Psicología Online PIR Psicología Social Teorías implícitas de la personalidad

Psicología Social y de las Organizaciones: Percepción de personas y los Estereotipos

TEORÍAS IMPLÍCITAS DE LA PERSONALIDAD

El trabajo de Asch, también despertó interés sobre la relación entre los rasgos estímulo y respuesta, ó sobre como inferimos unos rasgos a partir de otros.

Definición
  • El término Teorías Implícitas de la Personalidad (TIP) tiene dos acepciones principales:
    1. Según la definición más general: Las TIP designan aquellas creencias que cada uno de nosotros tiene acerca del ser humano en general, especialmente en relación con la frecuencia y variabilidad de un determinado rasgo de personalidad.
    2. Según la definición más específica: Las TIP son creencias acerca de qué rasgos o características de las personas suelen aparecer unidas, es decir, ocurren conjuntamente.
  • Las Teorías Implícitas de la Personalidad:
    • a) Son Teorías, porque las creencias acerca de las asociaciones entre rasgos están estructuradas, presentando cierto grado de consistencia interna.
    • b) Son Implícitas, porque no suelen estar formuladas en términos formales, siendo con frecuencia inconscientes ("ingenuas"). Como consecuencia, su veracidad o falsedad no puede probarse y el individuo las continúa utilizando, tendiendo a fijarse en los datos de la realidad que confirman sus TIP.
    • c) Son Teorías de la Personalidad, porque su contenido lo constituyen atributos personales y rasgos de personalidad.
  • Las TIP son idiosincrásicas: cada individuo, a lo largo de su vida y experiencia, desarrolla sus particulares TIP. Sin embargo, existe cierto grado de consenso o coincidencia entre los integrantes de una determinada sociedad o grupo social ("lo que es bello es bueno").
  • Las TIP tienen una de sus principales razones de ser, en la necesidad que tenemos de estructurar, dotando de orden y significado, nuestras percepciones de la realidad de la forma más sencilla posible. En la vida cotidiana, con frecuencia debemos actuar rápidamente, utilizando nuestras ideas preconcebidas.

¿Existen realmente estas asociaciones entre rasgos denominadas TIP?:

  • Para Asch no existen asociaciones fijas entre rasgos. El proceso de formación de impresiones podría esquematizarse así:

    RASGOS ESTÍMULO º IMPRESIÓN º INFERENCIAS RESPUESTA

    (Si una persona, infiere el rasgo respuesta "generosidad", la causa no está en que entre los rasgos estímulo esté "afectuosa" en lugar de "fría", sino en esa impresión global que ejerce un papel mediador).

    Según Asch, es muy difícil predecir los rasgos respuesta a partir de los rasgos estímulo, dado que desconocemos cual será la impresión (gestalt) que el individuo se formará.

  • Bruner y Tagiuri: Puede ser que las personas realicemos inferencias directamente a partir de los datos que tenemos, sin necesidad de una impresión interviniente.

    Propusieron el término de TIP para designar que las personas tenemos una idea preformada de qué características van unidas.

    Mostraron cómo las inferencias a partir de combinaciones, podían pronosticarse a partir de inferencias basadas en componentes aislados. (Si la gente piensa que las personas "inteligentes" son "agresivas" y que las "desconsideradas" también lo son, pensarán que quienes son ala vez "inteligentes y desconsideradas" serán "agresivas").

    Complicación: cuando los rasgos que forman parte de la combinación son opuestos entre sí Þ En ese caso la inferencia a partir de la combinación, se ajustó a aquella inferencia aislada que era más fuerte (Más probable inferir "deshonesto" a partir de "desconsiderado", que "honesto" partir de "inteligente").

  • Wishner: reinterpretó los resultados de Asch, estudiando las relaciones entre rasgos.

    Sus resultados mostraron 3 aspectos interesantes:

    • a) Las correlaciones entre "afectuoso" y "frío" y los demás rasgos estímulo fueron pequeñas (rasgos como "inteligente" y "prudente" iban con igual probabilidad asociados a "afectuoso" que a "frío").
    • b) Baja correlación entre los rasgos estímulo (excluidos "afectuoso y frío") y los rasgos respuesta
    • c) Los rasgos respuesta estuvieron altamente correlacionados con "afectuoso y frío".

    Según Wishner, para que un rasgo sea central ha de cumplir estos 3 requisitos.

    En resumen, mostró que, si nosotros conocemos las relaciones entre rasgos, podemos predecir los rasgos respuesta. Al contrario de lo que pensaba Asch, un rasgo es central, no cuando tiene una alta correlación con los rasgos estímulo, sino cuando tiene una lata correlación con los rasgos respuesta.

    ("Afectuoso" será central si nuestro interés consiste en averiguar si la persona estímulo responderá a una petición nuestra y no será central si lo que queremos averiguar es si esa persona obtiene muy buenas notas en su vida académica). La centralidad, depende de lo que nosotros deseemos saber sobre la otra persona, o de aquello que nos estemos preguntando (los rasgos repuesta).

Asociaciones entre rasgos

Investigaciones que comparan qué tiene más fuerza: el contenido descriptivo de los rasgos o el contenido evaluativo.

  • La dimensión que las personas utilizamos con mayor frecuencia para asociar rasgos, es la dimensión evaluativa.

    Osgood, utilizando la técnica del diferencial semántico, pidieron a los participantes que indicaran en qué punto de diferentes escalas bipolares ("feliz-triste", "bueno-malo", "fuerte-débil"), se situaban diferentes estímulos (objetos o personas).

    Resultados: 3 dimensiones eran suficientes para explicar la mayoría de las calificaciones:

    • Evaluación: Bueno-malo.
    • Potencia: Fuerte-débil.
    • Actividad: Activo-pasivo

    Posteriores investigaciones, también han considerado la importancia de la dimensión evaluativa (Rosenberg).

    Sin embargo, esas mismas investigaciones, consideran que la dimensión evaluativa se subdivide en diferentes tipo de contenido evaluativo: Los sujetos diferenciaban perfectamente entre competencia social y competencia intelectual.

  • El contenido descriptivo de los rasgos, a veces, influye también en las asociaciones.

    Peabody: Experimento para discernir si las personas hacían más inferencias basándose en el significado descriptivo o en el evaluativo de los rasgos.

    Seleccionó 4 rasgos que diferían en su contenido descriptivo o evaluativo.

    Resultados: Las inferencias fueron mas poderosas para los rasgos descriptivamente similares aunque evaluativamente diferentes(prudente frente a tímido), que para los descriptivamente diferentes pero evaluativamente similares (prudente frente a audaz).

  • Así, pudiera ser, que cuando las personas hacemos juicios sobre la personalidad de los demás, nos guiemos mas por el contenido descriptivo de los rasgos que por el tono evaluativo que conllevan, especialmente cuando las relaciones descriptivas son fuertes y las evaluativas débiles.

> Siguiente: Factores que influyen en la percepción de personas