Psicología Básica: Motivos Primarios y Secundarios

Motivos Secundarios

Los motivos secundarios o sociales, representan necesidades aprendidas; se encuentran determinadas por el medio ambiente y la cultura; dependen de la interacción que los sujetos establecen con los miembros del grupo.

En los motivos secundarios cabe hablar de los siguientes pasos:

  • 1) Un motivo o impulso lleva al sujeto a actuar para conseguir lo que no se posee o para mantener lo que ya se tiene.
  • 2) La propia conducta motivada o instrumental, se convierte en el medio para conseguir el objetivo planteado.
  • 3) Se produce la reducción del impulso, que va asociada a las consecuencias positivas derivadas de la consecución del objetivo, y a la supresión de las connotaciones negativas que conlleva la pulsión.

Los motivos sociales encuentran su justificación y se expresan en el contacto con otros.

EL MOTIVACIÓN DE LOGRO

Se encuentra implícito en la forma de vida de nuestra sociedad: la fuerte competitividad hace de los logros uno de los factores imprescindibles para garantizar la adaptación y la no adaptación conlleva desajustes psicológicos y fisiológicos que, a medio o largo plazo, desencadenan disfunciones patológicas, e incluso la muerte.

A medida que se conoce la realidad, se produce una reorientación de las vocaciones hacia las actividades que reflejan lo que el sujeto quiere desarrollar, aunque, en ocasiones, hay coincidencia entre lo que el sujeto desearía realizar y lo que llega a realizar.

Según Murray, existen diferencias entre los sujetos a la hora de vencer los obstáculos en su lucha por conseguir un objetivo.

Confecciona el Test de Apercepción Temática (TAT), que aporta información relevante para establecer las variaciones observadas en la motivación humana; esta prueba consiste en una serie de viñetas sin texto, sobre las cuales los sujetos tienen que construir historia.

El motivo de logro depende de una forma básica de incentivo: necesidad de realizar las cosas del mejor modo posible para obtener la propia satisfacción (y no para conseguir aprobación externa).

El medio ambiente juega un papel fundamental en el desarrollo y mantenimiento del motivo de logro.

Los padres proporcionan el ambiente que permite el nacimiento, desarrollo y mantenimiento del motivo de logro.

Para McClelland, el motivo de logro trasciende la relación que un sujeto establece con su medio ambiente para conseguir los objetivos particulares; se puede hacer una extrapolación del motivo de logro individual, al de un grupo o un país.

La consolidación de una autonomía para realizar las conductas e interpretar los resultados de las mismas, así como reorientar la actividad en función de esos resultados es fundamental para el motivo de logro.

El motivo de logro se adquiere en las primeras edades; es una dinámica que permite que el sujeto sopese los pros y contras de su conducta.

Siempre existirá un objetivo que desencadena en el sujeto el motivo de logro (salvo cuando el sujeto entra en una dinámica de desmotivación).

Esquema básico:

  • - El sujeto está sometido a las influencias de distintos objetivos de su medio ambiente.
  • - Valora y estructura jerárquicamente la atracción de los distintos objetivos.
  • - Evalúa su bagaje de respuestas y habilidades para intentar conseguir sus objetivos.
  • - Establece una probabilidad subjetiva respecto a la consecución del objetivo.
  • - Establece la probabilidad subjetiva de cosechar un fracaso en el intento.
  • - Estima el valor de incentivo si se consigue el objetivo.
  • - Estima el valor de incentivo si se fracasa en el objetivo.

En el motivo de logro, siempre existe una necesidad de conseguir el objetivo, modulada por la necesidad de evitar el fracaso.

> Siguiente: La Esperanza de Exito