todo el ciclo vital de los seres humanos, desde el nacimiento a la muerte. Según este autor la personalidad se desarrolla a lo largo de 8 estadios o fases diferentes caracterizados cada uno de ellos por una crisis de origen biológico y social a la que se debe enfrentar el individuo. La correcta resolución de las diversas crisis proporciona al ser humano una nueva virtud psico-social que se convierte así en el objetivo característico del estadio en cuestión.

  • Constituye una teoría bastante elaborada desde el punto de vista evolutivo, que muestra una notable consistencia estructural al postular un conjunto de factores bio-psico-sociales en cada uno de los estadios que caracterizarían la personalidad del sujeto. No proporciona una explicación sobre la transición entre los estadios, es decir sobre el cambio evolutivo.

TEORÍA DE LOS ESTADIOS DE PIAGET. De formación biólogo Piaget se interesa por los problemas de tipo Filosófico sobre el origen y explicación del conocimiento. Se plantea el estudio del conocimiento humano desde una perspectiva evolutiva, diacrónica, proponiendo para ello una nueva disciplina, llamada Epistemología Genética, que trata de averiguar cómo el conocimiento se incrementa tanto en el nivel de la especie, como en el del individuo. Propone en la inteligencia infantil la existencia de tres estructuras cualitativamente diferentes o estadios, el periodo sensorio-motor, el de la preparación y organización de las operaciones concretas, que se divide en dos sub-períodos, y el de las operaciones formales. Estos estadios permiten conectar los reflejos del recién nacido con la inteligencia sensorio-motora, ésta con la aparición del lenguaje y la representación por una parte y con la inteligencia lógica por otra. De esta manera, la teoría piagetiana liga la inteligencia formal, característica del pensamiento científico, con las acciones de los niños sobre su entorno físico, proporcionando una concepción acabada y sistemática del origen de la inteligencia abstracta de los adultos.

Características de los estadios.
  • A) El aspecto básico es el orden de sucesión de los estadios y no la edad a lo que los individuos los alcanzan. Esta secuencia de adquisición es constante para todos los sujetos, mientras que las edades varían según la experiencia social y los niveles de inteligencia.
  • B) Cada estadio se caracteriza por una estructura de conjunto que lo define. Estas estructuras son más que una pura suma de rasgos superficiales definitorios y pueden ser formuladas en términos algebraicos o lógicos. Piaget opta por el lenguaje matemático para caracterizar la estructura que subyace a la actuación de los sujetos en cada uno de los estadios.
  • C) Cada estadio integra las características del estadio anterior como una estructura subordinada.
  • D) En cada estadio es preciso distinguir entre una fase de preparación y otra de acabamiento o, en otras palabras, procesos de formación y formas de equilibrio finales.

Piaget trata de dar respuesta a las preguntas sobre la génesis de las estructuras y de los mecanismos de cambio desde la biología, de donde provienen los conceptos básicos de Adaptación y auto-regulación o equilibrio. Mediante la inteligencia el organismo humano logra un equilibrio más complejo y flexible, en sus relaciones con el medio. El mismo tipo de intercambios adaptativos de tipo biológico, entre organismo y medio, se da también en el nivel psicológico entre el sujeto y los objetos de conocimiento. Los intercambios entre el sujeto y los objetos muestran un carácter autoregulador ya que están basados en la búsqueda de equilibrio.

La dinámica adaptativa de las interacciones entre el sujeto y el medio puede ser, por tanto, analizada a través de dos procesos interrelacionados: la asimilación y la acomodación. La asimilación permite al sujeto incorporar los objetos a su estructura cognoscitiva, a sus esquemas previos en un proceso activo mediante el cual el sujeto transforma la realidad a la que se adapta. La acomodación es el proceso complementario por el cual el sujeto transforma su estructura cognoscitiva, modifica sus esquemas, para poder incorporar los objetos de la realidad.

El concepto piagetiano de esquema, está muy relacionado con el de estructura, ya que podemos considerarlo como la unidad psicológica funcional de las estructuras de conocimiento, y al mismo tiempo está relacionado con la génesis, puesto que los esquemas cambian continuamente, acomodándose a las funciones que cumplen en el medio. El esquema según Piaget puede ser definido como una secuencia organizada de acciones físicas o mentales que pueden ser repetidas y aplicadas en situaciones semejantes.

Los seres humanos interactuamos también de forma simbólica, abstracta, con el medio. Así, cuando leemos un libro mantenemos un nivel de activación mental muy alto, tratando de comprender en profundidad lo que se expresa en el texto de forma que seamos capaces de recordarlo posteriormente. Esta actividad mental implica también una acomodación ya que la información simbólica que el libro contiene, expresada en forma lingüística, transforma nuestras estructuras cognoscitivas al incorporar nuevos acontecimientos; pero también, implica una asimilación, ya que, interpretamos, transformamos lo que leemos a partir de lo que ya sabemos.

La inteligencia es considerada como fruto de los intercambios, de las interacciones entre el sujeto y el medio. Para Piaget la herencia tiene su función en el desarrollo ontogenético que se manifiesta en dos áreas diferentes: existen un conjunto de factores hereditarios de orden estructural que están ligados a la constitución y maduración del sistema nervioso y de los órganos de los sentidos; además, existe un segundo tipo de factores, o invariantes funcionales, que consisten en una herencia de funcionamiento.

Estos invariantes funcionales son los que posibilitan que los individuos muestren una misma secuencia en el desarrollo intelectual, o lo que es lo mismo, son los que permiten la aparición sucesiva de los diversos estadios del desarrollo intelectual.

Limitaciones de la teoría de estadios piagetiana La dimensión estructural exige que exista estabilidad intra e inter-individual, y poca variación, en el comportamiento de los niños y niñas en un estadio determinado del desarrollo. Desgraciadamente esto no parece ser así. Parece más bien que es la variación y no la estabilidad, la norma en el desarrollo. Determinadas tareas típicas de un mismo estadio son resueltas por los sujetos antes que otras, como es el caso de los llamados desfases, cuyo ejemplo más conocido es el de las conservaciones; así la conservación de la sustancia se adquiere a partir de los 7-8 años, antes que la del peso ( 9 años), y ésta antes que la del volumen (11 años). Otra limitación surge en el terreno de la replicación de las tareas piagetianas, las cuales mostraron que determinadas capacidad cognitivas infantiles aparecen en el desarrollo ontogenético antes de lo previsto por la teoría piagetiana.

Esta adquisición más temprana de numerosas habilidades cognitivas infantiles se ha puesto de manifiesto especialmente con respecto al estadio sensorio-motor y con el de las operaciones concretas. Se pone en cuestión la consistencia intra-estadio y han conducido a destacar los aspectos relativos a los procedimientos concretos de resolución de las tareas utilizados por los sujetos.

Respecto a la explicación del cambio, es decir en la génesis de las estructuras, la limitación principal de la teoría piagetiana proviene de la dificultad de operativizar los procesos de transición a partir de los mecanismos propuestos por la teoría. Esta dificultas afecta tanto a los procesos de cambio dentro de un estadio, como especialmente a los existentes entre un estadio y otro. En otras palabras, parece que la teoría es capaz de explicar mejor la continuidad, los cambios cuantitativos que se producen dentro de cada estadio, utilizando para ello el mecanismo de acomodación, que la discontinuidad que se produce entre un estadio y otro.

> Siguiente: Estructuras y mecanismos de cambio en la psicología evolutiva actual