Psicología Online PIR Psicología Clínica Modelos teóricos de la esquizofrenia: Teorías genéticas

Psicología Clínica: Esquizofrenia

Modelos teóricos de la esquizofrenia: Teorías genéticas

Las teorías genéticas se basan en dos tipos de estudios:

  • Incidencia de esquizofrenia y grado de consanguinidad.
  • Grado de concordancia en gemelos.

Dentro del primer grupo, los estudios de incidencia de la esquizofrenia en la población general revelan que el riesgo de adquirir la enfermedad es de 0,6 a 1,8 por ciento. Cuando un individuo tiene un hermano esquizofrénico, este riesgo sube de 7 a 15 por ciento. Para los hijos de un padre esquizofrénico es de 7 a 16 por ciento. Si ambos padres son esquizofrénicos, las posibilidades suben de 40 a 60 por ciento. Estos datos están sujetos a errores de muestreo.

Dentro del segundo grupo, se han hecho estudios con gemelos uni y bivitelinos. En bivitelinos (dizigóticos), las posibilidades van de 2 a 15 por ciento mientras que en los univitelinos (monozigóticos) es de 61 a 86 por ciento.

Kallman hizo estudios en que demuestra que gemelos monozigóticos que no han vivido juntos, tienen 77,6 por ciento de probabilidades de que uno se enferme, después de haberse declarado la enfermedad en el otro; mientras que si han vivido juntos, el porcentaje sube a 91,5 por ciento. El tipo de herencia ha sido muy debatido, pero la más aceptada en la actualidad es la teoría poligenética, enunciada por Falconer en 1965, que establece que hay varios genes involucrados. Sin embargo, también se acepta que los factores ambientales tienen importancia en la aparición de los síntomas, es decir, que existe una interrelación de factores genéticos y ambientales de tal forma que entre más carga genética se tenga, se requieren menos factores ambientales adversos y viceversa.

> Siguiente: Teorías bioquímicas de la esquizofrenia