Psicología Online PIR Psicología Clínica Trastorno de despersonalización

Psicología Clínica: Trastornos disociativos

Trastorno de despersonalización

Criterios para el diagnóstico deTrastorno de despersonalización

A. Experiencias persistentes o recurrentes de distanciamiento o de ser un observador externo de los propios procesos mentales o del cuerpo (p. ej., sentirse como si se estuviera en un sueño).

B. Durante el episodio de despersonalización, el sentido de la realidad permanece intacto.

C. La despersonalización provoca malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.

D. El episodio de despersonalización aparece exclusivamente en el transcurso de otro trastorno mental como la esquizofrenia, los trastornos de ansiedad, el trastorno por estrés agudo u otro trastorno disociativo, y no se debe a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., drogas o fármacos) o a una enfermedad médica (p. ej., epilepsia del lóbulo temporal).

La característica esencial de este trastorno consiste en la presencia de episodios persistentes orecidivantes de despersonalización, caracterizados por la sensación de extrañeza o distanciamiento de uno mismo (Criterio A). El individuo se siente como si fuera un autómata o estuviera viviendo en un sueño o en una película. Puede existir la sensación de ser un observador externo de los procesos mentales, del propio cuerpo o de una parte de él. Asimismo, hay diversos tipos deanestesia sensorial, ausencia de respuesta afectiva y sensación de pérdida de control de los propios actos (incluido el habla). En enfermo con trastorno de despersonalización mantiene intacto el sentido de la realidad (p. ej., es consciente de que se trata sólo de una sensación y de que no es un autómata) (Criterio B). La despersonalización es una experiencia común, su diagnóstico debe realizarse sólo cuando la sintomatología sea lo suficientemente grave como para provocar malestar odeterioro de la actividad normal de la persona (Criterio C). Debido a que la despersonalizaciónpuede darse en muchos otros trastornos mentales, no se debe realizar un diagnóstico de trastornode despersonalización si la alteración aparece exclusivamente en el transcurso de otro trastornomental (p. ej., esquizofrenia, trastornos de angustia, trastorno por estrés agudo u otro trastorno disociativo). Además, este trastorno no es debido a los efectos fisiológicos directos de una sustancia o a una enfermedad médica (Criterio D).

Características descriptivas y trastornos mentales asociados. Muy a menudo, los individuos con trastorno de despersonalización pueden tener dificultad para describir sus síntomas ymiedo de que estas experiencias o sensaciones signifiquen que está «loco». En este trastorno puede haber también sensaciones de desrealización, que son vividas por el sujeto como si el mundoexterior fuera extraño o irreal. El individuo puede percibir una alteración extraña de la forma y el tamaño de los objetos (macropsia o micropsia), y la gente puede parecerle no familiar o inanimada. Otros rasgos asociados con frecuencia son los síntomas de ansiedad, de depresión, los pensamientos obsesivos, las preocupaciones somáticas y la alteración de la sensación subjetiva del paso del tiempo. En algunos casos la pérdida de sentimientos característica de la despersonalización puede hacer pensar en un trastorno depresivo mayor y en otros casos, coexistir con él. Asimismo, la hipocondría y los trastornos relacionados con sustancias pueden coexistir con el trastorno dedespersonalización. En las crisis de angustia se observan muy a menudo despersonalización y desrealización; sin embargo, no debe hacerse el diagnóstico de trastorno de despersonalización por separado cuando la despersonalización y la desrealización aparecen exclusivamente en el transcurso de las crisis.

Hallazgos de laboratorio. Los individuos con trastorno de despersonalización pueden mostraralta hipnotizabilidad y alta capacidad disociativa, según ha podido observarse en los tests estándar.

La despersonalización y desrealización inducidas de forma voluntaria forman parte de lasprácticas de meditación y de trance existentes en muchas religiones y culturas, y no deben confundirse con el trastorno de despersonalización.

No se conoce la prevalencia del trastorno de despersonalización en la población general ni enel contexto clínico. La mitad de la gente adulta ha sufrido alguna vez en la vida un episodio de despersonalización (breve y único), en general causado por un acontecimiento estresante grave. En aproximadamente un tercio de los individuos expuestos a situaciones de peligro que amenacen la vida y en un 40 % de los enfermos hospitalizados por trastorno mental puede darse un episodio transitorio de despersonalización.

Habitualmente, los individuos con trastorno de despersonalización son tratados en la adolescencia y la edad adulta, aunque el trastorno puede haberse iniciado y no detectado en la infancia.

Normalmente, los sujetos que acuden al médico no refieren episodios de despersonalización, sino de ansiedad, pánico o depresión. La duración de los episodios de despersonalización puede ser de muy breve (segundos) o muy persistente (años). La despersonalización subsiguiente a acontecimientos que ponen en peligro la vida del individuo (p. ej., combates militares, accidentes, víctimas de un crimen violento) suele aparecer de manera repentina durante la situación traumática. El curso del trastorno es a veces crónico, aunque marcado por remisiones y exacerbaciones. En la mayoría de las ocasiones las exacerbaciones están relacionadas con acontecimientos estresantes reales o subjetivos.

El trastorno de despersonalización debe diferenciarse de los síntomas debidos a una enfermedad médica (p. ej., epilepsia) (v. pág. 171). Para ello, hay que basarse en la historia clínica,los hallazgos de laboratorio y la exploración física. La despersonalización debida a los efectos fisiológicos directos de una sustancia se diferencia del trastorno de despersonalización por el hecho de que la sustancia en cuestión se considera etiológicamente relacionada con la despersonalización (v. pág. 198). En la intoxicación aguda por o en la abstinencia de alcohol o de otras sustancias puede aparecer la despersonalización como síntoma. Por otro lado, el consumo de sustancias puede intensificar los síntomas de un trastorno de despersonalización preexistente. Por lo tanto, para establecer un diagnóstico correcto de trastorno de despersonalización en los individuos con historia de despersonalización inducida por alcohol u otras sustancias debe efectuarse una historia longitudinal sobre el abuso de sustancias y los síntomas de despersonalización.

El trastorno de despersonalización no debe diagnosticarse por separado si los síntomas aparecen exclusivamente en el transcurso de una crisis de pánico que forma parte de un trastorno de angustia, de una fobia específica, de una fobia social o de un trastorno por estrés agudo o por estrés postraumático. A diferencia de lo que sucede en la esquizofrenia, en este trastorno el sentido de la realidad se encuentra intacto. La pérdida de sentimiento asociada a la despersonalización (por ej., torpor) puede parecerse a la depresión. Sin embargo, la pérdida de sentimientos en las personas con trastorno de despersonalización se asocia a manifestaciones de despersonalización (p. ej., el distanciamiento de uno mismo) y se presenta incluso cuando el individuo no se encuentra deprimido.