Psicología Online PIR Diferencial Modelos de los tres estratos de Carroll

Psicología de la Personalidad y Diferencial: Enfoque estructural y procesual en Inteligencia

MODELOS DE LOS TRES ESTRATOS DE CARROLL

A) En el primer estrato: que es el más concreto y específico se incluyen un gran número de aptitudes mentales primarias, muy parecidas las actitudes primarias planteadas por Guilford.

B ) El segundo estrato : corresponde a factores que tienen un mayor grado de generalidad que los del primer estrato. Se indican con un número y una letra y los principales son:

  • Inteligencia Fluida.
  • Inteligencia Cristalizada.
  • Memoria y Aprendizaje.
  • Percepción Visual
  • Percepción auditiva.
  • Capacidad de Recuperación
  • Velocidad Cognitiva.

C) El tercer estrato : es el más general y se refiere a un único factor de inteligencia general , denominado 3 G, similar al factor G de Spearman, el cual representa y aparece junto a los demás factores de 2 orden, pero sobretodo con los de la Inteligencia Fluida y Cristalizada.

Este modelo reúne en síntesis a los demás autores y sólo en principio discrepan con él Guilford, al que le cuesta admitir la existencia de factores de orden superior y Gardner, quien más que admitir una estructura jerárquica de la inteligencia, postula que existen múltiples inteligencias independientes entre sí. Aunque aquí Carroll aclara que a " grandes rasgos " los factores del segundo estrato de su teoría se corresponden con las siete inteligencias de Gardner.

Críticas a las teorías estructurales:

El uso de los CI de una manera determinista y geneticista, susceptible de alentar prejuicios sociales, culturales y /o de género.

Función meramentente descriptiva que no permite articular mecanismo alguno explicativo.

Carácter latente y estático. Los factores nada relevan acercan de la naturaleza o funcionamiento de la inteligencia.

Criterios subjetivos de elaboración teórica: casi todas las teorías son equivalentes.

Dificultad de falsación: sólo útiles estos modelos para formular hipótesis.

Carácter artificial de las investigaciones psicométricas y falta de atención a los contextos reales en donde la conducta inteligente se produce.

Carácter estrictamente cuantitativo: sin importar el proceso intelectual en sí, más que la clasificación, de carácter cualitativo.

Carácter reduccionista de los procedimientos de evaluación: por ejemplo parámetros covariantes importantes como el número de cuestiones resueltas y la velocidad de la respuesta han sido usualmente desatendidos.

Escaso poder de intervención: ya que como se analizan resultados finales, no hay ninguna información del proceso y por lo tanto no se puede intervenir ni mejorar.

> Siguiente: Inteligencia y procesos cognitivos