Psicología Online PIR Psicología Clínica Prevención de recaídas

Psicología Clínica: Trastornos relacionados con sustancias

Prevención de recaídas

Según el modelo teórico de prevención de recaídas propuesto por Marlatt y Gordon (1980, 1985), la recaída se produce al exponerse el sujeto a una situación de riesgo, sin ser capaz de responder con las estrategias de afrontamiento pertinentes para garantizar el mantenimiento de su abstinencia.

Tal y como Marlatt y Gordon (1985) reflejan en su modelo, si ante una situación de riesgo el sujeto puede emitir una respuesta de afrontamiento adecuada, la probabilidad de recaída disminuirá significativamente, ya que el afrontamiento satisfactorio a la situación de riesgo se percibe por el sujeto como una sensación de control que, además se asocia con la expectativa positiva de ser capaz de superar con éxito el próximo acontecimiento conflictivo que se le presente, por lo que se produce un considerable aumento de la percepción de autoeficacia.

A medida que aumente la duración de la abstinencia y el individuo pueda afrontar eficazmente cada vez más situaciones de riesgo, la percepción de control se incrementará de forma acumulativa y la probabilidad de recaída disminuirá (Marlatt, 1993; Marlatt y Gordon, 1985). Pero, si por el contrario, el sujeto no es capaz de afrontar con éxito una situación de alto riesgo, la probabilidad de recaer en posteriores situaciones aumentará, por una parte porque disminuirá su percepción de autoeficacia y, por otra, porque le será mucho más sencillo, por su experiencia previa y por su patrón de conducta habitual, el anticipar la expectativa positiva derivada del consumo de la sustancia que el anticipar, por el contrario, las consecuencias negativas derivadas de la conducta de consumo.

A partir de los puntos de intervención señalados por Marlatt y Gordon podemos extraer los siguientes objetivos generales para el programa de prevención de recaídas (Bazako, E.; Camacho, C.; Esteban, C.; Lejárraga, J. L.;Llorente, G.; Mateo, C.; Poveda, B.; y otros, 1995):

  • Proporcionar un modelo a los usuarios que les permita comprender y analizar su problema de abuso de drogas.
  • Aprender a identificar qué situaciones, pensamientos y/o estados emocionales pueden acercarles al consumo y cómo afrontarlos adecuadamente utilizando determinadas técnicas.
  • Aprender a identificar las claves y señales que anuncian la posibilidad de una recaída.
  • Aprender a enfrentarse a una recaída antes y después de que se produzca un consumo.

> Siguiente: Aproximación al refuerzo comunitario