Psicopatología infantil: Trastornos emocionales

Miedos y fobias

Las fobias infantiles afectan más a niñas que a niños ,y la prevalencia aproximada es del 3-8%.

Los padres suelen solicitar ayuda por estos problemas:

  • Trastornos de aprendizaje
  • Trastornos exteriorizados (trastorno negativista desafiante)
  • Trastornos interiorizados (fobias especificas)

5 tipos de miedos infantiles:

  • a)Miedo al fracaso y a la critica
  • b)Miedo a lo desconocido
  • c)Miedo a los animales y a las heridas
  • d)Miedo al peligro o muerte
  • e)Miedos médicos

SEGÚN LA EDAD MIEDOS MAS FRECUENTES:

  • Miedo a a los extraños (6-9 meses)
  • Miedo a los seres imaginarios (segundo año de vida)
  • Miedo a la oscuridad (típico a los 4 años)
  • Miedos sociales o miedo al fracaso (niños mayores)
Fobia escolar

Prevalencia entre 0,4 y 1,7 %

La fobia escolar no es una categoría diagnóstica separada en el DSM-IV, y los niños con este síntoma constituyen un grupo heterogéneo. En ocasiones se ha considerado que el síndrome de fobia escolar es un artefacto creado por la necesidad de tratar a los niños que no cumplen con su obligación legal de ir al colegio y que al mismo tiempo tienen un trastorno emocional o afectivo.

La fobia escolar es la incapacidad total o parcial del niño de acudir al colegio como consecuencia de un miedo irracional a algún aspecto de la situación escolar. Se han propuesto (King, 1995) los siguientes criterios diagnósticos:

f Dificultad grave para asistir a la escuela, que en ocasiones produce periodos prolongados de absentismo escolar. Los padres parecen razonablemente preocupados por asegurar la asistencia escolar (a diferencia de situaciones de negligencia).

f Grave trastorno emocional, que incluye excesivo temor, explosiones de mal humor, o quejas de estar enfermo en relación con la perspectiva de acudir al colegio.

f El niño permanece en casa con conocimiento de los padres cuando debería estar en el colegio. Esto ayuda a diferenciarlo de conductas de "hacer novillos", en las que los padres no son conocedores de la situación.

f Ausencia de características disociales como robos, mentiras o destructividad. Esto lo distingue del absentismo escolar voluntario, que con frecuencia se asocia con conductas disociales.

La posibilidad de acudir al colegio produce en el niño angustia anticipatoria, que se produce justo antes de acudir al colegio, o bien la tarde antes con aumento de los síntomas al anochecer. Los síntomas de angustia pueden acompañarse de un cuadro neurovegetativo (náuseas, vómitos, diarrea, abdominalgia, cefaleas). Esto hace que el niño trate por todos los medios de evitar acudir al colegio. En ocasiones el niño puede especificar un motivo de los síntomas de ansiedad (miedo a un profesor, a una asignatura), pero en muchas ocasiones no es capaz de concretar el motivo de su angustia.

La distinción entre fobia escolar y ansiedad por separación en ocasiones es complicada, e incluso ha llegado a considerarse que se trata del mismo trastorno. No obstante, no todos los niños que tienen una fobia escolar presentan ansiedad de separación, y hay niños que presentan ansiedad de separación y acuden de forma habitual al colegio. Hoy se postula que ambos trastornos pueden darse de forma combinada en un mismo niño, pero que también pueden aparecer de forma aislada.

Es necesario distinguir la fobia escolar de conductas como "hacer novillos".

En este caso el niño no desea quedarse en casa, no se queda con el consentimiento de los padres y no presenta síntomas de angustia.

Fobia social

Prevalencia entre el 1,6-4%

Según el DSM-IV (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales.

Barcelona. Masson S.A. 1995) podemos definir la Fobia o ansiedad social como:

"Temor persistente y acusado a situaciones sociales o a actuaciones en público por temor a que resulten embarazosas"

Las características principales serían:

  • Miedo a ser evaluado negativamente en situaciones sociales.
  • Miedo a actuar de un modo que sea humillante.
  • Respuesta de ansiedad cuando la persona se expone a situaciones sociales temidas.

En la Fobia Social es importante que el adulto reconozca que sus temores son excesivos o irracionales. Al igual que en otros trastornos si la reacción emocional es congruente con el contexto no cabría pensar en que es un problema.

Algunos datos de interés sobre la Fobia Social son:

  • La edad de comienzo suele ser antes de los 25 años.
  • Afecta a un 10-15% de la población general.
  • La duración media del tratorno suele ser de 16 a 19 años.
  • La Fobia Social se asocia con otros trastornos psicológicos.

Entre los miedos más frecuentes en la Fobia Social podemos señalar:

  • Hablar en público.
  • Escribir en público.
  • Hablar en un grupo pequeño.
  • Comer en público.
  • Ser el centro de atención.

Entre las consecuencias negativas asociadas a la Fobia Social podemos resaltar:

  • Bajo rendimiento escolar.
  • Dificultades laborales.
  • Empobrecimiento social.
  • Uso de alcohol.
  • Depresión.
  • Agorafobia.
  • Ideación e intentos suicidas.

Los criterios diagnósticos de la Fobia Social son:

A: Temor persistente y acusado a situaciones sociales o a actuaciones en público por temor a que resulten embarazosas.

B: La exposición a estos estímulos produce casi invariablemente una respuesta inmediata de ansiedad.

C: El individuo reconoce que el temor es excesivo o irracional. Puede que esto no suceda con los niños.

D: Se evita las situaciones sociales o actuaciones en público aunque a veces se pueden soportar con sumo terror.

E: Esta evitación o ansiedad ha de interferir marcadamente en la rutina diaria del individuo.

F: En personas menores de 18 años los síntomas han de persistir al menos 6 meses.

G: La evitación no se debe a efectos fisiológicos directos de una sustancia o a una enfermedad médica y no pueden explicarse mejor por la presencia de otro trastorno mental (ej. Trastorno de angustia, ansiedad de separación).

H: Si hay otro trastorno mental (ej. Tartamudez, etc.), el comportamiento de evitación no se limita a la preocupación por su posible impacto social.

En uno de los apartados de los criterios anteriores se hace referencia a que los síntomas descritos no se pueden explicar mejor por la presencia de otro trastorno. Es por esto importante establecer lo que se llama Diagnóstico diferencial. Así, en la Agorafobia también se evitan situaciones sociales pero la diferencia está en que en la Fobia Social se evitan aquellas que se consideran pueden ser causa de evaluación por parte de los demás.

Cuando concurren Fobia Social y depresión se puede valorar si el temor social aparece desde el principio. En este caso estaríamos ante una depresión que se complementa con la Fobia social que ya estaba. Si por el contrario, el temor social no es el tema principal tendríamos que valorar la posibilidad de depresión como cuadro central y en el que se presenta cierta ansiedad social.

En el tema del alcoholismo hay que destacar que muchas personas con Fobia social recurren al alcohol como forma de superar su ansiedad social.

Ciertos autores diferencia entre timidez (alga más generalizado, más global) y Fobia Social en la que los temores se centran en situaciones sociales.

Evaluación de la fobia social en niños y adolescentes,se debe centrar en 3 factores:

1.Miedo a las evaluaciones negativas de sus iguales

2Evitacion social y malestar ante situaciones nuevas o extrañas

3.Evitacion social y malestar en general.

EL único tratamiento bien establecido para la fobia social es el CBGT-A,y para la timidez el modelado filmado/simbolico de O'Connor (1969).

Fobia especifica

Criterios para el diagnóstico de la fobia específica DSM IV

Los criterios diagnósticos de la fobia específica son:

A. Temor acusado y persistente que es excesivo o irracional, desencadenado por la presencia o anticipación de un objeto o situación específicos (p. ej., volar, precipicios, animales, administración de inyecciones, visión de sangre).

B. La exposición al estímulo fóbico provoca casi invariablemente una respuestainmediata de ansiedad, que puede tomar la forma de una crisis de angustia situacional o más o menos relacionada con una situación determinada. Nota: En los niños la ansiedad puede traducirse en lloros, berrinches, inhibición o abrazos.

C. La persona reconoce que este miedo es excesivo o irracional. Nota: En los niños este reconocimiento puede faltar.

D. La(s) situación(es) fóbica(s) se evitan o se soportan a costa de una intensa ansiedad o malestar.

E. Los comportamientos de evitación, la anticipación ansiosa, o el malestar provocados por la(s) situación(es) temida(s) interfieren acusadamente con la rutina normal de la persona, con las relaciones laborales (o académicas) o sociales, o bien provocan un malestar clínicamente significativo.

F. En los menores de 18 años la duración de estos síntomas debe haber sido de 6 meses como mínimo.

G. La ansiedad, las crisis de angustia o los comportamientos de evitación fóbica asociados a objetos o situaciones específicos no pueden explicarse mejor por la presencia de otro trastorno mental, por ejemplo, un trastorno obsesivo-compulsivo (p. ej., miedo a la suciedad en un individuo con ideas obsesivas de contaminación), trastorno por estrés postraumático (p. ej., evitación de estímulos relacionados con un acontecimiento altamente estresante), trastorno de ansiedad por separación (p. ej., evitación de ir a la escuela), fobia social (p. ej., evitación de situaciones sociales por miedo a que resulten embarazosas), trastorno de angustia con agorafobia, o agorafobia sin historia de trastorno de angustia.

La prevalencia es del 10-11 %, y el 75-90% de fobias a animales,ambientales y situacionales son sufridas por mujeres.

Edad de comienzo y curso

Animales: 7 años

Sangre: 9 años

Dental y alturas :12 años

Claustrofobia:20 años.

Origen

Preparatoriedad de la especie humana

Predisposición del niño

Procesos de condicionamiento

Evaluacion

Entrevistas,observación directa e inventarios de miedos como : "Inventario de Miedos" de Pelechano,"Inventario de Miedos" de Sosa y cols, "Inventario de Miedos para niños revisado" de Sandín.

Tratamientos bien establecidos

La desensibilización sistemática, la practica reforzada y el modelado participante.

> Siguiente: Trastorno de angustia