Psicología Social y de las Organizaciones: Motivación, Satisfacción y Moral en las Organizaciones

5.2. MORAL Y PRODUCTIVIDAD

Los índices estudiados respecto a la moral o satisfacción en el trabajo fueron formulados por Giese y Ruter (1949):

  • eficiencia productiva,
  • rotación de personal,
  • retrasos,
  • absentismos,
  • errores que afectan o no a los clientes.

Encontraron una correlación múltiple entre ellos de 0'71. Bernberg (1952) estudió la moral respecto a las ausencias, retrasos, visitas a una unidad médica y calificación de méritos.

Se pensaba que una moral elevada aumentaría la productividad o ejecución de manera necesaria. En los estudios realizados, aunque las correlaciones fueron positivas, fueron muy pequeñas, con una media de 0'15. Katz y cols. (1951) encontraron que los grupos más productivos estaban en cierto modo menos satisfechos con su trabajo.

Bass (1972) señala que la productividad de un grupo de trabajadores es afectada por la forma en que los miembros, en conjunto piensan acerca del grupo, ya exista o no, carencia de conflictos, sensaciones de dicha, adecuado ajuste personal, interés personal en el empleo, "espíritu de grupo", cohesión y aceptación personal de los objetivos del grupo de trabajo. Tampoco existe una relación clara entre la cohesión de grupo y la producción, pues una elevada cohesión de grupo puede reducir la producción en lugar de incrementarla, creando normas de rendimiento que frenan la productividad como medida defensiva ante la desconfianza que inspira la organización. La relación cohesión-productividad fue analizada por Seashore (1954), quien encontró los resultados:

  • los grupos sumamente cohesionados tienen mayor variación en la producción que los de cohesión baja;
  • los grupos sumamente cohesionados estaban por encima del promedio en ejecución cuando aceptaban los objetivos de la empresa y por debajo cuando los rechazaban, mientras que los grupos de cohesión baja tendían a mostrar una ejecución media.

En resumen, la productividad en la organización es una variable dependiente difícil de determinar debido a la multiplicidad de factores que pueden incidir sobre ella, sin olvidar las diferencias individuales que la afectan.