Psicología Clínica: Trastornos disociativos

Síndrome De Ganser

Descrito por Ganser (1898): Diagnosticó así a 3 prisioneros en espera de juicio, quienes en sus respuestas a las preguntas mostraban rasgos de Vorbeireden, es decir, daban respuestas aproximadas o pararrespuestas (erróneas pero muy cercanas a la respuesta correcta) -> "Síndrome de las respuestas aproximadas".

En la descripción original de Ganser también estaban presentes: trastornos de conciencia, "estigmas histéricos", amnesia para ese periodo, historia reciente de daño cerebral, estrés emocional severo, alucinaciones auditivas o visuales.

En el DSM-IV está incluido dentro de los "trastornos disociativos no especificados", pero sus síntomas son también comunes en un amplio rango de trastornos psiquiátricos, incluidos depresión y esquizofrenia, y trastornos orgánicos cerebrales, y en tales casos se debe clasificar con la patología primaria.

Polémica sobre si ésta condición es primariamente orgánica o histérica.

DIAGNOSTICO DIFERENCIAL

Se podría decir que los trastornos disociativos son claros, poco ambiguos y fácilmente identificables: las características principales se focalizan en quejas corporales o pérdidas específicas de funciones.

Sin embargo, los clínicos se encuentran ante múltiples problemas. El problema con el diagnóstico de los Trastornos disociativos y los somatoformes es que el investigador no recibe información diagnóstica positiva más allá del primer estadio del diagnóstico: la presentación del síntoma.

Aunque el paciente esté fingiendo, hay que tener en cuenta que la mayoría de los fingidores tienen otros problemas psiquiátricos.

El problema de la simulación se vuelve importante cuando entramos en el campo de la psicología forense.

Por otro lado, tanto el DSM como la CIE acentúan el hecho de que se debe excluir cualquier trastorno físico antes de diagnosticar un trastorno disociativo. En la mayoría de los casos el clínico se debe contentar con hacer todos los intentos razonables que permitan excluir el trastorno físico

> Siguiente: Trastornos disociativos y Síndromes orgánicos mentales