Terapias y técnicas de intervención de Psicología: Modelos conductuales

Técnicas que se basan en el modelamiento

Modelado

El modelado también se ha denominado aprendizaje observacional, imitación o aprendizaje vicario. Es una técnica basada en la teoría del aprendizaje social.

MILLER Y DOLLARD, 1941: Primeros antecedentes históricos científicos de la técnica del modelado.

BANDURA, 1969: Sienta las bases para operativizar la técnica de modelado en la teoría del aprendizaje social. Según este autor "la mayor parte de la conducta humana se aprende por observación mediante modelado".

Procedimiento general del modelado: Consiste en que el sujeto observe la conducta de un modelo y la imite para:

Adquirir nuevos patrones de respuesta (efecto de adquisición).

Fortalecer o debilitar respuestas (efectos inhibitorios o desinhibitorios).

Facilitar la ejecución de respuestas ya existentes en el repertorio conductual del sujeto (efecto de facilitación de respuestas).

Premisa fundamental del modelado: Cualquier comportamiento que se pueda adquirir o modificar por medio de una experiencia directa es susceptible de aprenderse o cambiar por la observación de la conducta de los demás y de las consecuencias que le siguen.

El aprendizaje vicario se produce por contigüidad entre las respuestas del modelo y del observador. El observador adquiere representaciones simbólicas de la conducta modelada y no asociaciones específicas E-R. Esta mediación simbólica explica que un observador reproduzca la conducta de un modelo posteriormente a la observación y en ausencia de tal modelo.

El aprendizaje por modelos según BANDURA

  • Supuesto: La mayor parte de la conducta humana se aprende por observación de modelos.
  • Premisa fundamental: Todo comportamiento se puede adquirir o modificar por medio de una experiencia directa, en principio susceptible de aprenderse o cambiar también por la observación de la conducta de los demás.
  • Mediación simbólica: Se adquieren representaciones simbólicas de la conducta modelada y no asociaciones específicas E-R.
  • Procedimiento general: El sujeto observa la conducta del modelo y como consecuencia puede adquirir nuevos comportamientos y habilidades. Desinhibir, inhibir o facilitar respuestas que ya existen en su repertorio conductual.
TEORIAS INFLUYENTES EN EL APRENDIZAJE VICARIO

Las teorías que han contribuido a la elaboración del modelo del aprendizaje observacional o vicario son las siguientes:

  • Teorías asociativas y basadas en el C.C.: El modelado se produce por contigüidad temporal entre el estímulo modelador y la respuesta modelada.
  • Teorías del reforzamiento: Las consecuencias reforzantes son las responsables del aprendizaje.
  • Teorías del feedback afectivo: Enfatizan el papel del refuerzo, pero por el CC de las emociones positivas/negativas que acompañan al reforzamiento.
  • Teorías de la contigüidad emocional: El aprendizaje observacional se produce por procesos simbólicos encubiertos, sin necesidad de que el observador realice la respuesta observable.
BASES TEÓRICAS Y EXPERIMENTALES PROCESOS DEL APRENDIZAJE OBSERVACIONAL

La teoría del aprendizaje social distingue entre adquisición y ejecución. Un sujeto puede aprender una conducta observando a un modelo y no ponerla nunca en práctica (pasajeros de un avión que observan a la azafata demostrar cómo deben utilizar el chaleco salvavidas pero nunca lo han tenido que usar).

Adquisición observacional de una conductaà Intervienen procesos de atención y retención.

Procesos de atención: La exposición del sujeto a un modelo es una condición necesaria pero no suficiente para que se realice el proceso de modelado. Es necesario que el observador atienda y perciba los aspectos relevantes de la conducta del modelo y/o de la situación de modelado. La contigüidad entre el estímulo modelador y la respuesta modelada debe de ir acompañada de una observación discriminativa mediada por las características del sujeto y las del modelo.

Procesos de retención: Una vez observada la conducta modelada, el sujeto debe ser capaz de reproducirla sin la presencia continua del modelo. La retención se produce a través de la representación de imágenes o, más frecuentemente, por medio de la representación verbal.

Ejecución: En caso de producirse, intervienen procesos de reproducción motora y de motivación.

Procesos de reproducción motora: Una vez observada y retenida la conducta es posible que el sujeto no llegue a ejecutarla debido a que no disponga de ésta en sus repertorios básicos de conducta (RBC). La ejecución adecuada de la conducta modelada exige que el observador disponga de las habilidades-requisito para la reproducción motora.

Procesos de motivación e incentivo: Aunque un observador atienda y retenga la conducta modelada y sea capaz de reproducirla, su ejecución también dependerá de:

  • El tipo de consecuencia contingente (positiva o negativa).
  • La relación temporal de la consecuencia contingente (próxima o lejana). El modelado será más eficaz cuando la contingencia siga los principios del condicionamiento operante. Reiteramos la necesidad de que la conducta modelada y sus consecuencias estén lo más próximas posible en el tiempo.
VARIABLES QUE INFLUYEN EN LA EFICACIA DEL MODELADO

La eficacia de la aplicación práctica de los programas de modelado está condicionada por el control del terapeuta sobre diferentes variables que influyen en la adquisición y ejecución de la conducta.

Variables que influyen en la adquisición

Son las características del: modelo, observador y reproducción motora.

Características del modelo

Semejanza: Cuanto más semejantes sean el modelo y el observador en sexo, edad y raza más probable es que éste ejecute la conducta modelada.

Prestigio: También es más probable que se imite a los modelos que poseen un prestigio para el observador, por su fama, carácter de experto o estatus social.

Características del observador

Habilidades cognitivas: La ausencia de minusvalías psíquicas o déficit aptitudinales (atención, memoria) facilita la capacidad atencional y retentiva del observador. También se pueden modelar procesos cognitivos como la toma de decisiones, en cuyo caso se puede requerir de habilidades cognitivas superiores (razonamiento abstracto y asociativo).

Ansiedad: Es conveniente que el observador esté relajado ya que un nivel elevado de ansiedad puede inhibir los procesos de modelado.

Características del procedimiento

Estímulos discriminativos: El uso de señales (elementos cruciales, cambios de sonido, etc) ayudan al observador a seleccionar los estímulos que debe atender y retener.

Estímulos distractores: La eliminación de posibles distracciones mejora el aprendizaje observacional (si el modelado consiste en una grabación de vídeo es conveniente que la habitación esté a oscuras y que haya el mínimo ruido posible).

Variables que influyen en la ejecución

Estas variables se pueden agrupar en tres tipos o categorías: reproducción motora, motivación y generalización.

Factores que afectan a la reproducción motora

Habilidades motoras: La ausencia de minusvalías físicas y las habilidades motoras del sujeto facilitan la reproducción de la conducta modelada.

Práctica motora: La repetición de la conducta observada mejora la reproducción motora.

Factores que afectan a la motivación

Consecuencias de la conducta del modelo: El tipo de contingencia vicaria (reforzamiento, extinción y castigo) repercute en la conducta del observador.

Consecuencias de la conducta del observador: El tipo de contingencia directa (reforzamiento, extinción y castigo) repercute en la conducta del observador.

Factores que afectan a la generalización

Semejanza entre la situación de entrenamiento y el medio natural del observador:

Cuanto mayor grado de similitud o validez ecológica exista entre el lugar donde se realiza el experimento y el medio natural del observador, más fácil será que se produzca la transferencia entre ambos.

Variedad de situaciones de entrenamiento: A mayor variedad de situaciones en las que se modela una conducta, mayor facilidad para generalizarla a distintas situaciones del medio natural del observador.

Práctica programada en el medio natural: Establecer tareas para casa promueven la consolidación y la transferencia de la conducta modelada al medio cotidiano del observador.

Incentivos en el medio natural: la programación de reforzadores de la conducta de imitación en el ambiente cotidiano del observador incrementa la generalización.

PROCEDIMIENTO DE MODELADO

Antes de iniciar las sesiones de modelado es necesario tener en cuenta varias consideraciones previas:

  • Al inicio del tratamiento hay que establecer objetivos terapéuticos a corto, medio y largo plazo.
  • En caso de modelar varias conductas, se deben jerarquizar para entrenarlas en orden de dificultad progresiva atendiendo a las variables que influyen en la adquisición y ejecución.
  • Comprobar la capacidad del paciente para imaginar e imitar conductas.
  • Preestablecer un sistema de refuerzos vicarios y directos para la consulta.

FEEDBACK: Constituye una cuestión muy importante en el procedimiento de modelado. El terapeuta debe proporcionar feedback al sujeto tras cada ensayo de conducta.

BADOS, 1991: Para maximizar la eficacia de esta fase de la intervención propone las siguientes pautas de actuación:

  • Ser específico en los comentarios. Evitar generalidades como "lo ha hecho bien mal o regular.
  • Centrar los comentarios en la conducta, no en la persona.
  • Emplear un lenguaje comprensible para el observador.
  • Ser positivo: comenzar informando de lo que el observador ha hecho bien y de los progresos que va haciendo.
  • Alabar los intentos y esfuerzos del observador por cambiar.
  • Dar feedback correctivo en forma de sugerencias específicas, no de órdenes. Informar únicamente sobre las conductas modeladas en la sesión. Utilizar expresiones como ¿No cree que...? ¿No sería mejor...?
  • Ser relativamente conciso. No extenderse demasiado en proporcionar el feedback.

Ejemplo de tratamiento a un paciente adulto diagnosticado de trastorno obsesivo-compulsivo que presenta miedo al contagio por contacto.

Requisitos previos: Para su aplicación se siguen los siguientes pasos:

Se establecen los objetivos terapéuticos:

  • a) Racionalizar los pensamientos obsesivos.
  • b) Entrenamiento en relajación muscular.
  • c) Modelado de las conductas en la consulta.
  • d) Transferencia y generalización de las conductas al ambiente natural.

Como el sujeto presenta varias conductas, se jerarquizan según la valoración que hace el sujeto del grado de ansiedad que éstas le producen.

Se pide al paciente que imagine una escena y la describa con detalle. Después se le invita que imite conductas ejecutadas por el terapeuta.

Se establece un sistema de reforzamiento para aplicarlo durante las sesiones realizadas en la consulta.

Sesión de modelado: Una vez aclarados los requisitos previos, se inicia la sesión de modelado:

  • El terapeuta explica verbalmente la secuencia conductual que va a modelar (tocar el pasamanos de una escalera).
  • El terapeuta pide al paciente que valore de 0 a 100 el grado de ansiedad que siente tras escuchar la explicación. Al informar de una puntuación de 80, se le indica que se acomode y aplique la técnica de relajación.
  • El paciente da muestras de temor e inseguridad. Se le explica que en los primeros ensayos es normal sentir ansiedad e inseguridad.
  • El terapeuta indica al paciente que "centre su atención en el tacto de su mano sobre el pasamanos y distraiga su mente para controlar la aparición de pensamiento irracionales".
  • El terapeuta realiza la conducta de subir por la escalera cogiéndose del pasamanos. Nuevamente, mientras ejecuta la conducta, el terapeuta explica verbalmente su actuación al paciente.
  • El paciente describe la conducta que va a ejecutar.
  • A continuación, el paciente imita la conducta motora y las estrategias modeladas. En los primeros ensayos el terapeuta se sitúa cerca del paciente para guiar y reforzar inmediatamente su actuación (¡Muy bien!, ¡Fantástico!).
  • El terapeuta proporciona feedback positivo (Le felicito. Fíjese como ha sido capaz de subir la escalera./.../. Recuerde que su grado de ansiedad irá descendiendo progresivamente con los próximos ensayos).
  • Diseño y planificación de la generalización del entrenamiento. Con la ayuda del paciente y la colaboración de familiares y amigos de éste se elaboran tareas para casa, resaltando que éstas son muy importantes para conseguir que los logros alcanzados en la consulta se transfieran a su ambiente natural.
VARIANTES DEL MODELADO

Según la conducta del observador

Modelado pasivo: El sujeto únicamente observa la conducta del modelo, sin reproducirla durante la sesión de entrenamiento. El modelado pasivo puede emplearse en el tratamiento grupal de las interacciones personales de enfermos psicóticos institucionalizados como componente del entrenamiento en habilidades sociales (cuando se trabaja en grupo es innecesario que todos los miembros ensayen la conducta de pedir disculpas. Es suficiente con observar como lo realizan otros compañeros).

Modelado activo: El sujeto observa el modelo y a continuación reproduce la conducta modelada en la misma sesión de entrenamiento. Esta variante se puede considerar como un modelado pasivo seguido de ensayo de conducta, por lo que resulta más eficaz.

Modelado participante: Es una forma de modelado activo. El observador, tras la demostración del modelado, participa guiado por éste cada vez más en la ejecución de las conductas deseadas. Sus principales aplicaciones son las fobias (es más eficaz que el modelado gradual) y las conductas compulsivas. En el tratamiento de la fobia a las serpientes, los sujetos observaron progresivamente más difíciles con una serpiente. Luego los observadores tocaban, acariciaban y sostenían el cuerpo de la serpiente, primero con guantes y a continuación directamente con sus manos, mientras el modelo sujetaba la serpiente por la cabeza y la cola. A continuación el modelo iba efectuando interacciones cada vez más estrechas con el reptil, en primer lugar él solo y luego conjuntamente con cada uno de los observadores, hasta que éstos dejaban a la serpiente que se enroscara libremente por sus cuerpos sin ayuda.

Desensibilización por contacto: Cuando la guía proporcionada es física. En un caso de fobia a las alturas, si el observador sube por una empinada escalera acompañado por el modelo que le rodea con su brazo la cintura.

Según el grado de dificultad de la conducta a modelar

Modelado de conductas intermedias: En caso de moldear respuestas complejas para el observador, la conducta terminal se descompone en conductas intermedias que se van modelando progresivamente. Se utiliza en fobias donde la presencia de la ansiedad dificulta el modelado, dado el carácter aversivo de las conductas de aproximación a los estímulos temidos. El modelado de conductas intermedias contiene dos variantes: el modelado gradual y el modelado con reproducción reforzada.

1. Modelado gradual: Se procede exponiendo a la persona a secuencias graduadas, progresando sucesivamente hasta lograr la conducta-objetivo deseada. Requiere de la jerarquización de las conductas según el grado de ansiedad que produce en el sujeto. Se ha aplicado sobre todo en la extinción de fobias. Procedimiento general: Consiste en presentar a la observación del cliente un modelo que ejecuta acciones progresivamente más complejas. El comportamiento temido se subdivide en respuestas intermedias, con las que elabora una lista de comportamientos a modelar. El modelo empieza realizando la conducta que produce menos ansiedad mientras el sujeto observa la ejecución y comprueba que la conducta no presenta consecuencias negativas. Cuando se logra la extinción de la respuesta de ansiedad se continúa con el modelado del siguiente comportamiento de la secuencia; así sucesivamente hasta conseguir la extinción completa de la conducta fóbica.

2. Modelado con reproducción forzada: Consiste en que el modelo realiza una conducta para que el observador la reproduzca siendo reforzada la ejecución adecuada; después el modelo presenta conductas cada vez más difíciles, el observador las imita y el modelo refuerza esas respuestas. Se utiliza para la adquisición de habilidades complejas (lenguaje por parte de niños retrasados o autistas).

Modelado de la conducta-objetivo: Cuando las respuestas que se van a modelar son sencillas se puede modelar directamente la conducta-objetivo sin necesidad de descomponerla en otras intermedias (no es frecuente en contextos terapéuticos).

Según la adecuación de la conducta del modelo

Modelado positivo: Es el tipo de modelado habitual en situaciones terapéuticas. Consiste en modelar la conducta apropiada. El terapeuta modela la conducta social adecuada, como iniciar y mantener una conversación, en el entrenamiento en habilidades sociales.

Modelado negativo: Se refiere al modelado de conductas no deseadas en ambientes naturales (aprendizaje de conductas delictivas).

Modelado mixto: En situaciones clínicas y educativas se utiliza a veces el modelado negativo seguido del modelado positivo. Cuando son frecuentes determinado comportamientos inadecuados se les puede mostrar como feedback negativo antes de modelar la conducta apropiada.

Según la presentación del modelo

Modelado en vivo: El modelo lleva a cabo la conducta en presencia del observador. Tiene la ventaja de que el modelo real puede adaptar su ejecución al observador (simplificándola, mostrando respuestas alternativas, etc).

Modelado simbólico: El modelado se realiza a través de una grabación en videocinta o en cualquier otro soporte auditivo y/o visual.

Ventajas sobre otras variantes. Son dos:

  • Puede incluir efectos especiales (resaltar la expresión facial del modelo con un primer plano, trucar la grabación o utilizar dibujos animados).
  • El terapeuta puede ejercer un mayor control, puesto que es posible corregir un error del modelo en la grabación.

Un ejemplo es el modelado simbólico aplicado a la preparación psicológica en la hospitalización infantil.

Modelado encubierto: Se le pide al sujeto que imagine la conducta del modelo y usualmente también sus consecuencias. Ventaja principal: Su facilidad de aplicación; basta con elaborar la escena de modelado en la imaginación, no precisando ni un modelo real ni una grabación. Problema: El terapeuta no puede controlar directamente la conducta modelada y la atención del observador. Aunque el modelado encubierto puede ser clínicamente útil, sobre todo con sujetos que posean buenas habilidades para imaginar, los modificadores de conducta prefieren el modelado en vivo.

Hay que tener precaución en no emplear al propio sujeto como modelo; resulta difícil para el paciente imaginarse a sí mismo realizando con éxito una situación temida, pero sí puede visualizar a alguien que lo hace bien.

Según el número de observadores

Modelado individual: El modelado se produce ante un único observador y se emplea generalmente en contextos terapéuticos (entrenamiento en aserción en un cliente con déficit asertivo).

Modelado en grupo: El modelado es una técnica especialmente indicada para su aplicación en grupo. Por este motivo se utiliza habitualmente en contextos educativos, programas de educación para la salud.

Ventaja: Cuando un observador realiza la conducta-objetivo, seguidamente puede convertirse en un modelo óptimo para el resto del grupo.

Según el número de modelos

Modelado simple: Se presenta un único modelo. Se emplea en el tratamiento de casos individuales. Cuando se utiliza la inundación en vivo con un cliente que presenta la obsesión de contaminación con dinero, polvo y la compulsión del lavado de las manos, el terapeuta manipula primero estos estímulos y luego le indica al cliente que realice las conductas observadas.

Modelado múltiple: Está especialmente indicado para el tratamiento en grupo de distintos observadores. Se utilizan modelos, unos semejantes y otros diferentes al observador. La generalización y el mantenimiento de los cambios conseguidos son mayores con el modelado múltiple.

BANDURA Y MENLOVE, 1968: Compararon los efectos del modelado simple y del modelado múltiple con niños que presentaban conductas de evitación bastante intensas a los perros.

Resultados: Tanto el modelado simple como el múltiple aumentaron significativamente las conductas de aproximación a los perros; sin embargo, el modelado múltiple resultó superior en la interacción más atemorizante, que consistía en que el niño permaneciera solo con el perro en una pequeña zona vallada.

Según la competencia del modelado

Modelado mastery: Es un modelo de dominio, es decir, posee las habilidades precisas para desempeñarse adecuadamente en la situación desde el principio. En el tratamiento de las fobias a las serpientes el modelo se muestra siempre relajado, aproximándose a la serpiente con seguridad y sacándola de la jaula sin vacilar.

Modelado coping: Es un modelo de enfrentamiento. Empieza a un nivel similar al del observador y va mostrando progresivamente las habilidades necesarias para resolver la situación.

En este caso el comportamiento del modelo es ansioso al principio y relajado al final.

Los estudios demuestran que:

  • Modelado coping: El modelado coping es más eficaz en los casos de problemas de ansiedad (fobias).
  • Modelado mastery : El modelado mastery es más eficaz en el aprendizaje de destrezas motoras (conducir un coche).

Según la identidad del modelado

Automodelado: El modelo es el propio observador. Requiere el empleo de medios audiovisuales para grabar la ejecución del sujeto y posteriormente observar su propia actuación.

Los sujetos ingresados en un hospital pueden observarse a sí mismos en una grabación de video haciendo la cama junto con otras conductas variadas.

Modelado: El modelo y el observador no son la misma persona. Este tipo de modelado es el habitual. En la práctica clínica el terapeuta suele ser el modelo, teniendo que adoptar distintos papeles según las exigencias de la terapia.

Según la naturaleza del modelo

Modelado con sujetos humanos: El modelo es una persona que debe poseer las características de semejanza y/o prestigio para el observador.

Moldeado con sujetos no humanos: El modelo es un dibujo animado, una marioneta, un muñeco o un ser fantástico. Esto modelos son especialmente útiles con los niños pequeños. Para los adultos, la utilización del dibujo animado sirve como estímulo discriminativo respecto a los anuncios habituales con modelos humanos (incendios forestales, seguridad vial, bebida refrescante).

APLICACIONES DEL MOLDEADO

Efecto de adquisición

Es el aprendizaje de nuevas conductas o patrones de conductas producido por la observación de un modelo (los alumnos aprenden habilidades académicas observando cómo lo hace el maestro en la pizarra).

El modelado resulta muy útil en:

  • En el ámbito de la educación para la salud. Se ha empleado, junto con otras técnicas como instrucciones, ensayo de conducta, reforzamiento positivo y feedback, para enseñar a los sujetos conductas de la salud como los movimientos correctos del cepillado de dientes.
  • La adquisición de conductas en adultos institucionalizados con motivo de padecer algún trastorno mental.
  • En la adquisición de nuevos comportamientos con niños que presentan serias limitaciones en su capacidad de aprendizaje como los retrasados mentales o los autistas
  • En la adquisición de habilidades sociales mediante entrenamientos específicos en los que se incluye el modelado (déficit asertivos, alcohólicos, drogadictos, delincuentes, etc).

Efecto desinhibitorio: Consiste en la desinhibición de una conducta del sujeto después de observar a un modelo que la realiza sin experimentar consecuencias negativas (un conductor se salta un semáforo en rojo al observar a un infractor). El modelado se aplica especialmente en los problemas fóbicos. Se emplea en la reducción de miedos a la hospitalización, a las intervenciones quirúrgicas, a los tratamientos odontológicos.

Efecto inhibitorio: Se refiere a la inhibición de una conducta del sujeto, tras observar que esa misma conducta es seguida de consecuencias negativas o carece de consecuencias positivas para el modelo (un fumador puede fumar menos si ve una película que muestra las repercusiones negativas para la salud). El modelado se usa para inhibir conductas socialmente desaprobadas, como las delictivas.

Efecto de facilitación: Es el aumento de conductas socialmente aceptables como resultado de la observación de un modelo. El modelado facilita la ejecución de patrones comportamentales aprendidos con anterioridad, presentes en el repertorio conductual del sujeto, quien no los suele poner en práctica a pesar de que normalmente no van seguidos de consecuencias negativas.

La probabilidad de conductas neutrales o socialmente valoradas puede incrementarse significativamente mediante la simple observación de modelos reales o simbólicos.

El modelado se utiliza para incrementar la frecuencia de comportamientos de seguridad vial, como ponerse el cinturón de seguridad; para reinstalar en adultos psicóticos conductas ya presentes en su repertorio como el lenguaje o habilidades de autocuidado; para promover conductas prosociales y altruistas

> Siguiente: Entrenamiento asertivo