Psicología Online PIR Psicología Clínica Teorías neurofisiológicas

Psicología Clínica: Esquizofrenia

Teorías neurofisiológicas

Estas teorías se basan en que existen alteraciones neurofisiológicas cuyo origen no está claro.

Aunque existen varias,las siguientes son las mas destacadas:

a. Teoría del estado de sobrealerta (over-arousal): se ha visto que algunos esquizofrénicos presentan un estado de vigilia más elevado que lo normal (15). Clínicamente se aprecia que cuando se comienzan a descomponer, presentan insomnio que incluso puede durar varios días sin presentar evidencias de cansancio. Además, y especialmente los paranoides, pueden percibir ruidos de tan baja intensidad que pasan desapercibidos para otras personas y pueden estar atentos a varias cosas a la vez. En el laboratorio se puede constatar que poseen tiempos de reacción a estímulos auditivos y visuales, más cortos que los sujetos normales y tiempos de fusión, de centelleo más prolongados que los controles.

Esto se ve correlacionado en electro-encefalografía con lo que se denomina ritmo en sierra y que consiste en un ritmo de baja amplitud y alta amplitud y alta frecuencia.

Esta teoría tiene gran aplicación en psicofarmacología ya que se ha visto que las sustancias estimulantes del sistema nervioso central como las anfetaminas, anorexígenos o marihuana, tienden a descompensar a los esquizofrénicos mientras que los depresores tienden a mejorar su funcionamiento, en tanto que en el individuo normal reacciona totalmente diferente. En otras palabras, en el sujeto normal, al ingerir una sustancia estimulante del sistema nervioso central, se produce un aumento en su rendimiento físico e intelectual. Sólo si se ingiere durante un tiempo prolongado o a una dosis elevada, se produce un agotamiento y entonces se presenta una caída brusca del rendimiento a niveles inferiores que los normales. En cambio, en el sujeto esquizofrénico, ese punto crítico en donde el rendimiento declina súbitamente, se presenta con dosis menores o períodos más cortos de tiempo.

Por otra parte, los tranquilizantes mayores, tipo clorpromazina, que organizan la función intelectual en un esquizofrénico; en el sujeto normal, al producirle una disminución en su nivel de vigilia, le reduce su rendimiento.

b. Teoría de los potenciales provocados (evoked potentials): los potenciales provocados fueron descubiertos en 1875. Pero no fue sino hasta la década de 1950 que fueron estudiados extensivamente por Shagaas (10) y consisten en las variaciones que ocurren en el trazado del EEG cuando se aplican estímulos externos. Se ha visto que el S.N.C. se recupera más rápidamente en sujetos normales que en esquizofrénicos, hablando esto a favor de que existen alteraciones nerviosas en la conducción de los impulsos nerviosos desde la periferia. No se ha encontrado ninguna aplicación clínica de esto, aunque experimentalmente los subtipos de esquizofrénicos se comportan diferente.

> Siguiente: Teorías Psicosociales