Psicología Online PIR Psicología de las organizaciones Toma de decisiones y sus modelos conceptuales

Psicología Social y de las Organizaciones: Toma de decisiones, el poder y la autoridad

TOMA DE DECISIONES

Para que la organización alcance sus objetivos es indispensable que la información llegue en el momento oportuno a los centros adecuados en donde se han de tomar las decisiones necesarias.

Las decisiones fundamentales de directivo son qué decidir, quién tiene que decidir, cómo debe decidir y en función de qué.

La esencia de la toma de decisiones cosiste en la formulación de cursos de acción alternativos, y la elección entre alternativas después de una evaluación de su eficacia para lograr los objetivos

Están relacionados con la resolución de problemas.

Modelos conceptuales en toma de decisiones

Se han elaborado desde dos perspectivas diferentes:

  1. Modelos normativos, como deben tomarse decisiones y qué condiciones se han de cumplir en ellas. Han sido desarrollados por economistas, analistas, matemáticos. Han partido de un hombre completamente racional que coincide con la descripción de él "hombre económico" de la teoría clásica.
  2. Modelos descriptivos, pretenden simular la conducta de los decisores en los tipos de problemas a los que se aplica el modelo. Desarrollados por psicólogos. Parten de "el hombre administrativo" que tiene más en cuenta los fenómenos empíricos en la toma decisiones.

" El hombre económico "

Modelo normativo que optimiza la elección de la decisión.

El decisor hace selecciones óptimas en un ambiente muy especificado y claramente definido. Se presupone que el hombre económico:

  • Está completamente informado,
  • Es infinitamente sensible a los cambios de la situación,
  • Hace elecciones completamente racionales.

Su comportamiento vendría descrito por:

  1. Conoce todo el conjunto alternativas relevantes para la situación. La teoría no explica como se obtiene las alternativas.
  2. Conoce las consecuencias que van unidas a cada alternativa, este conocimiento puede ser de tres tipos:
    • En situaciones de certidumbre, conocimiento completo y exacto de las consecuencias de cada alternativa.
    • En situaciones de riesgo, conoce las consecuencias de cada alternativa que son excluyentes entre sí, y la probabilidad de ocurrencia de cada una de ellas.
    • En situaciones de incertidumbre, conoce las consecuencias pero no sus probabilidades.
  3. Disponen de una función de utilidad, es decir, de una preferencia de ordenación, o una jerarquización entre toda las consecuencias posibles, ordenadas de la más a la menos preferida.
  4. Selecciona la alternativa que conduce al grupo preferido de consecuencias, teniendo en cuenta las características de la situación:
    • En caso de certidumbre la alternativa a seleccionar resulta evidente a partir de las premisas.
    • En caso de riesgo una selección racional indica la alternativa para la cual la compensación esperada es mayor, en función de la probabilidad que presenta cada grupo de consecuencias.
    • En caso incertidumbre, la elección completamente racional resulta problemática, pero se pueden emplear reglas como la del "riesgo mínimo"., donde se selecciona que ofrece un "peor grupo de consecuencias" mejor que los de las otras.

Este modelo se establece sobre tres supuestos que difícilmente se cumplen:

  • Todas las alternativas relevantes le son dadas al decisor.
  • Todas las consecuencias a cada alternativa se conocen.
  • El hombre racional tiene una ordenación de comparaciones completa en función de la utilidad para todos lo grupos posibles de consecuencias.

" El hombre administrativo "

Modelo descriptivo de la toma de decisiones.

Simon, es uno de los críticos del modelo económico de hombre cree que las personas no son tan racionales.

El hombre administrativo toma decisiones fundamentadas en una racionalidad limitada, intervienen hechos y valores, se buscan resultados satisfactorios en lugar de soluciones óptimas, en muchas ocasiones se adoptan en colaboración con otros.

  1. Hechos y valores en la toma decisiones, las decisiones implican, junto con las cuestiones de hecho, otras de valor. La respuesta a las primeras han de poderse determinar empíricamente y la respuesta de las segundas depende del sistema de valores del individuo. Unas decisiones se centran principalmente en cuestiones de hecho y otras en cuestiones de valor.

    Cuando las decisiones tratan de determinar finalidades últimas, la llamaremos "juicios de valor", cuando impliquen el logro de tales finalidades la llamaremos "juicios de hecho".

    El comportamiento es finalista, se guía por metas a objetivos generales y es racional cuando elige alternativas para elegir sus fines.

    La racionalidad se interesa en la construcción de cadenas medios-fines y viene limitada en la toma de decisiones por elementos de valor.

  2. Racionalidad limitada, la racionalidad viene limitada por las características psicológicas del sujeto. La capacidad de procesamiento de información es finita y ello condiciona la toma de decisiones.

    En las decisiones el sujeto más que conocer todas las alternativas, tiene que descubrirlas mediante búsqueda. Esa búsqueda es estimulada cuando no se consiguen los objetivos y continua hasta encontrar una alternativa suficientemente buena para satisfacer los objetivos.

    El sujeto ha de poder prever o anticipar las consecuencias de esa alternativa y compararla con las de las otras. Hay limitaciones que impiden un conocimiento exhaustivo de toda las consecuencias.

    La clave central en este tema está en la capacidad de atención del sujeto y dado que ésta es limitada, las teorías de la racionalidad limitada se basan en la ubicación de la atención, según las cuales, el sujeto no apunta a soluciones óptimas, sino que sólo sigue buscando hasta que encuentra alguna que resulte satisfactoria.

  3. Decisiones satisfactorias vs. decisiones óptimas, hay también limitaciones debidas a la falta de capacidad para procesar y computar todos los datos relevantes, para conseguir todos los datos óptimos.

    El hombre administrativo continúa en su proceso de búsqueda sólo hasta que encuentra una alternativa que satisface los mínimos en relación con los valores que esta tratando de conseguir; una vez encontrada lo más probable es que detenga la búsqueda.

    La optimización de la utilidad es constante a lo largo del tiempo. Si la búsqueda de una alternativa aceptable ha sido infructuosa durante un tiempo considerable, el decisor reduce los mínimos establecidos aceptando alternativas antes rechazadas. El concepto de decisión satisfactoria está relacionado con el nivel de aspiración.

    La necesidad de una teoría administrativa reside en el hecho de que existen en la práctica límites a la racionalidad humana y que esos límites no son estáticos sino que dependen del entorno organizacional en que las decisiones tiene lugar.

    Una aproximación similar a la de Simon es la teoría del incrementalismo formulada por Braybrooke y Lindblom: las decisiones tienden a ser incrementales, en lugar de basarse en un conjunto de objetivos claramente delimitados desde un principio.

    El decisor adopta secuencialmente decisiones parciales que tratan de responder a las presiones externas. Insisten en el ajuste progresivo de los niveles aceptables en función de los resultados de anteriores decisiones. Introduce el hecho de que muchas decisiones no son productos de la actividad mental y comportamental de un único sujeto sino de varios.

  4. Decisiones colectivas, una decisión es frecuente que dependa de dos o más personas, caso difícil de explicar desde la teoría del hombre económico. Los diferentes miembros pueden tener mínimos diferentes para aceptar una alternativa como satisfactoria. Una decisión unánime analizará alternativas hasta encontrar una que permita la satisfacción de los niveles mínimos de todos los miembros. Una decisión mayoritaria considerará alternativas hasta encontrar una que cumpla las expectativas mínimas de la mayor parte de los miembros.

> Siguiente: Toma de decisiones y liderazgo: el modelo normativo...