Psicología Online PIR Emoción y Motivación Procesamiento del Estrés y la Reacción Afectiva

Psicología Básica: Estrés y Afrontamiento

Procesamiento del Estrés y la Reacción Afectiva

Procesamiento del Estrés

El estudio del estrés como un proceso psicológico, aborda a éste como una serie de subprocesos cognitivos y emocionales, se compone de dos grandes bloques:

  • 1) Se produce un procesamiento de tipo automático por medio de los mecanismos preatencionales, que en función de las características físicas de la estimulación es el responsable de poner en funcionamiento una respuesta emocional ante un estresor.
  • 2) Seguido de un procesamiento controlado que identifica, valora y toma de decisiones frente al estresor. Este segundo bloque corresponde a los procesos mediacionales controlados y supone un proceso perceptual individualizado y vulnerable a predisposiciones biológicas, factores estructurales, historia personal de aprendizaje, experiencias previas y fuentes disponibles de afrontamiento.

Dentro de los factores procesuales implicados en el proceso mediacional del estrés, podemos distinguir varios componentes: la reacción afectiva, la primera valoración, la segunda valoración y la selección de respuesta.

La Reacción Afectiva

Corresponde a una primera evaluación automática por el uso de la situación en términos de si es amenazante o no para el organismo. Es muy rápida, predominantemente afectiva y no consciente.

Esta reacción afectiva está constituida por el patrón de respuesta funcional de orientación-defensa.

  • · Una respuesta de orientación corresponde a un proceso fisiológico/cognitivo de respuesta emocional de curiosidad o aceptación de los estímulos, preparando el organismo para su recepción y análisis. Esta asociada a un incremento en la sensibilidad de los órganos sensitivos, para aumentar y optimizar la receptibilidad del organismo, así como en los niveles centrales de análisis. Aparece ante estímulos novedosos e informativos para la persona, si no son muy intensos o nocivos hubo en cuyo caso se producirá una respuesta de defensa.
  • · Una respuesta de defensa: respuesta emocional negativa o de rechazo de los estímulos, preparando al organismo para defenderse de ellos. Es una reacción ante estímulos peligrosos o de muy alta intensidad; tiene como función la limitación de los efectos sobre el organismo de los estímulos intensos o peligrosos. Implica sistemas de feedback negativos que limitan la acción de los estímulos.

Las respuestas de orientación y de defensa son en muchos aspectos y efectos patrones contrarios entre sí.

Todo esto implica que la persona percibirá como estresante muchas situaciones que no lo son, al menos para la mayoría, y en consecuencia dará respuestas de activación psicofisiológica que preparan al organismo para dar una respuesta más intensa al estrés.

> Siguiente: La Primera Valoración y la Segunda Valoración