Psicología Básica: Modelos Explicativos de la Motivación

Modelo Etológico

El término etología se debe a Isidore Geoffroy Saint-Hilaire, quien plantea como característica principal de esta disciplina la observación naturalista del animal en cuestión.

La etología puede ser considerada como una rama de la biología, relacionada con la evolución, desarrollo y función de la conducta. Se basa en la teoría darvinista de la evolución. El instinto es el objeto fundamental de esta disciplina.

Importante distinguir entre:

  • · Instinto: fase consumatoria de una conducta motivada.
  • · Conducta instintiva: incluye la fase apetitiva y la consumatoria.

El etólogo debe observar detenidamente la conducta del sujeto observado en su medio ambiente natural. El resultado de estas detalladas observaciones conforma lo que se denomina etograma.

Entre los aspectos que han recibido más atención se encuentran:

  • · La conducta apetitiva: patrones de búsqueda flexibles y adaptativos, sujeta a eventuales cambios o modificaciones producto del aprendizaje. No específica de la especie.
  • · La conducta consumatoria: coordinados patrones fijos de respuesta a estímulos específicos, no sujeta a cambios producto del aprendizaje; innata y estereotipada, específica de la especie.
  • · Energía de acción específica: fuente de energía que cada conducta posee, y que, selectivamente, permite la activación de una reacción instintiva.
  • · Estímulo clave: factor de activación de una conducta instintiva, ambiental (estímulo señal o estímulos clave) o el resultado de la conducta de otro miembro de la especie (liberador social), función comunicativa entre miembros de una especie.
  • · Patrón de acción fija: respuesta activada o liberada por un estímulo clave. Implica la ejecución de movimientos motores específicos de la especie, rígidos, estereotipados y ciegos. No está influenciada por el aprendizaje. Es espontáneo, de tal suerte que, además de la estimulación externa, se necesita una motivación interna para su ocurrencia. Esta motivación interna adquiere la forma de una energía que se va acumulando y permite que, aun en ausencia del estímulo clave se libere la conducta instintiva, conformando lo que se denomina actividad de vacío.
  • · Relación en cadena: conductas más complejas que un simple patrón de acción fija.
  • · Impronta: se refiere a un aspecto en el que el instinto y el aprendizaje parecen conjugarse bastante bien. La impronta puede ser considerada como un proceso de socialización mediante el cual un recién nacido establece unos vínculos afectivos con sus padres (estudios De Lorenz).

Lorenz (1970) plantea un modelo hidráulico para explicar la motivación que, en muchos aspectos, es bastante similar al de Sigmund Freud. Ambos defienden el concepto de construcción/acumulación de energía: a medida que se acumula la energía en el organismo (energía de acción específica) se va incrementando la probabilidad de que aparezca la conducta, con lo cual se liberaría la energía acumulada.

A medida que se incrementa la cantidad de energía, se reduce el umbral de respuesta en el organismo, con lo que un estímulo de menor intensidad puede desencadenar la respuesta. El progresivo incremento de la energía puede llevar el umbral hasta "0" en ausencia de estímulo puede aparecer la conducta del individuo (se produce actividad de vacío).

Este modelo es el resultado de dos variables fundamentales: la energía que progresivamente se acumula en el organismo y la adecuación del estímulo clave para liberar los mecanismos innatos que activan la conducta instintiva.

Tinbergen (1951) plantea el modelo jerárquico, que propone la existencia de diversos centros conectados entre sí. El centro superior controla el funcionamiento de todos los centros restantes, y el centro inferior controla los movimientos implicados en el patrón de acción fija. Cada centro de la jerarquía recibe influencias no sólo del centro inmediatamente superior y del estímulo clave propiamente dicho, sino también de otros factores: cambios hormonales, información sensorial interna, activación del SNC.

La nueva orientación observada en el campo de la etología está relacionada con:

  • · la modificación de las ideas clásicas, Mayr (1974)
    • - programas abiertos, que pueden ser modificados por la experiencia o el aprendizaje y
    • - programas cerrados, que no pueden ser modificados.
  • · etología humana; El representante por excelencia de esta forma de entender la continuidad interespecífica al estilo del evolucionismo es Eibl-Eibesfeldt. Su obra Amor y odio: La historia natural de los patrones de conducta (1972) es piedra angular en cuanto a los objetivos y directrices esenciales de la etología humana. En sus trabajos pone de relieve que muchos patrones de conducta humana son innatos. Existe similitud en aspectos como la expresión facial y el habla entre diversas culturas. Ha permitido comparar culturas.

A pesar de las críticas recibidas, la etología ha contribuido a constatar la programación genética de algunas conductas.

> Siguiente: La Activación Fisiológica