Terapias y técnicas de intervención de Psicología: Modelos conductuales

Procedimientos de Reforzamiento diferencial

PROCEDIMIENTOS DE REFORZAMIENTO DIFERENCIAL

Estos procedimientos utilizan el reforzamiento positivo, bien para mantener la conducta en niveles moderados o para la emisión de otras conductas diferentes o incompatibles con la que se desea eliminar.

REFORZAMIENTO DIFERENCIAL DE TASAS BAJAS (RDTB)

Se refuerza al sujeto por mantener una tasa de conducta más baja que la observada en la línea base. Es aplicable cuando lo que se desea es reducir ciertos comportamientos, pero no eliminarlos.

Es un enfoque positivo, los sujetos pueden seguir recibiendo reforzamiento por la emisión de la conducta en una tasa apropiada. Constituye además un enfoque tolerante ("Lo que hace está bien siempre que no se haga en exceso").

Dado que su objetivo es moderar conductas, puede ser útil para el desarrollo del autocontrol en conductas como fumar, beber alcohol, comer en exceso, etc.

Puede aplicarse de 2 formas:

  • Método de intervalo: Establecer un intervalo temporal en el que se permite un cierto número de respuestas (El intervalo temporal se va aumentando). El refuerzo solo aparece si la conducta se da con menor frecuencia, más espaciada en el tiempo. Es el que produce efectos más rápidos de los 2 métodos.
  • Método de sesión completa: Se mantiene constante el intervalo temporal y se va reduciendo el número de respuestas que se permiten para recibir el reforzamiento (el fumador que consume 40 cigarros, si consume 30 recibe reforzamiento).

Este procedimiento resulta efectivo produciendo una reducción progresiva en la tasa de respuesta.

Desventajas:

  • a) Requiere mucho tiempo para ser efectivo.
  • b) Se focaliza sobre la conducta indeseable (las conductas adecuadas que se emiten en el intervalo temporal pueden pasar desapercibidas).
  • c) Puede dar lugar a que el sujeto considere que una conducta desadaptada es apropiada, emitiéndola en tasas bajas Þ Restringir el método para conductas que son excesivas pero aceptables, y no aplicarlo en comportamientos autolesivos, agresivos o peligrosos.

Una variante de RDTB: El Juego de portarse bien (dos o más grupos de niños compiten para ver cuál de ellos es el que menos incumple las normas).

Reglas de aplicación:

  • Seleccionar reforzadores apropiados y efectivos para el sujeto.
  • Los reforzadores habrán de aplicarse de forma inmediata tan pronto como sea posible, al cumplirse los intervalos prefijados y sólo cuando la conducta se haya mantenido en la tasa adecuada. No emitir el reforzamiento de forma que coincida con la emisión de la conducta desadaptada, si esto ocurre al terminar el intervalo (esperar a que esté emitiendo una conducta adaptada).
  • El reforzamiento deberá combinarse con estímulos discriminativos que señalen cuando estará disponible. El modificador de la conducta y el sujeto pueden acordar reglas que sirvan como estímulos discriminativos (la maestra puede anotar una raya en la pizarra cada vez que el niño habla en clase, o bien un reloj que sea visible para él).
  • A medida que comienza a consolidarse la emisión de la conducta a una tasa más baja, el reforzamiento debe suministrarse con menor frecuencia.
  • Se ha de tomar como referencia la tasa de respuesta en la línea de base para fijar el intervalo en el que se emitirá el refuerzo, de forma que en principio, el sujeto pueda obtener el reforzamiento con alta probabilidad. Fijar el criterio de conducta meta y los criterios intermedios.
  • Los intervalos se han de ir incrementando de forma gradual y despacio (La conducta del sujeto debe marcar la pauta).
  • Se puede combinar con otros procedimientos (costo de respuesta).
REFORZAMIENTO DIFERENCIAL DE OTRAS CONDUCTAS ó entrenamiento de omisión

El reforzador sigue a cualquier conducta que emite el individuo con la excepción de la conducta inapropiada que queremos eliminar. Se refuerza la ausencia de conducta inapropiada durante un periodo de tiempo, es decir, se pone bajo extinción, mientras que se refuerza cualquier conducta alternativa.

Se trata de un enfoque positivo.

Es posible encontrar personas que realicen una conducta problemática a una tasa tan alta que no sea probable que ocurran otras conductas (balanceo de un niño autista).

Reglas de aplicación:

  • El RDO es un método de reforzamiento diferencial: habrá que seleccionar reforzadores específicos y potentes para el sujeto en cuestión.
  • Se tiene que diseñar el programa para reforzarla emisión de la conducta indeseable con antelación.

    El método más usual es establecer un intervalo temporal en el que, si el sujeto no emite la respuesta indeseable, obtiene refuerzo. Al principio, la duración del intervalo será breve (para que gane reforzamiento con frecuencia). Después, los intervalos pueden agrandarse poco a poco. El intervalo inicial depende de la frecuencia de la conducta objetivo (se recomienda: de 5-10 seg con conductas muy frecuentes, de 1--10 min con conductas de frecuencia moderada, y hasta 30 min con las de baja frecuencia).

    Otra forma: retrasar temporalmente la emisión de refuerzo si el sujeto ha emitido la conducta desadaptativa (en conductas de alta frecuencia o cuando no responde al método anterior).

  • Es mejor usar programas de intervalo variable que intervalo fijo (el intervalo fijo es menos resistente a la extinción y más difícil de generalizar).
  • Utilizar un cronómetro con señal audible, para no olvidar reforzar en los momentos apropiados.
  • Ir incrementando gradualmente el intervalo temporal y suprimiendo la contingencia RDO sin que el sujeto pierda la cantidad de reforzamiento neto. Se debe incrementar rápidamente la distancia entre los intervalos RDO, después de 2 ó 3 intervalos reforzados.
  • Informar al sujeto de la contingencia DRO (los que comprenden las instrucciones, pueden someterse a bajas tasas de refuerzo desde el principio).
  • No debe aplicarse como procedimiento único si la respuesta es peligrosa o debe suprimirse rápidamente.
  • Debe aplicarse en tantos contextos como aparezca la conducta.
  • No reforzar otras conductas que sean desadaptativas.

Desventajas de la RDO:

  • Se pueden reforzar conductas tan indeseables o más que la que se trata de eliminar.
  • Contraste conductual: Si una conducta tratada con RDO se coloca bajo control de estímulos discriminativos, la tasa de conducta disminuirá bajo la condición apareada a RDO, pero aumentará bajo otras condiciones (Tratar las rabietas de un niño en el colegio mediante RDO, pero no en casa).

Ventajas:

  • Produce cambios de forma relativamente rápida y duradera.
REFORZAMIENTO DIFERENCIAL DE CONDUCTAS INCOMPATIBLES O ALTERNATIVAS (RDI)

Es un caso especial de RDO, que consiste en reforzar una conducta que es incompatible o no puede hacerse al mismo tiempo que la conducta que se desea eliminar.

Si la conducta incompatible queda bien establecida, es decir, se da a una tasa alta y es lo suficientemente estable, la conducta desadaptativa será eliminada. Es un enfoque positivo, los sujetos reciben reforzamiento, y además pueden aprender comportamientos nuevos.

REGLAS DE APLICACIÓN DEL RDI
  • Identificar y seleccionar una o varias conductas incompatibles con la conducta que se trata de eliminar. Es preferible elegir una conducta que ya esté en el repertorio del sujeto, que pueda mantenerse en el ambiente habitual y que tenga utilidad para el sujeto.

    Si las conductas alternativas no están en el repertorio del sujeto, se hará uso del moldeamiento o encadenamiento para implantarlas.

  • Seleccionar reforzadores adecuados para su aplicación contingente a la emisión de la conducta incompatible. Inicialmente de forma continua y posteriormente de forma intermitente.
  • Eliminar el reforzamiento de la conducta indeseable, dejándola bajo extinción.
  • Hacer que el sujeto ejecute la conducta alternativa en todos los contextos habituales.

Desventajas:

  • Lleva cierto tiempo conseguir resultados (hasta que la conducta incompatible alcanza una tasa adecuada).
  • Dificultades para la selección y definición de la conducta incompatible.
  • Para obtener efectos más rápidos, debe combinarse el RDI con otros procedimientos como tiempo fuera, sobrecorrección o castigo.

El entrenamiento en reacción de competencia (Azrin y Nunn), para el tratamiento de hábitos nerviosos (tics, morderse las uñas, arrancarse el pelo, tartamudez, etc), se basa en principios similares al RDI, pues se trata de que el sujeto realice respuestas competidoras que impidan empezar y mantener el hábito (en los que se muerden las uñas, colocarse guantes).

Características adecuadas de las respuestas competidoras eficaces:

  • a) Deben impedir la realización de la conducta antes de que ésta se lleve a cabo.
  • b) Debe ser posible mantener la respuesta competidora durante varios minutos sin que parezca rara a algún posible espectador.
  • c) La respuesta competidora no debe obstaculizar las actividades normales.
  • d) La respuesta competidora debe hacer consciente al sujeto de la ausencia de la conducta inadecuada.
  • e) Los sujetos deben efectuar la reacción de competencia tan pronto como sientan impulsos de incurrir en la conducta inadecuada, siempre que se encuentren en una situación que la incite o incluso cuando ya ha empezado.
  • f) Debe realizarse durante un periodo suficientemente amplio como para que disminuya el impulso. Transcurrido éste tiempo, el sujeto se ha de autorreforzar por haber realizado la conducta incompatible y no la adecuada.

La técnica de la tortuga de Schneider y Robin, es un método de aprendizaje de respuestas alternativas para eliminar respuestas agresivas y rabietas en los niños con problemas.

Consta de 4 fases:

  • Se le narra al niño el cuento de la tortuga.
  • Se realiza una sesión práctica en la cual se enseña a que imite la respuesta de la tortuga.
  • La maestra hace que el niño practique la técnica a varias situaciones simuladas que causan frustración.
  • Se lleva un registro diario y se refuerzan positivamente las actuaciones correctas.

Diferencias entre RDI y RDO:

  • La RDO es más fácil de aplicar y produce efectos más rápidos. Tiene el inconveniente de reforzar conductas negativas diferentes de la conducta objetivo (habrá que combinarlo con otros procedimientos o RDI).
  • Si las conductas incompatibles están bien instauradas, la RDI produce mejores efectos que la RDO, incluso recibiendo menos reforzamiento bajo ésta condición.

> Siguiente: Tiempo fuera de reforzamiento (TFR)