Terapias y técnicas de intervención de Psicología: Modelos conductuales

Modelado encubierto

Al principio, éste procedimiento fue ideado para aquellos clientes que afirmaban que no podían imaginarse a sí mismos, llevando a cabo determinadas conductas (en otras técnicas de condicionamiento encubierto), pero sí a otras personas.

Especialmente indicada para aquellos que experimentan una gran ansiedad al enfrentarse la problema.

Primero, imaginaran a un modelo parecido a ellos que se enfrenta al problema y, cuando ya no experimenta ansiedad, se les puede introducir su propia imagen y trabajar ya con las técnicas adecuadas.

Descripción del procedimiento:

Ejemplo: Caso de parafilia en el que un hombre sólo podía excitarse sexualmente vistiendo ropa de mujer.

Puede añadirse una variante en la que el hombre se ponga ropa masculina y se vea alegre y saludable.

El tiempo entre una y otra escena puede variar entre 1-5 minutos (en casos de personas con dificultades especiales es mejor limitarse a una escena).

Se alterna la exposición del terapeuta con la reproducción de la escena por parte del cliente sólo.

En el ME es necesario restablecer unos parámetros que aumentan su eficacia:

  • El modelo ha de ser parecido al cliente.
  • Diferentes modelos aseguran una mayor generalización de la respuesta.
  • La consecuencia de la actuación del modelo debe ser reforzada o castigada contingentememnte.
  • Los modelos coping o inexpertos, son más efectivos que los mastery.

Considerar también: los procesos atencionales, el comportamiento de otras personas que sigue a la respuesta del modelo, la práctica encubierta de las respuestas-modelo y el prestigio del modelo.

El EM está especialmente indicado en niños (muy familiarizados con los modelos simbólicos de los cuentos, películas, etc.).

> Siguiente: Ensayo de conducta encubierto