Psicología Online PIR Diferencial Estilos cognitivos

Psicología de la Personalidad y Diferencial: La Creatividad, Estilos Cognitivos e Inteligencia Práctica

2. Estilos cognitivos

Otro concepto propuesto para llenar un vacío explicativo de las razones de la conducta es el estilo. El estilo no se concibe como una habilidad, sino en términos de preferencias por una u otra forma de actuar (estrategias procedimentales).

Este término fue introducido por Allport a partir de la teoría de los tipos psicológicos de Jung, para referirlo a distintos tipos de personalidad y de conducta. Desde ese momento la definición ha ido cambiando, pero conserva su cualidad esencial; el estilo reúne una serie de patrones habituales o modos preferidos de hacer las cosas, que son relativamente estables en el tiempo y consistentes a través de varios tipos de actividades.

En este capítulo nos centramos en el estilo cognitivo, que se refiere específicamente al modo habitual de procesar la información y de utilizar los recursos cognitivos, como la percepción, la memoria, el pensamiento, etc.

Dimensiones de estilos cognitivos

Dependencia / Independencia de campo (DIC) (Articulación de campo)

Grado en que la organización del campo perceptual afecta a la percepción de sus componentes. Los sujetos dependientes de campo (DP) tienen dificultades para localizar e identificar la información que buscan, pues el resto de los componentes del campo perceptivo (secundarios) actúan como distractores de su tarea principal. Por el contrario, los independientes de campo (IC) saben discriminar fácilmente los elementos relevantes de los secundarios.

Posteriormente la DIC se extendió a otras áreas de la conducta, como el aprendizaje y la memoria, la solución de problemas, la conducta social y la actividad.

Nivelador / Agudizador (Rango de equivalencia) (Diferenciación conceptual)

Grado en que se perciben diferencias o semejanzas en los objetos. Los niveladores tienden a omitir cambios en los estímulos, simplificando lo elementos en la memoria. El resultado es que estos sujetos generalizan en exceso sus observaciones, pues ven como similares los elementos que las componen. Por el contrario, los agudizadores encuentran diferencias importantes entre los elementos de la situación, reteniéndola en la memoria de manera muy detallada, por lo que ésta se encuentra muy organizada y estructurada.

A medida que el individuo madura, se sabe que su nivel de diferenciación aumenta, pasando por tanto de un estilo nivelador a uno agudizador. No obstante, las diferencias estilísticas persisten en la edad adulta y entre los expertos, respectivamente.

Un test que evalúa esta dimensión es el test de clasificación libre ( si el sujeto es agudizador, formará más grupos que si es nivelador, ya que encontrará más diferencias)

Impulsividad / Reflexividad (I/R)

Hay situaciones de incertidumbre o ambigüedad en las que las personas deben elegir entre hacer mucho pero con el riesgo de cometer errores (impulsivos) o hacer poco y ser más exactos (reflexivos). La I/R se refiere a la tendencia a inhibir las respuestas iniciales y a reparar en ellas con el fin de evaluar su grado de precisión. A diferencia del rango de equivalencia, la I/R se muestra relativamente estable en el tiempo. Entre ambos grupos de individuos se dan diferencias de personalidad; los impulsivos muestran menos ansiedad por cometer errores, muestran una orientación hacia el éxito más que al fracaso, tienen bajos estándares de rendimiento, y menor motivación por tareas que implican aprender. El test más utilizado para evaluar esta dimensión es el Test de Emparejamiento de Figuras Familiares.

Visualizador / Verbalizador

Manera en que se atiende y procesa la información. Los visualizadores se basan en mayor medida en informaciones trasmitidas visualmente y prefieren analizar información mediante gráficos, dibujos, etc. Los verbalizadores prefieren guiarse por palabras leídas o escuchadas para procesar la información.

Visual / Háptico

Preferencia por procesar la información de manera visual o táctil (háptico). En general, los adultos muestran una mayor preferencia por el estilo visual y los niños por el háptico.

Estilo conceptual (analítico-relacional / Inferencial-categorial)

Se refiere a la manera habitual en que los individuos categorizan conceptualmente los objetos. Son dos:

  • analítico-descriptivo, los individuos centran su atención en los elementos de los objetos, agrupándolos sobre la base de elementos comunes (p.ej, mesa y silla porque tienen patas).
  • relacional, los individuos se fijan más en los objetos globales, y los agrupa adoptando como criterio las relaciones funcionales entre los objetos (p.ej, mesa y silla porque sirvan para comer)
Serial / Holístico

Manera en que se fija la atención en el material objeto de aprendizaje. Los holísticos procesan varios elementos a la vez y los organizan con el fin de formar una unidad compleja. Los serialistas analizan en detalle todos los elementos de un problema, y los ordenan según un criterio secuencial, es decir, analizando la información paso a paso.

Existen otras muchas dimensiones de estilos cognitivos, sin embargo muchas de las etiquetas son diferentes maneras de referirse a lo mismo. Quizá se deba a la escasa comunicación entre autores, lo que ha resultado en una dispersión en cuanto al número y variedad de estilos.

Riding y Cheema los agrupan en dos dimensiones básicas:

  • Holísticos / Analíticos (H/A). Designa la tendencia a organizar la información globalmente (H) o por partes (A). Incluye estilos como I/D de campo, I/R y Agudizador/Nivelador.
  • Verbal / Imágenes (V/I). Se refiere a la preferencia por representar la información mediante figuras o imágenes, o verbalmente, en palabras. Abarca estilos como el Visualizador/Verbalizador y Visual/Hápico
Estilos cognitivos, inteligencia y personalidad

No hay asociación posible entre la inteligencia y los estilos cognitivos, lo que justifica la existencia del estilo cognitivo como algo diferente a la inteligencia. La diferencia esencial es que el rendimiento en todo tipo de tareas que requieren competencias cognitivas es proporcional a la inteligencia del sujeto ( a mayor inteligencia, mayor rendimiento). Sin embargo, el efecto de un estilo cognitivo sobre el rendimiento será positivo o negativo dependiendo de la naturaleza de la tarea (p.ej, a un visualizador le será más difícil trabajar en tareas de tipo verbal)

Con respecto a la personalidad, sí puede justificarse una moderada asociación, ya que los estilos cognitivos explican diferencias individuales en la actuación de los procesos cognitivos, que son sólo uno de los componentes de la estructura de la personalidad. Los estilos cognitivos deben ubicarse entre las capacidades cognitivas y los rasgos de personalidad, pues son los que definen la respuesta idiosincrásica propia de cada individuo en función de las demandas situacionales.

> Siguiente: Aproximaciones a la integración de la inteligencia y la personalidad